Podcasts de historia

¿Por qué se han consumido trigo y arroz en diferentes formas?

¿Por qué se han consumido trigo y arroz en diferentes formas?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Históricamente, el trigo se ha molido para hacer pan, mientras que el arroz se ha hervido y consumido en forma "granular". El maíz se ha consumido en ambos sentidos, "en mazorca" y en pan de maíz.

¿Porqué es eso?


El trigo a menudo se ha consumido hervido entero o partido, ya sea llamado bulgar o afrutado / frutado. Frumenty era un alimento ambulante común en Europa occidental hasta el siglo XIX. (Sano, Horizonte de la historia de comer y beber)

Estoy acostumbrado a comer arroz mochi como albóndigas o pasteles hervidos o horneados. También hay fideos de arroz, todos muy tradicionales.

Por lo tanto, no está realmente dividido de la forma en que piensas. Solo tienes una experiencia gastronómica limitada.

La verdadera diferencia aquí es que el trigo puede desarrollar proteína de gluten de una manera que la mayoría de los granos no pueden. Este gluten permite que el pan se eleve y desarrolle su textura similar al pan. La mayoría de los otros granos solo se pueden convertir en panes planos.

En cuanto al pan de maíz, verifiqué Pan casero por los editores de alimentos de Diario de la granja y, a excepción del pan rebozado Anadama, todo el pan de maíz se elabora con harina de trigo aromatizada con harina de maíz. El pan de centeno es pan de trigo con sabor a centeno, etc.

Ah, El libro de cocina de la mujer estadounidense 1943 nos da un pan de maíz del sur que se basa en la clara de huevo batida rígidamente para hacerlo menos que plomizo. Lo mismo ocurre con el Pan de Cuchara del Sur. No es así el johnnycake, y ya sabes la rima al respecto.

EDITAR: Lo siento, supongo que esto es algo de Nueva Inglaterra. "La sopa de guisantes y la tarta de johnny hacen que a un francés le duela la barriga". Parece que heredé la digestión de mi abuela francófona y tampoco me gusta. Pero la rima decía que ninguno de los dos era comida delicada.


Del comentario a la respuesta:

El contenido y la composición de almidón y proteína (por ejemplo, gluten) de cada tipo de grano son diferentes, incluso entre diferentes tipos de trigo. Por ejemplo, la mayoría de los tipos de trigo de la edad media en Europa no contenían suficiente gluten y no eran aptos para preparar pan. El trigo se comía a menudo cocido como polente o con agua de forma similar a la harina de salida, en lugar de pan, según la región y el tipo de trigo allí.

Incluso hoy en día, la harina de pan (harina dura) se elabora a partir de un trigo determinado con alto contenido de proteínas, mientras que otros tipos de trigo se utilizan para otras comidas (por ejemplo, trigo duro para pasta).


Alimentación y agricultura en el antiguo Japón

La dieta del antiguo Japón estuvo fuertemente influenciada por su geografía como archipiélago, los alimentos y hábitos alimenticios importados de Asia continental, las creencias religiosas y el aprecio por la apariencia estética de los platos, no solo por el sabor. El mijo fue reemplazado por arroz como el principal alimento básico de c. 300 a. C. y los mariscos se preferían a la carne, tanto por su abundancia como porque el budismo, introducido en el siglo VI d. C., prohibía en gran medida la matanza de animales y aves. Se disponía de una amplia variedad de frutas y verduras, mientras que el té y motivo eran las bebidas populares, al menos para la aristocracia.

Geografía y clima

La geografía de Japón es variada y, por lo tanto, también lo es la capacidad agrícola de cada región. La cuenca del Mar Interior entre Honshu y Shikoku se beneficia de las fuertes lluvias durante la temporada de crecimiento y los días soleados y secos de temperaturas subtropicales antes de la cosecha, mientras que las lluvias de finales de otoño que llegan con los vientos del Océano Pacífico y los inviernos suaves ayudan a los cultivos de invierno. Las lluvias tardías o los tifones tempranos pueden destruir los cultivos. Por el contrario, el noroeste de Honshu recibe vientos helados y nieve procedente de Asia.

Anuncio publicitario

Mitología

Dados los caprichos volubles de la naturaleza y la posibilidad real de fenómenos meteorológicos devastadores que podrían acabar con las cosechas, no es sorprendente que los antiguos japoneses conjuraran deidades para proteger sus intereses.

Comida (shokumotsu) podría tener sus propios dioses. Había una diosa de la comida antigua y general de Ise, e Inari se estableció como el dios nacional del arroz mucho después de que los dioses locales del arroz ya habían estado protegiendo a los agricultores y prometiéndoles una buena cosecha cuando recibieran las ofrendas adecuadas. Incluso los campos de arroz tenían su propio espíritu protector sintoísta, ta no kami. Una parte importante de la agricultura eran las ceremonias y los rituales religiosos, especialmente en torno a la siembra y la cosecha, que estaban destinados a garantizar una buena cosecha y protegerla de los desastres. Las ceremonias relacionadas con el arroz eran particularmente importantes e involucraban al emperador. La hambruna también fue representada en la mitología como una vieja bruja que había colocado trampas para peces para privar a la gente del salmón, pero que finalmente fue asesinada por el héroe Okikurmi. El budismo también presentaba figuras relacionadas con la comida, en particular Iorin, una manifestación de Kannon, que es la patrona de los pescadores, e Ida-ten, el dios de la comida en las sectas Zen. A este último se le reza antes de las comidas y está atento a cualquier exceso de apetito.

Anuncio publicitario

Agricultura

Agricultura (nogaku) en el antiguo Japón, como sigue siendo hoy, se centró en gran medida en la producción de cereales y hortalizas, y la carne solo se producía en cantidades relativamente limitadas. Las primeras fuentes de alimentos durante el período Jomon (c. 14.500 - c. 300 a. C. o antes) fueron el mijo y las hierbas comestibles. Los primeros vestigios de cultivos se remontan a c. 5700 a. C. con agricultura de roza y quema. La agricultura de áreas de tierra específicas y repetidas ocurrió desde c. 4000 a. C.

Con mucho, el alimento básico más importante fue el arroz. Hay evidencia de arroz c. 1250 a. C., introducido en Japón a través de inmigrantes de Asia continental a finales del período Jomon, pero su cultivo probablemente no fue hasta c. 800 a. C. La primera evidencia de cultivo de arroz en campos húmedos se remonta a c. 600 a. C. cuando la técnica fue introducida, nuevamente por inmigrantes de Asia, durante la transición del período Jomon al período Yayoi. Los primeros arrozales aparecieron en el suroeste y luego se extendieron hacia el norte. Los inmigrantes Yayoi también trajeron frijoles azuki, soja, trigo y, de China, lo que se ha convertido en el plato japonés. por excelencia, Sushi.

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

La agricultura se desarrolló lentamente, y no fue hasta la introducción de herramientas y técnicas de hierro de Corea en el Período Kofun (c. 250 - 538 d.C.) que se avanzó en eficiencia. Incluso durante el Período de Nara (710-794 EC) la agricultura todavía dependía de herramientas primitivas, no se preparaba suficiente tierra para los cultivos, y las técnicas de riego eran insuficientes para prevenir frecuentes malas cosechas y brotes de hambruna (notablemente en 730 EC y c. 1180 EC ). Hubo cierto apoyo estatal en forma de préstamos de semillas de arroz en el siglo IX d.C., pero las tasas de interés estaban entre el 30 y el 50%. Solo el Período Kamakura (1183-1333 EC) y la época medieval verían técnicas como el doble cultivo, mejores variedades de semillas y un uso más amplio de fertilizantes.

Dada esta falta de confiabilidad, la mayoría de los pequeños agricultores prefirieron la mayor seguridad de trabajar para los aristócratas terratenientes en sus grandes propiedades (Shoen). Solo estas fincas estaban debidamente irrigadas y los pequeños agricultores independientes tenían que ver con la lluvia o con fuentes subterráneas naturales, por lo que se conformaban con cultivos de campo seco como el mijo (y el cáñamo), así como la cebada, el trigo y el trigo sarraceno. El arroz, cuando se cultivaba en tales condiciones, estaba reservado para pagar impuestos. Otros cultivos incluían cebada y morera, esta última necesaria para la producción de seda.

Anuncio publicitario

Como Japón es una colección de islas de varios tamaños, los mariscos se adquirían fácilmente y eran mucho más populares que la carne, ya que la cría de animales era una fuente de alimentos más costosa y que requería más tiempo. Ejemplos de mariscos que se comen son mariscos, algas, pepino de mar, bonito, besugo, lubina, anguila, carpa, caballa, sardina, salmón, trucha, tiburón, langostinos, calamares, medusas y cangrejos. El pescado, si no se consumía fresco y en el lugar, se transportaba al interior seco.

Cuando el budismo se introdujo en Japón en el siglo VI EC y luego fue adoptado y patrocinado oficialmente por el estado, la religión, al evitar la matanza de animales y aves, proporcionó otra razón para que los mariscos y las verduras dominaran la dieta japonesa. El budismo no prohibió el consumo de todo tipo de carne, siendo el jabalí y el venado excepciones a la regla. El faisán fue otra carne que mantuvo su popularidad. También es cierto que algunas sectas budistas eran más estrictas y exigían a sus seguidores una dieta vegetariana.

Envían cormoranes

Sobre los bajíos superiores,

Echan redes de cazo

Al otro lado de los bajíos más bajos.

Montaña y río

Reúnanse para servirla -

¡El reino de un dios en verdad!

Manyoshu poema de Kakinomoto Hitomaro sobre la recompensa de la naturaleza por la emperatriz Jito (Ebrey, 150).

Anuncio publicitario

El período más conocido con respecto a la dieta japonesa es el período Heian (794-1185 d. C.) cuando floreció la literatura y se pueden encontrar referencias a las prácticas alimentarias entre las intrigas de la corte y los interludios románticos. Nuestro conocimiento se limita en gran medida al de la aristocracia, ya que ellos fueron los que escribieron la literatura y se concentraron en sus propias cenas lujosas celebradas en sus palacios de placer de la capital, Heiankyo (Kioto). Podemos imaginar que la dieta de la población corriente era mucho menos apetecible, aunque podría haber sido más saludable, ya que muchos nobles escritores de la corte aluden a los furúnculos y otras enfermedades relacionadas con la desnutrición que plagaron a la corte imperial.

Los aristócratas comían dos veces al día: una alrededor de las 10 de la mañana y la segunda a las 4 de la mañana, pero, de nuevo, podemos imaginar que los trabajadores y agricultores probablemente comían temprano y tarde para no interferir con su trabajo. La gente también habría comido bocadillos de frutas, nueces o pasteles de arroz, por ejemplo.

El arroz, el alimento básico, se hervía, se cocinaba al vapor o se cocinaba y luego se secaba. Se mezclaba con verduras para hacer pasteles de arroz o se convertía en una papilla espesa y se condimentaba con verduras u otros cereales. Las verduras populares incluían la versátil soja que podría convertirse en una pasta aromatizante (miso), tofu (cuajada de frijoles) o salsa de soja. Había frijoles rojos, batatas japonesas, brotes de bambú, berenjenas, pepinos, bardana, cebollas, cebolletas, ñame y rábanos. Se comían crudos o hervidos, al vapor o en escabeche. Los alimentos se condimentaron con sal, jengibre, menta, ajo, vinagre y caldo de pescado. Se logró un sabor más dulce agregando miel, una jalea de arroz o un líquido conocido como amazura que fue prensado de uvas silvestres. Otra forma de agregar sabor adicional fue cocinar con aceite de nuez o sésamo.

Anuncio publicitario

La fruta disponible incluía melocotones, naranja japonesa, mandarinas, caquis, nísperos, ciruelas, granadas, manzanas, frambuesas y fresas. También había frutos secos como castañas, nueces y piñones. Los huevos, la leche y los productos de mantequilla proporcionaron grasas (probablemente en cantidades insuficientes).

Platos japoneses por excelencia como tempura y Sukiyaki fueron introducidos en las islas mucho más tarde - tempura a través de los portugueses en el siglo XVI EC y Sukiyaki a principios del siglo XX después de que la carne de vacuno se pusiera de moda allí por los europeos occidentales.

Té (cha) fue otra introducción popular de China (siglos VI-VII EC), y según la tradición, primero creció de un arbusto que creció de los párpados descartados del sabio Daruma (también conocido como Boddhidarma), el fundador del Budismo Zen. También de China vinieron mejores plantas de té y la elaborada ceremonia involucrada en su preparación (chanoyu). Beber té fue adoptado por primera vez por los monjes budistas Zen, ya que se pensaba que ayudaba a la meditación y evitaba el sueño. También se consideró que la bebida tenía cualidades medicinales. El té se preparó machacando las hojas y haciendo una bola con amazura o jengibre, que luego se dejó reposar en agua caliente. Finalmente, a partir del 1200 d.C., se abrieron escuelas de té especializadas, la gente bebía en salones de té dedicados (chashitsu), y la mejor porcelana de la gente estaba reservada para beber té.

Finalmente, una bebida importante que, nuevamente, sigue siendo un símbolo por excelencia de Japón es motivo o vino de arroz. En la mitología, la bebida proviene de Tokio, un regalo de Sukunabikona, el dios de la magia y la curación. Motivo era y es una ofrenda común a los dioses de los santuarios sintoístas. Finalmente, ilustrando la antigüedad de motivo y su importancia en la cultura japonesa, Otomo no Tabito (665-731) compuso 13 poemas famosos alabando la bebida, y aquí está uno de ellos:

En lugar de preocuparse

Sobre cosas inútiles,

Pareceria mejor

Para beber una taza

De amor nublado.

(Keene, 137)

Este contenido fue posible gracias al generoso apoyo de la Fundación Sasakawa de Gran Bretaña.


Principales países consumidores de arroz

Porcelana

China es el mayor consumidor y productor de arroz del mundo al mismo tiempo. También ha sido una de las economías de más rápido crecimiento en el mundo en los últimos años, siendo la agricultura uno de los pilares más importantes de esta economía. En efecto, el consumo de arroz es de 142.700 toneladas métricas anuales, lo que equivale a cerca del 30% de la producción mundial de arroz. Aproximadamente el 65% de la población china consume arroz como alimento básico, y esto ha sido promovido por el uso extensivo de híbridos y condiciones de cultivo adecuadas. China exporta e importa arroz con frecuencia, a diferencia de años anteriores, sin embargo, actualmente es un exportador neto.

India

India también ha experimentado un crecimiento exponencial al igual que China. Lo mismo puede decirse del consumo de arroz, ya que India ocupa el segundo lugar con 97.350 toneladas métricas en consumo total. India produce otros granos, que incluyen trigo, sorgo y maíz. Más de la mitad de la población india depende del arroz como alimento básico, y el gobierno desempeña un papel fundamental en la producción de arroz para el consumo mediante la adquisición y el inicio de programas de distribución. Los agricultores reciben apoyo en las diferentes etapas de la producción principalmente a través de subsidios y producción, que incluyen fertilizantes, semillas, electricidad y maquinaria.

Indonesia

El tercer mayor consumidor de arroz del mundo es Indonesia, que consume 37,400 toneladas métricas. Aproximadamente el 77% de los agricultores de Indonesia cultivan arroz, y el país también es el cuarto más poblado del mundo, donde el arroz es su cultivo alimenticio más importante. Las principales áreas de cultivo son Java y Sumatra, donde el cultivo está altamente concentrado, el 60% de la producción total se cosecha solo en Java. Recientemente, la importación de arroz ha disminuido, sin embargo, se espera que aumente en los próximos años porque la población sigue aumentando. El Instituto Internacional de Investigación del Arroz estima que en los próximos 25 años más o menos Indonesia requerirá al menos un 38% más de arroz del que produce actualmente. Si bien la importación es una opción, no es aconsejable depender demasiado de ella como una forma de cubrir el déficit nacional, y el gobierno de Indonesia está desarrollando mecanismos para aumentar la producción nacional para aumentar la autosuficiencia.


¿Cuáles son los alimentos básicos más importantes del mundo?

En países del sur de Asia, como Bangladesh y Myanmar, las personas de bajos ingresos pueden obtener el 90% o más de sus calorías del arroz.

Los alimentos básicos son los que constituyen la mayor parte de una dieta en particular y, en general, suministran prácticamente la totalidad o la mayor parte de la ingesta total de energía y nutrientes. Las personas suelen consumir estos alimentos básicos a diario o varias veces al día. La cultura, el clima y el comercio son factores que determinan la popularidad de un determinado alimento. Más de 50.000 plantas son comestibles, pero muy pocas de ellas hacen una contribución significativa al suministro de alimentos para humanos. La inmensa mayoría de los alimentos básicos mundiales son los cereales. El maíz, el arroz y el trigo juntos representan el 51% de la ingesta calórica mundial. A continuación se muestra un vistazo a estos importantes alimentos básicos.

Maíz - 19,5%

Las poblaciones indígenas del México actual domesticaron el maíz por primera vez hace unos 10.000 años. Su larga historia allí explica por qué sigue siendo un alimento básico en la actualidad. Casi todos los platos típicos mexicanos giran en torno al maíz de alguna manera, y es el ingrediente principal de las tortillas de maíz, por ejemplo. Con el comercio internacional, el maíz se ha extendido por todo el mundo y ahora constituye una fuente importante de alimentos en África, Europa y Estados Unidos. La gente lo hierve y lo come entero, lo seca y pulveriza para hacer harina, y lo cuece en leche azucarada de postre. Puede procesarse para otros usos que incluyen como ingredientes edulcorantes (jarabe de maíz), alcohol (whisky) y aceite de cocina. A nivel mundial, los seres humanos obtienen el 19,5% de su ingesta calórica del maíz.

Arroz - 16,5%

El arroz es la fuente de alimento predominante cada día para más de 1.600 millones de personas en todo el mundo, desde Asia hasta América Latina y África. Domesticado por primera vez en la India y el sudeste asiático, la gente lo ha estado cultivando durante miles de años. Las investigaciones muestran que Japón comenzó a consumir arroz alrededor del año 100 a. C. Durante las expediciones comerciales portuguesas, se llevó a América del Sur. El arroz requiere un clima cálido y húmedo para sobrevivir y florece en las llanuras aluviales. China, Indonesia e India son los mayores cultivadores. Hoy en día, el arroz representa el 16,5% de la ingesta calórica mundial

Trigo - 15%

El Medio Oriente es donde se origina el trigo, ya que se cultivó por primera vez en la antigua región de Mesopotamia cerca del actual Irak. Los investigadores creen que este fue el primer cultivo domesticado, lo que provocó la expansión de la agricultura y dio como resultado un rápido aumento de la población humana. Estados Unidos, China, Rusia, India y Francia son los mayores productores de trigo del mundo. El trigo normalmente se seca y se pulveriza para hacer harina. Esta harina se utiliza para hacer pan, galletas saladas, pastas, cereales para el desayuno y pasteles. Sin embargo, su valor nutricional es mayor cuando se consume entero. Aproximadamente el 15% de la ingesta calórica mundial proviene del trigo.

Cultivos de raíces y tubérculos - 5.3%

Otra parte importante de la ingesta calórica mundial proviene del consumo de raíces, que proporcionan el 5,3% de la ingesta energética de la humanidad. Las raíces, también conocidas como tubérculos, a menudo crecen en climas que son difíciles para otros cultivos. La yuca, también llamada yuca o mandioca, es el más común de los tubérculos. Por sí solo, proporciona el 2,6% de la ingesta calórica global. Originario de la región amazónica de América del Sur, se ha abierto camino por todo el mundo. Las dietas tanto en América del Sur como en África se complementan en gran medida con esta planta. Las papas, originarias de las montañas de los Andes de América del Sur, representan el 1,7% del consumo de calorías del mundo. Fueron introducidos en Europa en el siglo XVI y se convirtieron en una fuente de alimento común para quienes viven en la pobreza. Una plaga en Irlanda provocó la Gran Hambruna de mediados del siglo XIX debido a su dependencia de este cultivo. Otras fuentes comunes de alimento de raíz incluyen la batata (.6%) y el ñame (.4%).

Otros alimentos básicos importantes

Otros alimentos básicos en todo el mundo son la soja, el sorgo y los plátanos. La soja se originó en el este de Asia y hoy se cultiva en los EE. UU. Y Brasil (entre otros lugares). Son una excelente fuente de proteínas. El sorgo es un grano que crece en climas inhóspitos y es un cultivo importante para las personas que viven en regiones semiáridas de Asia y África. Los plátanos se cultivan en áreas tropicales y selvas tropicales en América Latina y África, donde son una parte importante de la dieta local.


¿Por qué se han consumido trigo y arroz en diferentes formas? - Historia

El cultivo de trigo (Triticum spp.) Se remonta a la historia. El trigo fue uno de los primeros cultivos alimentarios domésticos y durante 8 000 años ha sido el alimento básico de las principales civilizaciones de Europa, Asia occidental y África del Norte. Hoy en día, el trigo se cultiva en más tierras que cualquier otro cultivo comercial y sigue siendo la fuente de cereales alimentarios más importante para los seres humanos. Su producción lidera todos los cultivos, incluidos el arroz, el maíz y la papa.

Aunque el cultivo es más exitoso entre las latitudes 30 & # 176 y 60 & # 176N y 27 & # 176 y 40 & # 176S (Nuttonson, 1955), el trigo se puede cultivar más allá de estos límites, desde dentro del Círculo Polar Ártico hasta elevaciones más altas cerca del ecuador. . La investigación sobre el desarrollo realizada por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) durante las dos últimas décadas (Saunders y Hettel, 1994) ha demostrado que la producción de trigo en áreas mucho más cálidas es tecnológicamente factible. En altitud, el cultivo se cultiva desde el nivel del mar hasta más de 3 000 msnm, y se ha informado a 4 570 msnm en el Tíbet (Percival, 1921).

La temperatura óptima de crecimiento es de aproximadamente 25 ° C a 176 ° C, con temperaturas de crecimiento mínimas y máximas de 3 ° C 176 ° C a 4 ° C 176 ° C y 30 ° C 176 ° C a 32 ° C ° 176 ° C, respectivamente (Briggle, 1980). El trigo se adapta a una amplia gama de condiciones de humedad, desde xerófitas hasta litorales. Aunque alrededor de las tres cuartas partes de la superficie terrestre donde se cultiva trigo recibe un promedio de entre 375 y 875 mm de precipitación anual, se puede cultivar en la mayoría de los lugares donde la precipitación varía entre 250 y 1750 mm (Leonard y Martin, 1963). La producción óptima requiere una fuente adecuada de disponibilidad de humedad durante la temporada de crecimiento; sin embargo, demasiada precipitación puede provocar pérdidas de rendimiento por enfermedades y problemas de raíces. Los cultivares de pedigrí muy diferente se cultivan en diversas condiciones de suelo y clima y muestran amplias variaciones de rasgos. Aunque el trigo se cosecha en algún lugar del mundo en un mes determinado, la cosecha en las zonas templadas se produce entre abril y septiembre en el hemisferio norte y entre octubre y enero en el hemisferio sur (Percival, 1921).

La clasificación en trigo de primavera o de invierno es común y tradicionalmente se refiere a la temporada durante la cual se cultiva el cultivo. En el caso del trigo de invierno, el brote se retrasa hasta que la planta experimenta un período de temperaturas invernales frías (0 & # 176 a 5 & # 176C). Se planta en otoño para germinar y convertirse en plantas jóvenes que permanecen en fase vegetativa durante el invierno y reanudan su crecimiento a principios de primavera. Esto proporciona la ventaja de utilizar la humedad del otoño para la germinación y hacer un uso eficaz del sol, el calor y la lluvia de principios de la primavera. El trigo de primavera, como su nombre lo indica, generalmente se planta en primavera y madura a fines del verano, pero se puede sembrar en otoño en países que experimentan inviernos suaves, como en el sur de Asia, el norte de África, el Medio Oriente y las latitudes más bajas.

El trigo es especial de varias formas. El trigo se cultiva en más de 240 millones de hectáreas, más grande que cualquier otro cultivo, y el comercio mundial es mayor que el de todos los demás cultivos juntos. El pan elevado es posible porque el grano de trigo contiene gluten, una forma elástica de proteína que atrapa burbujas diminutas de dióxido de carbono cuando ocurre la fermentación en la masa fermentada, lo que hace que la masa suba (Hanson et al., 1982). Es el mejor de los cereales y proporciona más alimento a los seres humanos que cualquier otra fuente de alimento. El trigo es un componente importante de la dieta debido a la adaptabilidad agronómica de la planta de trigo, la facilidad de almacenamiento del grano y la facilidad de convertir el grano en harina para hacer alimentos comestibles, sabrosos, interesantes y satisfactorios. Las masas producidas con harina de trigo harinero se diferencian de las elaboradas con otros cereales en sus propiedades viscoelásticas únicas (Orth y Shellenberger, 1988). El trigo es la fuente más importante de carbohidratos en la mayoría de países. El almidón de trigo se digiere fácilmente, al igual que la mayoría de las proteínas de trigo. El trigo contiene minerales, vitaminas y grasas (lípidos), y con una pequeña cantidad de proteína animal o leguminosa agregada es altamente nutritivo. Una dieta predominantemente a base de trigo es más rica en fibra que una dieta a base de carne (Johnson et al., 1978).

Figura 1.1
Superficie y producción mundial de trigo

El trigo también es una fuente popular de alimento para animales, particularmente en los años en los que las cosechas se ven afectadas negativamente por la lluvia y cantidades significativas del grano no son aptas para uso alimentario. Este grano de baja calidad se utiliza a menudo en la industria para fabricar adhesivos, aditivos para papel, varios otros productos e incluso en la producción de alcohol.

La producción mundial de trigo aumentó drásticamente durante el período 1951-1990, aunque la expansión de la superficie sembrada con trigo ha dejado de ser una fuente importante de aumento de la producción de trigo (CIMMYT, 1996) (Figura 1.1). La producción alcanzó un máximo histórico de 592 millones de toneladas en 1990 y ha sido de 500 millones de toneladas o más desde 1986, cuando se produjeron 529 millones de toneladas. Desde 1990, la producción se ha mantenido relativamente constante. La proporción de la producción de trigo de los países de ingresos altos ha disminuido de alrededor del 45 por ciento a principios del decenio de 1950 a alrededor del 35 por ciento en los últimos años. Los cambios de política hacia los programas de reservas de cultivos para preservar los suelos han tomado una superficie considerable de producción de trigo en los países de altos ingresos. En los últimos cinco años, los países en desarrollo han producido más del 45 por ciento del trigo del mundo.

Figura 1.2
Rendimientos de trigo en todo el mundo, 1951-1995

La mayor parte del aumento en la producción mundial de trigo se debió a un mayor rendimiento por hectárea (Figura 1.2). En 1951, la producción mundial fue de casi 1 tonelada / ha. Alcanzó 2 toneladas por hectárea a principios de la década de 1980 y subió a casi 2,5 toneladas por hectárea en 1995. Los rendimientos han seguido aumentando con escasos indicios de una tendencia a la reducción. Tanto los cultivares genéticamente mejorados para el rendimiento como los mejores métodos de cultivo han contribuido al aumento del rendimiento, pero es difícil cuantificar los efectos de cada uno. La estabilidad del rendimiento ha aumentado sustancialmente en todos los entornos, en gran parte debido a la adopción de cultivares de trigo semienano resistentes a enfermedades, de alto rendimiento y que responden al manejo (generalmente denominados HYV) en gran parte del mundo, particularmente en los países en desarrollo. Las prácticas agronómicas mejoradas también desempeñaron un papel importante en la mejora de la confiabilidad y sostenibilidad de los rendimientos. En Turquía, por ejemplo, la producción casi se duplicó de 9 a alrededor de 17,5 millones de toneladas entre 1971 y 1982. Este impresionante aumento se debió principalmente al uso de prácticas culturales de conservación de agua en la meseta de Anatolia (Curtis, 1982 Dalrymple, 1986). El uso de insumos de producción, principalmente fertilizantes nitrogenados y agua de riego, ha aumentado drásticamente. India y China son dos de los principales países productores de trigo en los que estos insumos han aumentado de forma espectacular. En China, el rendimiento de todos los cereales aumentó de 1,4 a 4,6 toneladas / ha entre 1961 y 1995, y durante el mismo período, los rendimientos en India se duplicaron de 1,0 a 2,1 toneladas / ha (Borlaug y Dowswell, 1996 CIMMYT, 1996).

El cuadro 1.1 contiene una lista de los principales países productores de trigo del mundo, junto con información sobre el área promedio, rendimiento, producción, importaciones netas y consumo durante el período 1993-1995. China tiene la mayor superficie terrestre dedicada a la producción de trigo, seguida de cerca por los Estados Unidos, la India y la Federación de Rusia. Kazajstán y Canadá, que ocupan el quinto y sexto lugar, producen trigo en aproximadamente la mitad de la superficie de los cuatro países principales. En los últimos años, China, con una producción promedio de más de 100 millones de toneladas anuales, se ubica muy por delante de Estados Unidos e India, cada uno con un promedio de cerca de 60 millones de toneladas. Los aumentos de la producción en China han sido dramáticos en los últimos años. La producción en 1995 fue un 3 por ciento más alta que en 1994.

Entre los productores de mayor superficie terrestre, el rendimiento de China fue de 3,5 toneladas / ha, mientras que los Estados Unidos, la India y la Federación de Rusia produjeron 2,5 y 1,5 toneladas / ha, respectivamente.

TABLA 1.1
Estadísticas de trigo seleccionadas para países específicos. 1993-1995

Importaciones netas a
('000 toneladas)

Aunque la mayor parte del trigo se consume en el país donde se produce, aproximadamente una quinta parte de la cosecha anual se exporta. El comercio mundial de trigo se estimó en 108 millones de toneladas en 1995, la mayor parte de las cuales fueron importadas por países en desarrollo. A pesar del aumento de la producción durante las últimas tres décadas, los países en desarrollo representan dos tercios de todas las importaciones de trigo, lo que representa menos de la mitad en 1961. China, el mayor productor de trigo del mundo, es también el mayor productor de trigo del mundo. importador, con un promedio de más de 10 millones de toneladas anuales desde 1980 (CIMMYT, 1996). Otros países que importan más de 5 millones de toneladas al año son la Federación de Rusia, Egipto, Japón y Brasil.

Estados Unidos, Canadá, Francia y Australia siguen siendo los principales países exportadores, con un rango de 32,7 a 10,2 millones de toneladas, respectivamente. A excepción de Francia, el trigo importado de estos países de altos ingresos suele ser un producto de calidad comprado para complementar y mejorar el uso potencial del trigo cultivado localmente. Canadá se considera una fuente importante de trigo de alta calidad y alto contenido proteico para los países importadores. Estados Unidos produce una amplia gama de trigo duro y blando que contiene proteínas de grano que van del 7 al 8 por ciento en el trigo blando al 19 al 20 por ciento en los trigos duros (Johnson et al., 1978).

La utilización o consumo mundial de trigo, definido como alimentos, piensos, semillas y usos procesados, así como desechos, se ha mantenido cerca de 550 millones de toneladas desde 1990. El consumo mundial ha aumentado rápidamente desde principios de los años sesenta. El consumo de trigo en los países en desarrollo aumentó un 35 por ciento durante el período 1963-1976. Esto se debió principalmente a una mayor urbanización y un cambio asociado en los gustos y preferencias del trigo sobre el arroz y los cereales secundarios, como el maíz y el sorgo. También fue importante la mayor adopción del trigo como alimento en países que habían consumido poco trigo en el pasado. La influencia de la urbanización en el consumo de trigo se observó con mayor claridad en el África subsahariana, donde las tasas de crecimiento del consumo per cápita a finales de los años setenta y principios de los ochenta superaron el 6 por ciento anual. Las tasas de crecimiento del consumo anual en esas zonas se han desacelerado hasta casi cero o menos, mientras que el consumo medio per cápita se mantiene cerca de los 10 kg / año. Los consumidores urbanos tienden a preferir alimentos de conveniencia que requieren poca o ninguna preparación (Curtis, 1982). Desde mediados del decenio de 1980 hasta la actualidad, el crecimiento anual del consumo de trigo en todos los países en desarrollo se ha desacelerado de alrededor del 5 por ciento a menos del 2 por ciento. En los países de ingresos altos con mercados maduros de trigo comestible, los cambios en el consumo se producen lentamente a lo largo del tiempo y están impulsados ​​por el crecimiento de la población y las preferencias alimentarias cambiantes (CIMMYT, 1996).

Los niveles de superficie, producción y rendimiento de trigo en los Estados Unidos se han mantenido relativamente estables durante los últimos 40 años o más, y los precios del trigo reflejan la mayoría de los cambios en la superficie. La tasa de crecimiento en el rendimiento del trigo y en la tasa de producción continúa un aumento lento pero constante, característico de un mercado maduro. Se cultivan cinco clases de trigo (Cuadro 1.2) en cuatro regiones. La mayor parte del trigo estadounidense se cultiva en las Grandes Llanuras desde Texas hasta Dakota del Norte. La superficie de producción de trigo durante el período 1993-1995 (cuadro 1.1) fue de alrededor de 25 millones de ha, con una producción anual promedio de 62,6 millones de toneladas. El rendimiento medio del período fue de 2,5 toneladas / ha.

TABLA 1.2
Clases de trigo producidas en los Estados Unidos

Producción y porcentaje del total

Trigo de invierno de las Grandes Llanuras

Trigo de primavera de las Grandes Llanuras

Trigo de primavera Great Plains (también en trigo occidental)

Se cultivan cinco clases principales de trigo: rojo duro de invierno (HRW), rojo duro de primavera (HRS), rojo suave de invierno (SRW), blanco y duro (Cuadro 1.2). La mayor parte del trigo HRW se cultiva en los estados centrales y meridionales de las Grandes Llanuras, la mayor parte del trigo HRS se cultiva en los estados del norte de las Grandes Llanuras y prácticamente todo el trigo SRW se cultiva en el este. El trigo blanco se cultiva principalmente en el noroeste del Pacífico y el trigo blanco de invierno en dos estados del este, Michigan y Nueva York. La mayor parte del trigo duro se cultiva en el norte de las Grandes Llanuras, principalmente en Dakota del Norte, algo de trigo duro se cultiva en el sur de California y Arizona. Recientemente ha habido interés en el cultivo de trigo blanco duro en los estados centrales de las Grandes Llanuras. Aproximadamente el 41 por ciento de la producción total de trigo de los Estados Unidos es de la clase HRW.

El trigo es el principal cultivo de Canadá. Las áreas del sur de las provincias de las praderas de Manitoba, Saskatchewan y Alberta producen alrededor del 95 por ciento de todo el trigo canadiense (Peterson, 1965). Los inviernos son largos y fríos y los veranos cortos y calurosos. Las precipitaciones son limitadas y de distribución variable, y las sequías son comunes. La baja precipitación restringe el rendimiento, pero es un factor importante en la producción de granos con alto contenido de proteínas y alta calidad de horneado. Debido a su calidad, el trigo HRS canadiense tiene una alta demanda de exportación por parte de los países que necesitan mejorar las propiedades de horneado de sus productos de harina.

Debido a los severos inviernos en las provincias de las praderas, la mayor parte del trigo producido es HRS. En el sur de Alberta se cultiva una pequeña cantidad de trigo HRW junto con algo de trigo de primavera blanco blando de regadío. El invierno blanco suave y una pequeña cantidad de trigo SRW se cultivan en las provincias orientales. El trigo duro, un importante producto de exportación, se cultiva en aproximadamente el 5 por ciento o menos de la superficie de las provincias de las praderas.

Canadá exportó un promedio del 84 por ciento de su trigo en el período 1993-1995. El consumo medio de trigo durante ese período fue de 269 kg / cápita, en comparación con 125 kg / cápita en los Estados Unidos (cuadro 1.1).

México y Centroamérica

Los únicos países con una producción significativa de trigo en esta región son México y Guatemala. Durante el período 1993-1995, México cosechó 930 000 ha / año, mientras que Guatemala cosechó 23 000 ha. El área cosechada en México creció a una tasa de 1.9 por ciento anual de 1948 a 1985, pero el área disminuyó en un total de 2.4 por ciento durante la década 1986-1995. La tasa de crecimiento de la producción de trigo de 1951 a 1985 tuvo un aumento constante del 6,2 por ciento, pero desde entonces la tasa de crecimiento ha disminuido en un 2,6 por ciento. La tasa de crecimiento de toneladas por hectárea, el rendimiento promedió un aumento del 4,2 por ciento anual entre 1948 y 1985 (CIMMYT, 1996). Una parte significativa del aumento puede atribuirse a la introducción de trigos de alto rendimiento, semienanos y resistentes a enfermedades a principios de la década de 1960 (Dalrymple, 1986). El consumo per cápita ha estado cerca de 55 kg / cápita desde 1951. El aumento de la población de 73,9 a 93,7 millones de personas entre 1982 y 1995 ha hecho necesario un aumento de las importaciones netas por un promedio de 1 427 millones de toneladas en el período 1992-1994.

El trigo representa alrededor del 10 por ciento de la superficie total de cereales en México, de la cual el 90 por ciento es trigo harinero y el 10 por ciento trigo duro. Prácticamente todo el trigo se cultiva bajo riego, la mayor parte del cual se encuentra en los estados de Sonora y Sinaloa. La región de Bahía de la meseta central produce alrededor de 100 000 ha, y algo de trigo de secano se produce en las tierras altas. La roya de la hoja (Puccinia triticina [sin. P. recondita]) y la roya del tallo (P. graminis) pueden causar graves reducciones de rendimiento si se producen infecciones en cultivares susceptibles como plantas jóvenes. El uso de cultivares resistentes ha tenido bastante éxito en el control de las royas, particularmente con la roya del tallo. La roya de la hoja es muy heterogénea y se encuentran más dificultades para mantener la resistencia genética a través de la reproducción. La roya rayada (P. Striiformis), la mancha de Septoria nodorum y la mancha de Septoria tritici (Leptosphaeria nodorum y Mycosphaerella graminicola), el virus del enano amarillo de la cebada (BYDV) y la sarna (Fusarium spp.) Son a menudo un problema en las tierras altas (Briggle y Curtis, 1987 ).

En Guatemala, el trigo se produce en los valles de las tierras altas en condiciones de secano, y los rendimientos promedian alrededor de 1,1 toneladas / ha (Cuadro 1.1). Las enfermedades afectan negativamente al cultivo en condiciones de producción generalmente húmedas. Estas enfermedades incluyen: mancha de Septoria nodorum y mancha de Septoria tritici, costra, roya rayada, BYDV y mancha bronceada (Pyrenophora tritici-repentis [Died.] Drechs.). Las malezas también son una limitación importante para la producción.

La cantidad total de trigo producida en los países andinos de Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador y Venezuela fue de sólo alrededor de 355 000 toneladas en 301 000 ha durante el período 1993-1995. Los rendimientos oscilaron entre 0,3 toneladas / ha en Venezuela y 2,0 toneladas / ha en Colombia. El consumo promedio per cápita durante el período 1992-1994 para la región fue de 45 kg / año, oscilando entre 26 kg en Ecuador y 73 kg en Bolivia. Con una población de 101,1 millones, la región importó un promedio de 37,5 millones de toneladas o alrededor de 42 kg / cápita entre 1992 y 1994. A pesar de los intentos de intervención del gobierno para aumentar la superficie y la producción de trigo en la región en los últimos años, solo se lograron ganancias marginales de 1 hasta el 2 por ciento para estos objetivos desde 1985.

Las limitaciones de producción son la disponibilidad de humedad, enfermedades, prácticas culturales deficientes y una falta general de insumos necesarios, como fertilizantes, pesticidas e implementos agrícolas. Las precipitaciones varían mucho de un año a otro, tanto en cantidad como en distribución. Se han desarrollado cultivares muy mejorados para la región, pero la disponibilidad y distribución de semillas sigue siendo un problema en la mayoría de las áreas. Se han desarrollado técnicas culturales mejoradas para algunas áreas, pero la transferencia de tecnología a los productores ha sido mínima debido a los presupuestos limitados y la consiguiente falta de infraestructura para utilizar técnicos capacitados.

Se cultivan entre 7 y 10 millones de hectáreas de trigo en la gran región del Cono Sur, principalmente en Argentina y Brasil. En el período 1993-1995, Argentina promedió 4 812 millones de ha, mientras que Brasil promedió 1 278 millones de ha. Durante ese período, el rendimiento promedio de Argentina & # 146 fue de 2,1 toneladas / ha y el de Brasil & # 146 fue de 1,5 toneladas / ha. La superficie de trigo en ambos países se ha reducido desde 1985, un 0,9 por ciento en Argentina y un 12 por ciento en Brasil. Por el contrario, Chile y Uruguay se han mantenido bastante estables en área, mientras que Paraguay casi ha triplicado su área de trigo desde 1981. Todos los países, excepto Brasil, han mostrado un aumento significativo en la tasa de crecimiento del rendimiento de trigo desde 1951, en gran parte debido a cultivares mejorados y cultivos. prácticas y, en particular, una mejor resistencia a las enfermedades. Brasil mostró un aumento espectacular del 7,9 por ciento en la tasa de crecimiento del rendimiento durante la década 1976-1985, pero las tasas de crecimiento fueron ligeramente negativas en la mayoría de las otras décadas desde 1951. La degradación y erosión del suelo son problemas en toda la región que causan graves pérdidas de suelo y suelo Fertilidad. Las prácticas de labranza de conservación, especialmente la labranza cero y la adición de cultivos de abono verde en la rotación, se están extendiendo rápidamente en la región (M.M. Kohli, comunicación personal, 1998).

Todos los países son importadores netos de trigo, excepto Argentina, que exportó casi 6 millones de toneladas anuales durante el período 1992-1994. El consumo per cápita es de 70 kg para la región, que tiene una población de alrededor de 220 millones (CIMMYT, 1996).

Los ambientes para la producción de trigo en el Cono Sur son muy variables, desde la favorable pampa h & uacutemeda (llanuras húmedas) de Argentina hasta las condiciones ácidas del suelo de Brasil. El trigo se cultiva en el área tropical del Cerrado, cerca de Brasilia en Brasil (15 & # 176S), y tan al sur de Chile como 41 & # 176S, cerca de Puerto Montt.

Las tensiones ambientales son grandes en la región e incluyen clima impredecible, régimen de alta temperatura, baja radiación solar, sequía, problemas del suelo, brotes antes de la cosecha, enfermedades y plagas de insectos. En Argentina, los factores ambientales que afectan al cultivo durante el ciclo de crecimiento son el calor temprano y tardío, la sequía temprana y media, las heladas en la floración y las lluvias en la cosecha. Las enfermedades pueden limitar la producción, pero la mayoría de los cultivares comerciales son resistentes a las royas del tallo, las hojas y las rayas. Se necesita una mejor resistencia contra la mancha, la costra y el rayado bacteriano de las hojas por Septoria tritici (Xanthomonas translucens pv. Undulosa). El uso de fertilizantes nitrogenados en el país promedia alrededor de 20 kg / ha. Sin embargo, en las áreas más húmedas del sur, el promedio es de unos 40 kg / ha de nitrógeno, aunque algunos agricultores utilizan de 50 a 60 kg / ha.

En Brasil, los rendimientos son bajos e inestables debido a: (i) suelos ácidos con altos niveles de aluminio soluble y fuerte fijación de fósforo (ii) presiones de enfermedades graves de royas, Septoria, helmintosporio, sarna y mildiú polvoriento (iii) precipitaciones variables, a menudo excesiva en el sur de Brasil y corta en el centro de Brasil y (iv) heladas no estacionales. En el norte de Brasil, el calor de principios, mediados y finales de temporada y la sequía de mediados y finales de temporada afectan negativamente a la cosecha. Son comunes las heladas en la floración y el exceso de lluvia en la cosecha. En el sur de Brasil, las heladas en la floración y las lluvias en la cosecha pueden reducir gravemente la producción (Kohli y McMahon, 1988).

La producción de trigo en Chile aumentó drásticamente durante el decenio 1981-1991 de 0,65 a 1,7 millones de toneladas. La superficie de trigo también aumentó de 0,37 a 0,58 millones de ha. Los rendimientos obtuvieron una ganancia correspondiente de 1,7 a 3,2 toneladas / ha, en gran parte debido a cultivares muy mejorados y algunas mejoras en las prácticas culturales. La superficie de trigo se redujo drásticamente durante el período 1993-1995 a un promedio de 0,38 millones de ha, pero el rendimiento por hectárea ha seguido aumentando. Uruguay y Paraguay son productores menores de trigo en el Cono Sur. Desde 1981, la superficie de trigo de Uruguay (201 000 ha) se ha mantenido relativamente estable, mientras que Paraguay casi ha triplicado su superficie (202 000 ha). Durante este período, los rendimientos en Uruguay aumentaron de 1,1 a 2,0 toneladas / ha y en Paraguay de 1,6 a 2,2 toneladas / ha. Las enfermedades son los factores que limitan el rendimiento más importantes de la producción de trigo en Uruguay (M.M. Kohli, comunicación personal, 1998).

Los principales países productores de trigo en Europa Occidental en orden de producción son Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, España y Portugal. Otros países con una producción significativa son Bélgica / Luxemburgo, Holanda y Dinamarca. La temporada de cultivo de trigo es larga, generalmente de 10 a 11 meses, comenzando en octubre o noviembre y terminando en agosto o principios de septiembre. Los inviernos son generalmente largos, nublados, fríos y los veranos húmedos son frescos. El grano puede clasificarse como trigo SRW de calidad generalmente baja debido a su bajo contenido en proteínas y bajo contenido de gluten. El trigo de primavera se cultiva en menos del 10 por ciento del área. Aunque el alojamiento sigue siendo un problema, los cultivares más nuevos con paja más corta y rígida han aliviado enormemente el problema. Europa occidental es un gran consumidor de fertilizantes de nitrógeno, fósforo y potasio (NPK).

Los países de Europa occidental tienen los rendimientos más altos del mundo, donde cinco de los ocho países enumerados en la Tabla 1.1 tenían promedios superiores a 6 toneladas / ha. Los Países Bajos cosecharon la asombrosa cantidad de 8,6 toneladas / ha entre 1993 y 1995, y el Reino Unido obtuvo un promedio de 7,5 toneladas / ha.

Enfermedades como la sarna, la roya rayada, la mancha de Septoria tritici, la mancha de Septoria nodorum y diversas pudriciones de las raíces causan algunas pérdidas cada año, especialmente en Europa continental. La fumigación con fungicidas se practica comúnmente para controlar estas enfermedades.

Europa del Este y la ex Unión Soviética

Durante el período 1993-1995, la superficie total de trigo cosechada en los países de Europa oriental y la ex Unión Soviética promedió alrededor de 54,6 millones de ha anuales; sin embargo, nueve productores principales de los 13 países cosecharon un promedio de alrededor de 51,1 millones de ha o cerca del 94 por ciento del total. (CIMMYT, 1996). Los rendimientos son altos y varían entre 2,7 toneladas / ha para Rumanía y un promedio de 4,4 toneladas / ha para la ex Checoslovaquia. Los rendimientos en Kazajstán fueron de solo 0,7 toneladas / ha en comparación con 1,5 toneladas / ha para la Federación de Rusia (Tabla 1.1).

El clima de Europa del Este varía de oceánico a continental, con inviernos muy fríos y generalmente húmedos. Los trigos cultivados son en su mayoría tipos de hábito invernal y se siembran en otoño. La siembra ocurre durante septiembre y octubre, y la cosecha ocurre en julio y agosto. Los fertilizantes NPK se utilizan mucho, y en algunas áreas también se requieren fertilizantes de calcio (Ca) y magnesio (Mg). Los plaguicidas también se utilizan mucho (CIMMYT, 1978).

Las principales limitaciones a la producción en Europa del Este incluyen enfermedades, alojamiento y muerte invernal de plantas. Las sequías también ocurren en algunos años y pueden resultar en graves pérdidas de cultivos. Las enfermedades notificadas con mayor frecuencia son el mildiú polvoroso, la pudrición de la raíz de las tierras secas, la costra, las tres royas, la mancha de Septoria nodorum y la mancha ocular (Pseudocercosporella herpotrichoides [Fron] Deighton). El alojamiento causa grandes pérdidas y se está reduciendo parcialmente mediante el uso del regulador del crecimiento de las plantas CCC (cloruro de [2-cloroetil] trimetilamonio) para reducir la altura de la paja y mediante el uso de cultivares de paja más corta y rígida. Gran parte del trigo en Europa del Este se utiliza como grano para piensos.

Gran parte del área agrícola en la ex Unión Soviética tiene un clima similar al área cultivada en Canadá y los estados del centro norte de los Estados Unidos. En las áreas de cultivo de trigo que se encuentran en las mismas latitudes que las provincias de las praderas de Canadá, la temporada de crecimiento es corta y las heladas tardías y las primeras nieves son comunes. Las áreas lo suficientemente cálidas para un mejor crecimiento de las plantas carecen de suficiente lluvia. Las áreas semidesérticas y desérticas dominan la parte sur de la región. La variabilidad del clima de un año a otro tiene un efecto deletéreo sobre la producción agrícola en el área de la ex Unión Soviética. Con frecuencia, los rendimientos disminuyen y, a veces, las cosechas se pierden por completo debido a la sequía, los vientos desecantes o las tormentas violentas. El agua suele ser demasiado limitada para fines de riego. Un activo agrícola importante es el amplio cinturón de suelo fértil de Chernozem (Mollisols) que se extiende desde la frontera occidental de Ucrania mucho más allá de los Montes Urales y hasta Kazajstán y Siberia occidental. La mayor parte del trigo que se produce se utiliza para hacer pan. El trigo de primavera es rico en proteínas y tiene muy buena calidad para hornear. El grano de muy baja calidad se alimenta al ganado.

Los 29 millones de ha de trigo cultivados y 102,6 millones de toneladas cosechadas anualmente en China durante el período 1993-1995 constituyen la mayor superficie y producción de cualquier país del mundo. El trigo se cultiva en el 33 por ciento de toda la superficie de cereales en China. Aunque hubo un pequeño aumento de la tasa de crecimiento en el área de trigo, la tasa de crecimiento del rendimiento del trigo en China ha mostrado un aumento en cada década desde 1951. La mayor ganancia fue durante el período 1977-1985 cuando la tasa de crecimiento del rendimiento aumentó un 8,4 por ciento. La tasa de crecimiento de la producción durante el mismo período fue del 8,6 por ciento. El rendimiento promedió 3,5 toneladas / ha en el período 1993-1995. A pesar de esto, China importa anualmente 8,7 millones de toneladas para alcanzar la tasa de consumo de 93 kg / persona (CIMMYT, 1996).

El trigo se cultiva en toda China, la mayor parte al este del meridiano 100. Las tres áreas principales de cultivo de trigo, designadas de acuerdo con el hábito de crecimiento, son la región del trigo de invierno del norte, la región del trigo de invierno del sur (donde los trigos facultativos y de primavera se siembran en otoño) y la región de trigo de primavera. Estos se subdividen a su vez en diez subregiones. La mayor parte de la superficie total se siembra con trigo de invierno. Se prefiere el grano blanco, pero se producen grandes cantidades de grano rojo. Los trigos con estatura semienana ahora predominan en China.

Las tensiones ambientales varían de una región a otra. La sequía primaveral y los vientos cálidos y secos durante el período de llenado de grano del cultivo son comunes en las áreas de trigo del norte y el oeste. En las áreas de cultivo de trigo del centro y sur, donde hay más humedad, es común el cultivo doble o triple en rotaciones de arroz y trigo. La humedad excesiva y los brotes en la cabeza son problemas comunes (Q. Zhuang, comunicación personal, 1984).

Las enfermedades pueden causar importantes pérdidas de cultivos en China. Las royas de las hojas, los tallos y las rayas siguen siendo una fuente constante de preocupación en la mayoría de las diez regiones de trigo. La sarna es una enfermedad grave en el valle del río Yangtze con pérdidas mensurables que ocurren cada año. Otras enfermedades importantes en China son el mildiú polvoroso, el BYDV, el tizón de las hojas, la pudrición de las raíces, el tizón común, el carbón suelto y el moho de la nieve. Los insectos que causan daños a la cosecha de trigo incluyen pulgones, gusanos soldados y varias especies que habitan el suelo (Z. Liu, comunicación personal, 1982).

La República de Corea produce una cantidad muy pequeña de trigo e importa 4,8 millones de toneladas al año. El consumo es de 104 kg / persona. La República Popular Democrática de Corea produce sólo 124 000 toneladas de trigo al año e importa una pequeña cantidad. Mongolia cosechó un promedio anual de 343 000 toneladas de trigo en una superficie plantada de 425 000 ha durante el período 1993-1995 (cuadro 1.1).

La producción de trigo abarca un área enorme en el sur de Asia, donde se produjeron 78 millones de toneladas anualmente en 34,5 millones de ha durante el período 1993-1995. Los países productores de trigo son India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Myanmar en orden de importancia. La mayor cantidad de trigo se produce en las cuencas del Ganges y Nurmada en la India y en el valle del río Indo en Pakistán. Gran parte del trigo en la India y Pakistán se riega, mientras que en Nepal y Bangladesh es principalmente de secano. Se prefieren los cultivares de grano blanco y son principalmente de hábito primaveral, pero generalmente se siembran en noviembre y diciembre y se cosechan en abril y mayo. Todos los países del sur de Asia son importadores netos de trigo. El consumo es más alto en Pakistán con 141 kg / cápita y el más bajo en Myanmar con 3 kg / cápita (cuadro 1.1).

La India es uno de los mayores productores de trigo del mundo, con alrededor de 25 millones de hectáreas en producción y un promedio de casi 60 millones de toneladas en los últimos años. Más del 90 por ciento de la superficie está sembrada con trigo harinero, que se cultiva en todo el país. El trigo duro o macarrones representa alrededor del 8 por ciento del área. La cosecha se cultiva en la mayor parte del país, pero casi el 70 por ciento se encuentra en las llanuras del norte y el 20 por ciento en el centro de la India. La India ha logrado un progreso notable en el aumento de la producción y la productividad de trigo. Durante el período 1967-1990, la superficie de trigo se expandió a una tasa anual del 2,5 por ciento, la producción un 5,2 por ciento y la productividad (toneladas / ha) un 3,1 por ciento (Tandon, 1993).

Los cultivares semienanos de alto rendimiento de México se introdujeron en la India en 1962, cuando la producción anual promedio del país era de aproximadamente 11 millones de toneladas. Con su resistencia al acame y su resistencia mejorada a las enfermedades, estos cultivares introducidos aprovecharon las prácticas culturales mejoradas, incluida la aplicación de fertilizantes más pesados. En los años siguientes, la producción aumentó a medida que los cultivares semienanos se mejoraron aún más en cuanto a resistencia a enfermedades, productividad y respuesta a sistemas de cultivo más intensivos. El trigo de regadío se cultiva en un sistema en el que la intensidad del cultivo es del 200 por ciento o más. La rotación de arroz y trigo es la secuencia de cultivo dominante. También se utilizan cultivos distintos del arroz que preceden al trigo, especialmente en las regiones central y sur. En el gran programa de investigación y desarrollo de trigo de la India, se analiza gran parte del germoplasma para detectar tensiones bióticas y abióticas importantes. Entre las plagas bióticas importantes se incluyen las royas, el tizón de Karnal, el tizón foliar, el mildiú polvoroso, el tizón común, el tizón de bandera y las plagas de nematodos e insectos. La sal, el calor y la sequía son las principales tensiones abióticas. Se utilizan grandes cantidades de fertilizantes NPK para producir la cosecha de trigo en la India (Tandon, 1993).

Durante las últimas tres décadas, el aumento de la productividad agrícola en Pakistán se debió en gran parte al despliegue de cultivares de alto rendimiento, un mayor uso de fertilizantes y una mayor disponibilidad de agua de riego. A mediados del decenio de 1980, se habían adoptado cultivares de trigo semienano en casi todas las tierras de regadío y se estaban aplicando al trigo más de 100 kg / ha de fertilizante en promedio. La producción de Pakistán promedió 16,1 millones de toneladas en 8,2 millones de ha cada año durante el período 1993-1995 (Cuadro 1.1). El arroz-trigo, el berseem-trigo y el algodón-trigo son los principales sistemas de cultivo intensivo en Pakistán (Aslam et al., 1989).

Nepal ha compartido resultados de mejora de la producción de trigo similares a los de Pakistán y el norte de la India y esencialmente por las mismas razones. Las cifras de producción de trigo de Bangladesh aumentaron drásticamente de 1966 a 1985. En ese momento, el trigo se cultivaba en 126 000 ha con un rendimiento medio de 1 tonelada / ha. La superficie de trigo aumentó a más de 600 000 ha en 1985 con un rendimiento de 2,16 toneladas / ha. Sin embargo, la superficie, la producción y el rendimiento de trigo disminuyeron ligeramente durante el período 1985-1995.

Cinco países, Turquía, Irán, Irak, Siria y Afganistán, producen alrededor del 95 por ciento del trigo en Asia occidental, y la superficie de trigo de Turquía e Irán comprende el 75 por ciento del área y la producción totales. Los niveles de rendimiento varían de 0,7 toneladas / ha en Irak a 4,5 toneladas / ha en las tierras de regadío de Arabia Saudita. Los rendimientos de Turquía e Irán están por debajo de 2,0 toneladas / ha. Turquía y Arabia Saudita son exportadores netos, mientras que todos los demás países de la región son importadores netos. Durante el período 1992-1994, el consumo de la región promedió 203 kg / cápita y Turquía consumió 304 kg / cápita (CIMMYT, 1996). El consumo se da en muchas formas, como panes con levadura y sin levadura y bulgar.

Las condiciones climáticas de la región son variables y diversas. Hay dos grandes zonas agroclimáticas donde se cultivan los cereales, el mediterráneo y el altiplano. La zona mediterránea se caracteriza por veranos calurosos y secos e inviernos fríos y húmedos. Las precipitaciones son muy irregulares y provocan fluctuaciones sustanciales en la productividad de los cultivos. En la zona de tierras altas, gran parte de la cual supera los 1000 m de altitud, los inviernos son fríos y los veranos calurosos. Con la notable excepción de Turquía, los suelos de esta zona son generalmente poco profundos. Los cultivos generalmente se plantan en otoño, aunque las plantaciones de primavera son importantes en partes de Turquía y Afganistán.

Las principales limitaciones que afectan a la producción de cultivos son la sequía, las enfermedades, los insectos y las malas hierbas. Las precipitaciones se reciben en cantidades variables en la tierra cultivable, que van desde solo 200 a 600 mm / año, la distribución también es muy variable. Se practica poco riego.

Las principales enfermedades son las royas de las hojas, de las rayas y del tallo, la mancha de Septoria tritici, el mildiú polvoroso, el carpintero común y enano, el carbón suelto, la mancha bronceada y el virus BYDV. La mosca de la arpillera y la mosca sierra del tallo del trigo causan pérdidas importantes en algunos años. La plaga solar y los pulgones son otros insectos de importancia (Miller, 1991).

Dos clases de trigo, común y duro, son los principales cultivos. El trigo blando es el más prevalente, particularmente en las áreas de mayor precipitación. El trigo duro ocupa una gran superficie, pero se cultiva principalmente donde las precipitaciones son más limitadas (300 a 500 mm). Los trigos Springhabit predominan en la zona mediterránea y generalmente se plantan en otoño. Los trigos facultativos y de invierno se cultivan con mayor frecuencia en las zonas montañosas, se plantan en octubre y noviembre y se cosechan en junio y julio. En los últimos años, la investigación ha demostrado que las deficiencias de elementos menores, como el zinc, contribuyen significativamente a los bajos rendimientos. Se están realizando investigaciones para comprender mejor las complejidades de la relación entre el rendimiento y los elementos menores del suelo.

Los cinco países de África del Norte, Argelia, Egipto, Libia, Marruecos y Túnez son grandes consumidores de trigo con un consumo medio regional de 215,8 kg / cápita. Durante el período 1993-1995, la producción media de la región fue de 8,8 millones de toneladas y las importaciones de trigo promediaron 14,6 millones de toneladas (116 kg / cápita) o alrededor del 150 por ciento de la producción. El trigo se cultiva en unos 5,5 millones de hectáreas, de las cuales la mayor parte es de secano, excepto en Egipto, donde casi todo el trigo se riega. Los rendimientos en condiciones de secano promedian cerca de 1 tonelada / ha, mientras que los rendimientos superan las 5 toneladas / ha bajo riego en Egipto (Cuadro 1.1).

La superficie total de cultivo de cereales del norte de África es de aproximadamente un 50 por ciento de trigo duro y un 20 por ciento de trigo blando, y la cebada ocupa la mayor parte de la superficie restante. Las precipitaciones son muy variables en cantidad y distribución y se producen en los meses de invierno. El trigo se cultiva como cultivo de invierno para coincidir con la temporada de lluvias. La cosecha es en mayo o junio.

Los principales peligros de la producción de trigo, además de la falta de humedad, incluyen enfermedades, insectos y la falta de adopción de prácticas culturales mejoradas. La mancha de Septoria tritici y la roya rayada pueden causar graves pérdidas en los años más húmedos. Otras enfermedades prevalentes incluyen la roya del tallo, el mildiú polvoroso, la mancha bronceada y la pudrición de las raíces. La mosca de Hesse causa anualmente daños importantes, particularmente en Marruecos, al igual que la mosca de sierra del tallo del trigo en varios países. Los pulgones y nematodos también causan problemas en algunos años.

El trigo cultivado en Sudáfrica, Etiopía, Sudán y Kenia en 2,5 millones de hectáreas representa el 94 por ciento de la superficie total sembrada de trigo en África oriental y meridional. Tanzania, Zimbabwe y Zambia plantan colectivamente 105 000 ha, y una pequeña cantidad se cultiva en Angola, Mozambique y Somalia. La producción de trigo en la región ha promediado 4,3 millones de toneladas anuales en los últimos años y se importaron 2,8 millones de toneladas, todos los países son importadores netos. El consumo varía de 61 kg / cápita en Sudáfrica a 5 kg / cápita en Tanzania. El rendimiento promedio de la región en el período 1993-1995 fue de 1,6 toneladas / ha, con altos rendimientos de 4,9 toneladas / ha para Zimbabwe y 3,1 toneladas / ha para Zambia y un rendimiento muy bajo de 0,4 toneladas / ha para Somalia (CIMMYT, 1996 ).

La mayor parte del trigo en África oriental se cultiva a grandes alturas (por encima de 1 500 m). A lo largo del ecuador, la elevación del trigo es de 3000 mo más. El trigo se produce generalmente en condiciones de secano, excepto en las tierras bajas de Somalia, Zambia y Zimbabwe, donde se practica el riego. En el altiplano, la precipitación media es de entre 600 y 700 mm y suele caer de junio a septiembre. Los suelos son generalmente bajos en nitrógeno (N) y fósforo (P) y algunos elementos menores. El trigo generalmente se planta de mayo a julio y se cosecha en septiembre u octubre. En Kenia, a veces se cultiva una segunda cosecha. El trigo blando se cultiva en gran parte de África oriental, excepto en Etiopía, donde el trigo duro se cultiva en un 60 a un 70 por ciento de la superficie.

Las principales enfermedades en las tierras altas son la roya rayada y las manchas de Septoria, particularmente la mancha de Septoria tritici. La roya del tallo puede ser muy perjudicial para el trigo blando en Kenia y el trigo duro en Etiopía. Otras enfermedades importantes en algunos años son el tizón común, el tizón suelto, el BYDV y la estría bacteriana de las hojas.

En Sudáfrica, durante el período 1993-1995 se cultivó trigo anualmente en alrededor de 1,2 millones de hectáreas con una producción media de casi 2,0 millones de toneladas. El rendimiento medio fue de 1,7 toneladas / ha. Los bajos rendimientos son el resultado de la escasez de precipitaciones en el Transvaal, el área de trigo de invierno, y de suelos pobres en áreas de lluvias más intensas. La roya del tallo es la enfermedad más importante del trigo de invierno y cuando se asocia con la pudrición de las raíces, en condiciones favorables para los patógenos, puede reducir el rendimiento hasta en un 50 por ciento. La roya de la hoja y la mancha de Septoria tritici son comunes pero generalmente no son demasiado destructivas para el rendimiento. Los pulgones pueden causar graves daños en algunos años. La siembra se produce de abril a agosto y septiembre, excepto en el norte de Transvaal, donde la siembra es de febrero a marzo y la cosecha se produce en julio. El resto de la cosecha se recolecta de noviembre a enero. El trigo se utiliza para el consumo humano en forma de pan, pasteles, bollería y galletas.

Australia cultivó trigo en un promedio de 8,7 millones de ha durante el período 1993-1995 con una producción media de alrededor de 14,0 millones de toneladas, de las cuales casi el 73 por ciento se exportó (cuadro 1.1). La superficie plantada con trigo ha variado hasta un 25 por ciento desde un máximo de más de 12,2 millones de ha hasta un mínimo de alrededor de 8,5 millones de ha durante los años de 1982 a 1995. Los rendimientos en toneladas por hectárea han aumentado gradualmente durante el mismo período. La mayor parte del trigo se cultiva en el cinturón arqueado de tierra que se curva a lo largo de las regiones este y sur, donde las lluvias invernales son suficientes para producir una cosecha. El trigo de primavera se cultiva como cultivo de invierno, se siembra en otoño (mayo a junio) y se recolecta a principios del verano (noviembre a diciembre).

Los rendimientos de trigo en Australia son bajos y muy variables debido principalmente a fluctuaciones extremas en las precipitaciones anuales, que varían de 250 a 650 mm de mayo a octubre. Otras limitaciones para la producción son la baja fertilidad del suelo, las enfermedades (roya del tallo, roya rayada, manchas de Septoria y tupí) y nematodos. La aplicación de N (a través de métodos de cultivo de pastos) y P dan buenas respuestas a los cultivos. La superficie total de trigo dedicada a cultivares semienanos fue del 91 por ciento en 1994 (CIMMYT, 1996).

El trigo es un cultivo importante en Nueva Zelandia, pero sólo se cultiva en 39 000 ha, con una producción media de 232 000 toneladas durante el período 1993-1995. El área de producción se encuentra principalmente en el lado este de la Isla Sur. Los rendimientos son altos con un promedio nacional de 6,0 toneladas / ha. Se cultivan tanto trigos de hábitat de invierno como de primavera.

PRODUCCIÓN DE TRIGO EN EL FUTURO

La tasa de crecimiento de la población mundial de 1993 a 2000 se estima en 1,5 por ciento, mientras que la tasa de crecimiento de la producción de trigo de 1985 a 1995 fue de 0,9 por ciento (CIMMYT, 1996). Si el crecimiento de la población sigue duplicando el crecimiento de la producción de trigo, es probable que surjan serias dificultades para mantener un suministro de trigo para las generaciones futuras. Se proyectaba que la población mundial sería de 5.800 millones de personas a fines de 1997 y se espera que alcance los 7.900 millones para el año 2025, o aproximadamente un aumento del 35 por ciento (Oficina del Censo de los Estados Unidos, 1998). En términos simplistas y asumiendo un cambio mínimo o nulo en el consumo mundial per cápita de trigo, se necesitará una proyección de 786 millones de toneladas de trigo anualmente para uso humano en el año 2025, un aumento de la producción anual de 204 millones de toneladas por encima de la producción en 1997. Esto subraya la necesidad de aumentar la producción de forma rápida y continua. Se puede lograr una mayor producción de trigo de dos maneras: (i) expandiendo el área de trigo y (ii) mejorando el rendimiento por unidad de área sembrada. Además, la reducción de las pérdidas antes y después de la cosecha permitiría disponer de más trigo para el consumo.

Debido a otros usos agrícolas y no agrícolas, no es probable que se disponga de una mayor superficie de tierras agrícolas productivas para la producción de trigo. Por lo tanto, cualquier aumento de la superficie de tierra para el trigo provendrá, necesariamente, del uso de áreas más marginales o no tradicionales. Los fitomejoradores y agrónomos han estado desarrollando cultivares mejorados y técnicas de cultivo durante varios años para permitir que el trigo se cultive en condiciones más adversas, como en suelos ácidos y salinos, con mayor tolerancia al calor y en ambientes más tropicales. Se ha logrado un progreso considerable hacia estas mejoras, pero se necesitarán más investigaciones para asegurar una producción estable de trigo en los entornos más difíciles requeridos para la expansión del área.

También son necesarios incentivos sociales y económicos que alienten a los agricultores a adoptar tecnologías agrícolas progresivas. Dado que la mayoría de los agricultores potenciales en áreas no tradicionales operan a un nivel de subsistencia, las nuevas tecnologías agrícolas deben ser rentables. En la mayoría de los países, será necesario el establecimiento de programas gubernamentales para facilitar la distribución adecuada de insumos a los agricultores y la entrega de su mayor producción al mercado.

Los rendimientos de los cultivos dependen de las interacciones de factores socioeconómicos, biológicos, tecnológicos y ecológicos. Existe una controversia considerable entre los científicos con respecto a los logros que se pueden lograr para aumentar aún más el rendimiento de trigo por unidad de área. Existe una gran brecha entre los rendimientos que se han logrado en los campos experimentales y los obtenidos en los campos de agricultores & # 146. Se proyecta que el rendimiento absoluto, basado en el potencial genético, sea de 20 toneladas / ha (Hanson et al., 1982). El rendimiento comercial más alto reportado es de 14 toneladas / ha en un ambiente, lugar y año determinados (Cook y Veseth, 1992). En cambio, el rendimiento medio mundial de trigo durante el período 1993-1995 fue de 2,5 toneladas / ha. Cerrar la brecha de rendimiento debe ser, necesariamente, uno de los principales objetivos de las organizaciones involucradas con la política alimentaria mundial y la investigación del trigo para el futuro.

La investigación actual para mejorar los rendimientos de trigo cubre un frente amplio e incluye una mayor mezcla de germoplasma mediante cruzamiento, hibridación interespecífica e intergenérica, técnicas de biotecnología, trigo híbrido, estudios básicos sobre la fisiología de la planta de trigo y sobre las relaciones planta-hospedante de varias plagas que atacarlo y muchas otras importantes vías de investigación.

Aslam, M., Majid, A., Hobbs, P.R., Hashmi, N.I. & amp Byerlee, D. 1989. Trigo en el sistema de cultivo de arroz y trigo del Punjab: una síntesis de los resultados de la investigación en fincas 1984-1988. Documento PARC / CIMMYT No. 89-3. Islamabad, Consejo de Investigación Agrícola de Pakistán.

Borlaug, N.E. & amp Dowswell, C.R. 1996. Las tierras ácidas: una de las últimas fronteras de la agricultura. En A.C. Moniz, A.M.C. Furlani, R.E. Schaffert, N.K. Fageria, C.A. Rosolem y H. Cantorella, eds. Interacciones planta-suelo a pH bajo. Proc. 4to Int. Symp. Belo Horizonte, Brasil, Sociedad Brasileña de Ciencias del Suelo.

Briggle, L.W. 1980. Origen y botánica del trigo. En E. H & aumlfliger, ed. Trigo documenta cibageigy, pág. 6-13. Basilea, Suiza.

Briggle, L.W. & amp Curtis, B.C. 1987. Trigo en todo el mundo. En E.G. Heyne, ed. Trigo y mejora del trigo, 2ª ed. Agronomía 13: 1-32.

CIMMYT. 1978. Informe del CIMMYT sobre mejoramiento del trigo 1978. México DF.

CIMMYT. 1996. CIMMYT 1995-96 hechos y tendencias mundiales del trigo: comprensión de las tendencias mundiales en el uso de la diversidad del trigo y los flujos internacionales de recursos genéticos del trigo. México DF.


Procesamiento de granos

A diferencia de los herbívoros con estómagos de múltiples cámaras que pueden vivir de los arbustos, nosotros no podemos simplemente agarrar una semilla de grano del tallo de la hierba y empezar a picar. Necesitamos procesar los granos para digerirlos.

La investigación genética muestra que los agricultores del Neolítico cultivaban plantas como el maíz para hacerlas más comestibles.

Algunos métodos populares incluyen:

  • Agrietado: El grano se rompe en trozos más grandes.
  • Corte de acero: El grano se corta en unas 3 piezas.
  • Arrollado: El grano se cuece al vapor y se aplana entre dos rollos lisos.
  • Hinchado: El grano se hincha con alta presión y vapor.
  • Perlado o pulido: Las capas de grano externas se eliminan en diversos grados.
  • Suelo: A menudo llamado "comida". Piense en la harina de avena o de maíz.
  • Empapado / germinado: Este es un grano malteado. Se seca y madura antes de moler.


Cultivos de alimentos básicos del mundo

Nuestras capas MapMaker Interactive muestran cuántas toneladas de yuca, maíz, plátanos, papas, arroz, sorgo, soja, camote, trigo y ñame se produjeron por país como promedio entre 2010 y 2012.

Geografía, Sistemas de información geográfica (SIG)

Enlaces

¿Dónde cree que se consume un cultivo básico en la misma zona en la que se cosechó?

Varía según el cultivo: El arroz, por ejemplo, se produce y consume en gran medida en Asia. También lo son el ñame y los plátanos en el África subsahariana.

La domesticación es el proceso de adaptación de plantas y animales silvestres para uso humano. ¿Sabes dónde se domesticaron originalmente los cultivos alimentarios de & rsquos?

  • Trigo y otros cereales (como el centeno y la cebada) ocurrieron en el Media Luna Fértil.
  • Las Americas contribuido a la domesticación de maíz (México), mandioca (Brasil), papa (región de los Andes) y camote (América del Sur).
  • Africanos primer domesticado sorgo y ñame.
  • Arroz y soja fueron domesticados en Este de Asia, mientras que varias especies de ñame y plátano fueron domesticados en El sudeste de Asia.

Por uso, los cultivos se dividen en seis categorías: cultivos alimentarios, cultivos forrajeros, cultivos de fibra, cultivos oleaginosos, cultivos ornamentales y cultivos industriales. ¿Puede dar un ejemplo de cada uno de estos cultivos?

Arroz es un líder comida cultivo.

Maíz es un líder alimentación cultivo.

Algodón es un líder fibra cultivo.

Soja eres un líder petróleo cultivo.

Flores eres un líder ornamental cultivo.

Tabaco es un líder industrial cultivo.

  • Las tierras de cultivo cubren 1.53 mil millones de hectáreas en la Tierra, que es aproximadamente el 12% de la Tierra y la tierra libre de hielo.
  • Los cereales representan más de la mitad del área cosechada mundial y rsquos. Los cereales son pastos productores de granos, como el trigo, el arroz, el maíz y el mijo. De las 2.300 millones de toneladas de cereales producidas, alrededor de 1.000 millones de toneladas se destinan a uso alimentario, 750 millones de toneladas a piensos y las 500 millones de toneladas restantes se procesan para uso industrial, se utilizan como semillas o se desperdician.
  • El arroz es el cultivo principal y el alimento básico de más de la mitad de la población mundial. Asia es la región productora y consumidora de arroz más grande del mundo. El arroz también se está convirtiendo en un alimento básico cada vez mayor en África.
  • La mayor parte de la superficie de la Tierra y los rsquos está cubierta por trigo que por cualquier otro cultivo alimenticio, a pesar de que arrastra el maíz y el arroz en la gran cantidad de toneladas cosechadas. Aproximadamente el 65% del trigo cosechado se utiliza para la alimentación, el 17% para la alimentación animal, el 12% para uso industrial como biocombustibles y el resto para diversos usos no categorizados.
  • Los plátanos y los plátanos pertenecen al mismo género, la principal diferencia entre las plantas es que los plátanos tienden a cocinarse o procesarse antes del consumo, mientras que los plátanos a menudo se comen crudos. Los plátanos, que fructifican durante todo el año, son los principales alimentos básicos en África occidental y central, el Caribe y la costa de América del Sur.
  • Los ñames son un alimento básico importante en África occidental, donde se consumen principalmente como & ldquofufu & rdquo, una masa gelatinosa. El fufu también se puede hacer con mandioca y plátanos.
  • Aproximadamente el 75% de las tierras agrícolas del mundo se dedica a la cría de animales, incluidas las tierras de cultivo dedicadas a la alimentación animal y los pastos para pastos.

la facilidad con la que se puede llegar a un lugar o cosa desde otros lugares.

todas las condiciones climáticas para un lugar determinado durante un período de tiempo.

comportamiento aprendido de las personas, incluidos sus idiomas, sistemas de creencias, estructuras sociales, instituciones y bienes materiales.

para transportar mercancías a otro lugar para comerciar.

elemento que contribuye a un evento o resultado.

plantas cultivadas y recolectadas para el ganado u otro consumo animal.

región que se extiende desde la costa del Mediterráneo oriental a través del suroeste de Asia hasta el golfo Pérsico.

plantas cultivadas y recolectadas para su uso en la fabricación de productos textiles y de papel.

material, generalmente de origen vegetal o animal, que los organismos vivos utilizan para obtener nutrientes.

plantas cultivadas y recolectadas para consumo humano.

alimentos que se consumen con frecuencia, ya sea frescos o almacenados para su uso durante todo el año.

que tiene que ver con los lugares y las relaciones entre las personas y sus entornos.

semilla cosechada de hierbas como trigo, avena y arroz.

la recolección y recolección de cultivos, tanto vegetales como animales.

plantas cultivadas y recolectadas para su uso en la elaboración de productos, en lugar de como alimento.

Representación simbólica de características seleccionadas de un lugar, generalmente dibujadas sobre una superficie plana.

plantas cultivadas y recolectadas para su procesamiento y descomposición en sólidos y aceites, y los aceites utilizados con fines alimentarios o industriales.

plantas cultivadas y cosechadas para jardinería paisajística.

organismo que produce su propio alimento a través de la fotosíntesis y cuyas células tienen paredes.

productos agrícolas como verduras y frutas.

dinero ganado después de restar los costos de producción y los impuestos.

compra, venta o intercambio de bienes y servicios.

Escritor

Personal de educación de National Geographic

Editores

Caryl-Sue, Sociedad Geográfica Nacional
Livia Mazur, Sociedad Geográfica Nacional
Sean P. O & # 39 Connor, consultor educativo de BioBlitz
Hadrien Picq, Sociedad Geográfica Nacional

Productor

Sean P. O & # 39 Connor, consultor educativo de BioBlitz

Fuentes

& ldquoProduction & rdquo, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, consultado el 11 de abril de 2014, http://faostat3.fao.org/faostat-gateway/go/to/download/Q/*/E

Última actualización

Para obtener información sobre los permisos de usuario, lea nuestros Términos de servicio. Si tiene preguntas sobre cómo citar algo en nuestro sitio web en su proyecto o presentación en el aula, comuníquese con su maestro. Conocerán mejor el formato preferido. Cuando se comunique con ellos, necesitará el título de la página, la URL y la fecha en que accedió al recurso.

Medios de comunicación

Si se puede descargar un recurso multimedia, aparece un botón de descarga en la esquina del visor multimedia. Si no aparece ningún botón, no puede descargar ni guardar el medio.

El texto de esta página se puede imprimir y se puede utilizar de acuerdo con nuestros Términos de servicio.

Interactivos

Los interactivos de esta página solo se pueden reproducir mientras visita nuestro sitio web. No puede descargar interactivos.

Recursos Relacionados

Comunidades agrícolas

Las comunidades agrícolas se desarrollaron hace aproximadamente 10,000 años cuando los humanos comenzaron a domesticar plantas y animales. Al establecer la domesticidad, las familias y los grupos más grandes pudieron construir comunidades y hacer la transición de un estilo de vida nómada de cazadores-recolectores que dependía de la búsqueda de alimento y la caza para sobrevivir. Seleccione entre estos recursos para enseñar a sus estudiantes sobre las comunidades agrícolas.

Gestión de recursos

Las personas, las comunidades y los países dependen de una variedad de recursos diferentes para ayudarlos a prosperar: electricidad, madera, petróleo, agua y alimentos, por nombrar algunos. Debido a que estos recursos básicos son una parte tan importante de nuestra vida diaria, es importante que los administremos de manera responsable para garantizar que las generaciones futuras tengan lo que necesitan. La civilización humana tiene un gran impacto en el medio ambiente y los ricos recursos naturales de los que dependemos. Todas las comunidades enfrentan el desafío de administrar los recursos de manera responsable, no solo por sí mismas, sino por el mundo que las rodea. Obtenga más información sobre cómo las personas y las comunidades pueden administrar sus recursos para mantenerse a sí mismos y al mundo que los rodea.

Objetivo de Desarrollo Sostenible 2: Hambre Cero

En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó 17 objetivos de desarrollo sostenible diseñados para transformar nuestro mundo para 2030. El segundo objetivo es acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible. Esta iniciativa se esfuerza por ayudarnos a repensar nuestra infraestructura alimentaria global, desde cómo cultivamos y cosechamos alimentos hasta cómo los consumimos. Con una población mundial en crecimiento, necesitaremos implementar prácticas innovadoras y sostenibles para garantizar el acceso equitativo a los alimentos y eliminar el miedo a pasar hambre. Utilice estos recursos en su salón de clases para enseñar a sus estudiantes sobre agricultura sostenible y tácticas que potencialmente podrían acabar con el hambre en el mundo.

Recursos: Patrones espaciales

Todos en todo el mundo dependen de los recursos naturales para sustentar sus vidas, así como sus economías locales y nacionales. Sin embargo, no todas las comunidades tienen acceso a los mismos tipos de recursos en las mismas cantidades. Muchos recursos naturales que son muy comunes en una parte del mundo son casi inexistentes en otras. Por ejemplo, si bien muchos países cuentan con sistemas para tratar y distribuir agua potable limpia, en muchos otros países del mundo, es posible que las comunidades solo tengan acceso a agua no tratada o contaminada. Comprender la distribución de recursos en todo el mundo nos ayuda a comprender las economías regionales y globales, y nos ayuda a pensar críticamente sobre cómo asegurarnos de que todas las comunidades tengan los recursos que necesitan para prosperar. Explore patrones de distribución de recursos con esta colección seleccionada.

Cultivos

Compuesto por una amplia variedad de plantas cultivadas para el consumo o con fines de lucro, los cultivos se pueden utilizar como alimento, para alimentar al ganado, para textiles y papel, para decoración o como combustible.

Cultivos

Un cultivo es una planta o producto vegetal que se puede cultivar y cosechar con fines de lucro o de subsistencia. Por uso, los cultivos se dividen en seis categorías: cultivos alimentarios, cultivos forrajeros, cultivos de fibra, cultivos oleaginosos, cultivos ornamentales y cultivos industriales.

Materias primas
Recursos Relacionados

Comunidades agrícolas

Las comunidades agrícolas se desarrollaron hace aproximadamente 10,000 años cuando los humanos comenzaron a domesticar plantas y animales. Al establecer la domesticidad, las familias y los grupos más grandes pudieron construir comunidades y hacer la transición de un estilo de vida nómada de cazadores-recolectores que dependía de la búsqueda de alimento y la caza para sobrevivir. Seleccione de estos recursos para enseñar a sus estudiantes sobre las comunidades agrícolas.

Gestión de recursos

Las personas, las comunidades y los países dependen de una variedad de recursos diferentes para ayudarlos a prosperar: electricidad, madera, petróleo, agua y alimentos, por nombrar algunos. Debido a que estos recursos básicos son una parte tan importante de nuestra vida diaria, es importante que los administremos de manera responsable para garantizar que las generaciones futuras tengan lo que necesitan. La civilización humana tiene un gran impacto en el medio ambiente y los ricos recursos naturales de los que dependemos. Todas las comunidades enfrentan el desafío de administrar los recursos de manera responsable, no solo por ellas mismas, sino por el mundo que las rodea. Obtenga más información sobre cómo las personas y las comunidades pueden administrar sus recursos para mantenerse a sí mismos y al mundo que los rodea.

Objetivo de Desarrollo Sostenible 2: Hambre Cero

En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó 17 objetivos de desarrollo sostenible diseñados para transformar nuestro mundo para 2030. El segundo objetivo es acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible. Esta iniciativa se esfuerza por ayudarnos a repensar nuestra infraestructura alimentaria global, desde cómo cultivamos y cosechamos alimentos hasta cómo los consumimos.Con una población mundial en crecimiento, necesitaremos implementar prácticas innovadoras y sostenibles para garantizar el acceso equitativo a los alimentos y eliminar el miedo a pasar hambre. Utilice estos recursos en su salón de clases para enseñar a sus estudiantes sobre agricultura sostenible y tácticas que potencialmente podrían acabar con el hambre en el mundo.

Recursos: Patrones espaciales

Todos en todo el mundo dependen de los recursos naturales para sustentar sus vidas, así como sus economías locales y nacionales. Sin embargo, no todas las comunidades tienen acceso a los mismos tipos de recursos en las mismas cantidades. Muchos recursos naturales que son muy comunes en una parte del mundo son casi inexistentes en otras. Por ejemplo, si bien muchos países cuentan con sistemas para tratar y distribuir agua potable limpia, en muchos otros países del mundo, es posible que las comunidades solo tengan acceso a agua no tratada o contaminada. Comprender la distribución de recursos en todo el mundo nos ayuda a comprender las economías regionales y globales, y nos ayuda a pensar críticamente sobre cómo asegurarnos de que todas las comunidades tengan los recursos que necesitan para prosperar. Explore patrones de distribución de recursos con esta colección seleccionada.

Cultivos

Compuesto por una amplia variedad de plantas cultivadas para el consumo o con fines de lucro, los cultivos se pueden utilizar como alimento, para alimentar al ganado, para textiles y papel, para decoración o como combustible.

Cultivos

Un cultivo es una planta o producto vegetal que se puede cultivar y cosechar con fines de lucro o de subsistencia. Por uso, los cultivos se dividen en seis categorías: cultivos alimentarios, cultivos forrajeros, cultivos de fibra, cultivos oleaginosos, cultivos ornamentales y cultivos industriales.


El alimento básico mundial

El arroz, el trigo y el maíz son los tres principales cultivos alimentarios del mundo, juntos suministran directamente más del 42% de todas las calorías consumidas por toda la población humana. El consumo humano en 2009 representó el 78% de la producción total de arroz, en comparación con el 64% de trigo y el 14% de maíz. De estos tres cultivos principales, el arroz es, con mucho, el cultivo alimentario más importante para las personas de los países de ingresos bajos y medianos bajos. Aunque el consumo de arroz se distribuye entre las clases de ingresos de forma relativamente equitativa en los países de ingresos bajos, las personas más pobres consumen relativamente poco trigo.

El arroz es el alimento básico de más de la mitad de la población mundial; más de 3.500 millones de personas dependen del arroz para obtener más del 20% de sus calorías diarias. El arroz proporcionó el 19% de la energía humana per cápita mundial y el 13% de la proteína per cápita en 2009. Asia representa el 90% del consumo mundial de arroz y la demanda total de arroz continúa aumentando. Pero fuera de Asia, donde el arroz aún no es un alimento básico, el consumo per cápita sigue creciendo. El arroz es el alimento básico de más rápido crecimiento en África y también uno de los más rápidos de América Latina. El consumo mundial de arroz sigue siendo fuerte, impulsado tanto por el crecimiento económico como por la población, especialmente en muchos países asiáticos y africanos.

En Asia, el consumo de arroz es muy elevado, superando los 100 kg per cápita anuales en muchos países. Para alrededor de 520 millones de personas en Asia, la mayoría de ellas pobres o muy pobres, el arroz proporciona más del 50% del aporte calórico. Se espera ampliamente que el consumo de arroz per cápita en la mayoría de los países asiáticos comience o continúe disminuyendo en el futuro con un aumento de los ingresos a medida que las personas diversifiquen sus dietas. Entre los países asiáticos de altos ingresos como Japón, Taiwán y Corea del Sur, así como en Hong Kong, se ha observado una disminución significativa en el consumo per cápita en las últimas cuatro décadas. Patrones similares han comenzado a surgir en países de ingresos medios como China, Malasia y Tailandia en las últimas dos décadas, ya que la gente ha comenzado a consumir proporcionalmente más carne y verduras.

En muchas otras naciones asiáticas en desarrollo, incluidas India, Vietnam e Indonesia, el consumo per cápita en los últimos años también ha comenzado a disminuir con el aumento de los ingresos, pero a un ritmo bastante lento. Por otro lado, muchos otros países asiáticos de ingresos medios a bajos, como Filipinas, Myanmar, Camboya, Bangladesh y Laos, continúan experimentando un aumento del consumo per cápita. Debido a los diferentes hábitos alimentarios nacionales, como la gran cantidad de lacto-ovo vegetarianos en la India, por ejemplo, no se puede suponer que todos los países asiáticos seguirán los mismos patrones de disminución del consumo de arroz con un aumento de la renta disponible. La pregunta clave es cómo cambiarán los patrones de consumo de cada país a medida que aumenten los ingresos y un rápido aumento de la urbanización influya en los hábitos alimentarios. En general, a pesar de la variación observada en la tendencia asiática del consumo de arroz per cápita, la demanda total de arroz en Asia sigue aumentando.

En África subsahariana, el arroz es el alimento básico de más rápido crecimiento. El consumo anual de arroz per cápita se ha duplicado desde 1970 a 27 kg y sigue aumentando rápidamente en la mayoría de los países, debido a las altas tasas de crecimiento de la población y las cambiantes preferencias de los consumidores. Los habitantes de las ciudades que apenas comían arroz hace unas décadas ahora lo consumen a diario. En países africanos, como Nigeria, Tanzania y Níger, la gente está pasando de los tubérculos y la yuca al arroz con ingresos crecientes. La brecha entre la oferta y la demanda en el África subsahariana, donde se cultiva y consume arroz en 38 países, alcanzó los 10 millones de toneladas de arroz elaborado en 2008, lo que le costó a la región aproximadamente 3.600 millones de dólares para las importaciones.

El arroz es también uno de los alimentos básicos más importantes y de más rápido crecimiento en América Latina, especialmente entre los consumidores urbanos y en particular entre los pobres. En Latinoamerica y el caribe, ha habido un aumento del 40% en el consumo de arroz durante las últimas dos décadas debido a una combinación de crecimiento de la población y un consumo per cápita en constante aumento. En América del Sur, el consumo medio anual de arroz per cápita es de 45 kg, mientras que en el Caribe ha superado los 70 kg. Al igual que África, América Latina es un importador neto de arroz, con un déficit anual proyectado de 4 millones de toneladas para 2015.

También se ha evidenciado un fuerte crecimiento del consumo similar entre Medio este países en los que el consumo de arroz casi se ha duplicado en las dos últimas décadas. Junto con un fuerte crecimiento de la población, el rápido aumento del consumo per cápita también ha contribuido a este rápido crecimiento de la demanda de arroz. Incluso en países desarrollados y regiones como los Estados Unidos y la Unión Europea, el consumo per cápita de arroz sigue creciendo, en parte debido a la inmigración de países asiáticos. Policy Research Institute (FAPRI), se estima que la demanda mundial de arroz elaborado aumentará de 439 millones de toneladas en 2010 a 496 millones de toneladas en 2020 y seguirá aumentando a 555 millones de toneladas en 2035. Este es un aumento general del 26% en los próximos 25 años, pero la tasa de crecimiento disminuirá del 13% durante los primeros 10 años al 12% en los próximos 15 años, a medida que la tasa de crecimiento de la población descienda y la gente se diversifique del arroz a otros alimentos. Se prevé que el consumo de arroz asiático represente el 67% del aumento total, pasando de 388 millones de toneladas en 2010 a 465 millones de toneladas en 2035, a pesar de la continua disminución del consumo per cápita en China e India. Además, África necesitará 30 millones de toneladas más de arroz, un aumento del 130% con respecto al consumo de arroz de 2010. En las Américas, se prevé que el consumo total de arroz aumente en un 33% durante los próximos 25 años.

En la mayor parte del mundo en desarrollo, la disponibilidad de arroz se equipara con la seguridad alimentaria y está estrechamente relacionada con la estabilidad política. Los cambios en la disponibilidad de arroz y, por lo tanto, en el precio, han causado malestar social en varios países. Durante la crisis alimentaria de 2008, los precios del arroz se triplicaron. El Banco Mundial estimó que, como resultado, otros 100 millones de personas cayeron en la pobreza. Para los pobres extremos de Asia, que viven con menos de 1,25 dólares al día, el arroz representa casi la mitad de sus gastos en alimentos y una quinta parte del gasto total de los hogares, en promedio. Este grupo solo gasta anualmente el equivalente a $ 62 mil millones (PPA) en arroz.

Se ha estimado que por cada mil millones de personas que se suman a la población mundial, se deben producir 100 millones de toneladas más de arroz (cáscara) anualmente. Dado que es poco probable una mayor expansión de la superficie, los rendimientos mundiales de arroz deben aumentar más rápidamente que en el pasado reciente para que los precios del mercado mundial se estabilicen a niveles asequibles para los miles de millones de consumidores. La demanda proyectada de arroz superará la oferta en el corto o mediano plazo a menos que se haga algo para revertir las tendencias actuales de lento crecimiento de la productividad y manejo ineficiente, a menudo insostenible, de los recursos naturales. Para obtener más información, consulte seguridad alimentaria.


Contenido

Historia temprana Editar

El arroz africano (una especie separada del arroz asiático, originalmente domesticado en el delta interior del río Níger superior) [4] [5] se introdujo por primera vez en los Estados Unidos en el siglo XVII. Se menciona que se cultivó en Virginia desde 1609, aunque se informa que un bushel de arroz se envió a la colonia más tarde, en el verano de 1671, en el buque de carga. William y Ralph. En 1685, el Dr. Henry Woodward recibió una bolsa de arroz de Madagascar conocido como "Gold Seede" (arroz asiático). Una ley fiscal del 26 de septiembre de 1691 había permitido a los colonos el pago de impuestos a través del arroz y otras mercancías. [6] [7]

Las colonias de Carolina del Sur y Georgia prosperaron y acumularon una gran riqueza gracias a la siembra de arroz en Asia, basada en el trabajo esclavo y el conocimiento obtenido de la zona de Senegambia en África occidental y de la costa de Sierra Leona. Un lote de esclavos fue anunciado como "un cargamento escogido de negros de Barlovento y de la Costa Dorada, que estaban acostumbrados a plantar arroz". En el puerto de Charleston, a través del cual pasaba el 40% de todas las importaciones de esclavos estadounidenses, los esclavos de África trajeron los precios más altos en reconocimiento a su conocimiento previo de la cultura del arroz, que se utilizó en las muchas plantaciones de arroz alrededor de Georgetown, Charleston y Sabana. [6] La esclavitud de africanos de Senegambia y Sierra Leona fue intencional, ya que estas personas eran de regiones que cultivaban arroz y eventualmente conducirían al desarrollo de industrias arroceras exitosas en muchos estados como Carolina del Sur. [8]

Los africanos esclavizados limpiaron la tierra, construyeron diques en las marismas y construyeron el sistema de riego, quitando la capa de agua dulce de la marea alta, limpiando los campos y ajustando el nivel del agua a la etapa de desarrollo del arroz. El arroz se plantaba, cavaba y cosechaba con arados de herramientas manuales y las mulas o bueyes que llevaban zapatos especiales podían tirar de las carretas de la cosecha. [6] Al principio, el arroz se molía a mano con paletas de madera, luego se aventaba en cestas de hierba dulce (cuya elaboración era otra habilidad traída por los esclavos de África). La invención del molino de arroz aumentó la rentabilidad de la cosecha, y la adición de energía hidráulica para los molinos en 1787 por el ingeniero estadounidense Jonathan Lucas fue otro paso adelante.

La producción de arroz no solo era malsana sino letal. Un escritor del siglo XVIII escribió: [6]

Si una obra puede imaginarse peculiarmente malsana e incluso fatal para la salud, debe ser la de permanecer de pie como los negros, con los tobillos y la mitad de las piernas hundidos en agua que flota en un lodo vaporoso, y expuestos todo el tiempo a un sol ardiente que hace que el aire que respiran más caliente que la sangre humana, estos pobres desgraciados están entonces en una piel de efluvios pútridos y apestosos.

Alimentos, vivienda y ropa inadecuados, malaria, fiebre amarilla, serpientes venenosas, caimanes, trabajos forzados y trato brutal mataron hasta un tercio de los esclavos de las Tierras Bajas en un año. Ninguno de cada diez niños vivió hasta los dieciséis años. Sin embargo, en la década de 1770, un esclavo podía producir arroz con un valor de más de seis veces su propio valor de mercado en un año, por lo que esta alta tasa de mortalidad no era antieconómica para sus dueños. Los esclavizadores a menudo se mantenían alejados de las plantaciones de arroz durante el verano, por lo que los esclavos tenían más autonomía durante estos meses. [10] Las plantaciones de arroz podrían producir beneficios de hasta un 26 por ciento anual. Los fugitivos, por otro lado, eran un problema: [6]

Les di cien latigazos más de una docena de veces, pero nunca dejaron de huir, hasta que los encadené, con collares de hierro alrededor del cuello, y los encadené a espadas, y no les hice hacer nada más que cavar zanjas para drenar los pantanos de arroz. . Entonces no podían huir, a menos que fueran juntos y llevaran sus cadenas y espadas con ellos. Los mantuve de esta manera dos años.

- el método de un supervisor para controlar esclavos, informado por el esclavo fugitivo Charles Ball

La mayoría de las plantaciones se ejecutaban en el sistema de tareas, donde a un esclavo se le asignaba una o más tareas, estimadas en diez horas de trabajo duro por día. Una vez que habían terminado las tareas a satisfacción del supervisor, podían pasar el resto del día como quisieran, a menudo cultivando su comida, hilando, cosiendo su ropa o construyendo sus casas (los esclavos generalmente recibían clavos y cinco yardas de tierra). paño por año). El sistema de tareas y la falta de voluntad de las personas libres para vivir en áreas de cultivo de arroz, pueden haber llevado a una mayor supervivencia de la cultura africana entre los gullah. [6]

En los primeros años del país, la producción de arroz se limitaba a los estados del Atlántico Sur y del Golfo. Durante casi los primeros 190 años de producción de arroz en los Estados Unidos, los principales productores fueron Carolina del Sur y Georgia. Se cultivaron cantidades limitadas en Carolina del Norte, Florida, Alabama, Mississippi y Louisiana. [11]

Siglo XIX Editar

El arroz se introdujo en los estados sureños de Luisiana y el este de Texas a mediados del siglo XIX. [12] Mientras tanto, la fertilidad del suelo en el este disminuyó, especialmente para el arroz del interior. [6]

La emancipación en 1863 liberó a los trabajadores del arroz. El cultivo de arroz en la costa este requería un trabajo duro y calificado en condiciones extremadamente insalubres y, sin mano de obra esclava, las ganancias caían. El aumento de la automatización en respuesta llegó demasiado tarde, y una serie de huracanes que azotaron a Carolina a fines del siglo XIX y dañaron los diques pusieron fin a la industria. La producción se trasladó al sur profundo [13], donde la geografía era más favorable a la mecanización. [11]

Estos eventos se pueden ver en las estadísticas de producción de arroz. En 1839, la producción total fue de 80,841,422 libras, de las cuales 60,590,861 libras se cultivaron en Carolina del Sur y 12,384,732 libras en Georgia. En 1849, el cultivo alcanzó las 215,313,497 libras. [14] Entre 1846 y 1861, la producción anual de arroz en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia promedió más de 105 millones de libras de arroz limpio, con Carolina del Sur produciendo más del 75 por ciento. Para 1850, el cultivo comercial de Carolina del Sur era el arroz, que estaba en 257 plantaciones que producían 159,930,613 libras y en su punto más alto había 150,000 acres de pantanos bajo cultivo. [8]

En el censo de 1870, después de la emancipación, la producción de arroz disminuyó a 73,635,021 libras. En 1879, el área total dedicada al arroz era de 174,173 acres, y la producción total de arroz limpio volvió a subir a 110,131,373 libras. Una década después, el área total dedicada al cultivo de arroz fue de 161,312 acres, y la producción total de arroz limpio fue de 128,590,934 libras, lo que representó un aumento del 16.76 por ciento en la cantidad producida, con una disminución del 7.38 por ciento en el área cultivada. [14]

Entre 1890 y 1900, Luisiana y Texas aumentaron la superficie de cultivo de arroz hasta tal punto que produjeron casi el 75 por ciento del producto del país. Entre 1866 y 1880, la producción anual de los tres estados promedió poco menos de 41 millones de libras, de las cuales Carolina del Sur produjo más del 50 por ciento. Después de 1880, su producción anual promedio se aproximó a 46 millones de libras de arroz limpio, de las cuales Carolina del Norte produjo 5,5 millones, Carolina del Sur 27 millones y Georgia 13,5 millones de libras. [11]

La industria del arroz en Louisiana comenzó alrededor de la época de la Guerra Civil. Durante varios años, la producción fue pequeña, pero durante la década de 1870 la industria comenzó a asumir grandes proporciones, con un promedio de casi 30 millones de libras durante la década y excediendo las 51 millones de libras en 1880. En 1885, la producción alcanzó los 100 millones de libras, y en 1892, 182 millones de libras. El gran desarrollo de la industria del arroz en Luisiana después de 1884 fue el resultado de la apertura de una región de praderas en la parte suroeste del estado y el desarrollo de un sistema de riego y cultivo que hizo posible el uso de maquinaria de cosecha similar a la utilizada. en los campos de trigo del Noroeste, reduciendo en gran medida los costos de producción. En 1896, el rendimiento de los campos de arroz de Luisiana, donde se utilizaba maquinaria de cosecha, era bueno. Sin embargo, el proceso de molienda no tuvo éxito comercialmente en algunas variedades de arroz. La pérdida debida al proceso de molienda fue considerable, en particular del arroz entero de la variedad "arroz cabeza". [11]

Siglo XX hasta la actualidad Editar

El arroz se estableció en Arkansas en 1904, California en 1912 y el delta del Mississippi en 1942. [3] El cultivo de arroz en California, en particular, comenzó durante la Fiebre del oro de California. Se introdujo principalmente para el consumo de unos 40.000 trabajadores chinos que fueron traídos como inmigrantes al estado, solo una pequeña área estaba cultivada con arroz para cumplir con este requisito. Sin embargo, la producción comercial comenzó solo en 1912 en la ciudad de Richvale en el condado de Butte. [15] Desde entonces, California ha cultivado arroz a lo grande y, en 2006, su producción de arroz era la segunda más grande de los Estados Unidos. [dieciséis]

La cultura del arroz en el sureste se volvió menos rentable con la pérdida de mano de obra esclava después de la Guerra Civil estadounidense, y finalmente se extinguió justo después del cambio de siglo. Hoy en día, la gente puede visitar la histórica plantación Mansfield en Georgetown, Carolina del Sur, la única plantación de arroz que queda en el estado con el granero y el molino de arroz originales de mediados del siglo XIX. La variedad de arroz predominante en las Carolinas era de África y se conocía como "Carolina Gold". El cultivar se ha conservado y existen intentos actuales de reintroducirlo como cultivo comercial. [17]

En 1900, la producción anual de arroz en los Estados Unidos era aproximadamente la mitad del consumo anual. Las dos principales variedades de arroz de las tierras bajas que se cultivaron en los estados atlánticos fueron el "arroz con semillas de oro" y el arroz blanco, que fueron las variedades de arroz originales introducidas en los Estados Unidos. El arroz con semilla de oro se destacó por el mayor rendimiento del grano. De este modo, prácticamente reemplazó al arroz blanco que se cultivaba en los primeros años. Los experimentos con arroz de tierras altas demostraron que podría crecer en grandes áreas del país, pero el rendimiento y la calidad del cultivo son inferiores al arroz de tierras bajas producido por métodos de riego. [11]

Desde entonces, California ha cultivado arroz a gran escala y, en 2006, su producción era el segundo estado más grande, [16] después de Arkansas, con una producción concentrada en seis condados al norte de Sacramento. [18]

Durante 2012, la producción estimada de arroz fue de 199 millones de toneladas métricas, o 19,9 mil millones de libras. Esto supuso un aumento del 8% con respecto a la producción de 2011. El área cosechada también registró un aumento de 2,68 millones de ha en 2012 a 2,7 millones de ha en 2013.Otro récord fue el rendimiento durante 2012 registrado en 7,449 libras por acre, más alto que el rendimiento de 2011 en 382 libras por acre. [19]

Seis estados ahora representan más del 99% de todo el arroz cultivado en los EE. UU. Estos son Arkansas, California, Louisiana, Mississippi, Missouri y Texas. En 2003, Arkansas encabezó la lista con un nivel de producción de 213 millones de bushels contra una producción total de 443 millones de bushels en el país, y el consumo anual per cápita informado supera las 28 libras. [20]

Los primeros tipos cultivados en Carolina fueron los africanos Oryza glaberrima, el preciado "Carolina Gold". asiático Oryza sativa era "Carolina White". [ cita necesaria ]

Después del declive total del cultivo de arroz en Carolina, "Carolina Gold" ahora se cultiva en Texas, Arkansas y Louisiana. [6]

En California, la producción está dominada por granos cortos y medianos. rosal japonés variedades, incluidos cultivares desarrollados para el clima local, como Calrose, que representa hasta el 85% de la cosecha del estado. La amplia clasificación de arroz cultivado incluye arroz de grano largo, arroz de grano medio y arroz de grano corto. [21]

Si bien ahora se cultivan más de 100 variedades de arroz en el mundo, en los Estados Unidos se producen comercialmente 20 variedades de arroz, principalmente en los estados de Arkansas, Texas, Louisiana, Mississippi, Missouri y California. Las clasificaciones principales del arroz cultivado son el tipo de grano largo, mediano o corto. El arroz de grano largo es delgado y largo, el arroz de grano medio es grueso pero no redondo y el arroz de grano corto es redondo. Las formas de arroz son arroz integral, arroz sancochado y arroz blanco molido regular. [20] [22]

A nivel nacional, el 58% del arroz en los EE. UU. Se usa como alimento, mientras que el 16% se usa en el procesamiento de alimentos y cerveza y el 10% se usa en alimentos para mascotas. [22]

Variedades especiales de arroz, como el arroz jazmín y el arroz basmati, que son de la variedad aromática, se importan de Tailandia, India y Pakistán, ya que estas variedades no han evolucionado en los EE. UU. la creciente población de la comunidad étnica que come arroz. [23]

El arroz cosechado se muele para quitar la cáscara, que encierra el grano. Antes de iniciar este proceso, el arroz del campo se somete a un proceso de limpieza para eliminar los tallos y cualquier material extraño mediante maquinaria especial. En el caso del arroz sancochado, se adopta un proceso de presión de vapor para la molienda. Después del secado, el arroz se somete a un procesamiento adicional para eliminar la cáscara y luego se pule. El arroz integral se procesa a través de una máquina desgranadora que quita la cáscara. El arroz integral resultante retiene la capa de salvado alrededor del grano. En el caso del arroz blanco, se quita la cáscara y el salvado y se pulen los granos. [20]

La primera exportación de arroz de Carolina fue de 5 toneladas en 1698, que aumentó a 330 toneladas en 1700 y saltó a 42.000 toneladas en 1770. El arroz de Carolina fue popularizado en Francia por los renombrados chefs franceses Marie Antoine Carême y Auguste Escoffier. [24] Sin embargo, como resultado de la abolición del trabajo esclavo, la exportación de Carolina finalmente cesó. [6]

Si bien la producción de arroz en los EE. UU. Representa aproximadamente el 2% de la producción mundial, sus exportaciones representan aproximadamente el 10% de todas las exportaciones. La exportación es principalmente de arroz de alta calidad de las variedades de arroz de grano largo y medio / corto combinado. El tipo de arroz exportado es arroz en bruto o sin moler, arroz sancochado, arroz integral y arroz totalmente elaborado. Las exportaciones a México y América Central son principalmente de la variedad de arroz en bruto. Otros países a los que EE. UU. Exporta arroz son México, América Central, el noreste de Asia, el Caribe y Oriente Medio, Canadá, la Unión Europea (UE-27) y África subsahariana. [23]

La variedad exportada está libre de arroz genéticamente mejorado (GM). La Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) son los acuerdos bajo los cuales EE. UU. Exporta su arroz y esto ha resultado en un aumento de las exportaciones del país desde la década de 1990. [23]

Un festival popular observado el día de Año Nuevo, por muchos estadounidenses (principalmente de los estados del sur) es la preparación y consumo de una cocina de arroz llamada "Hoppin 'John". Dado que el arroz se asocia con el trabajo esclavo como su dieta básica (con las habas [ aclaración necesaria ] convertido en pulpa hirviendo ñame hervido y ocasionalmente una pequeña cantidad de carne de res o cerdo) se come en los EE. UU. el día de Año Nuevo con la creencia de que trae buena suerte, ya que las personas que "comen pobres el día de Año Nuevo, comen ricos el resto del año." [6]

El Festival Internacional del Arroz se lleva a cabo todos los años en Crowley, Louisiana, el viernes y sábado del tercer fin de semana de octubre. Es el festival agrícola más grande y antiguo de Louisiana. El festival es una celebración del arroz como alimento básico y su importancia económica en el mundo. [25] La tradición se estableció en 1927 como un Carnaval del Arroz por Sal Right, un pionero de la industria del arroz. Sin embargo, la celebración de este festival en Crowley también se atribuye a Harry D Wilson, Comisionado de Agricultura. También se dice que el festival fue idea del Gobernador para celebrar el festival con motivo del jubileo de plata del establecimiento de la ciudad de Crowley el 25 de octubre de 1937. [26]


¿Por qué se han consumido trigo y arroz en diferentes formas? - Historia

1. El arroz como alimento básico mundial

El arroz, el trigo y el maíz son los tres principales cultivos alimentarios del mundo, juntos suministran directamente más del 50% de todas las calorías consumidas por toda la población humana. El trigo es el líder en superficie cosechada cada año con 214 millones de ha, seguido del arroz con 154 millones de ha y el maíz con 140 millones de ha. El consumo humano representa el 85% de la producción total de arroz, en comparación con el 72% de trigo y el 19% de maíz.

El arroz proporciona el 21% de la energía humana per cápita mundial y el 15% de la proteína per cápita. Aunque la proteína de arroz ocupa un lugar destacado en la calidad nutricional entre los cereales, el contenido de proteínas es modesto. El arroz también proporciona minerales, vitaminas y fibra, aunque todos los componentes, excepto los carbohidratos, se reducen al moler.

El consumo medio mundial de arroz en 1999 fue de 58 kg, con la ingesta más alta en algunos países asiáticos. Myanmar tiene el consumo anual más alto con 211 kg / persona. Los consumidores y cultivadores de arroz constituyen la mayor parte de los pobres del mundo: según el Informe de Desarrollo Humano del PNUD de 1997, aproximadamente el 70% de los 1.300 millones de personas pobres del mundo viven en Asia, donde el arroz es el alimento básico.

La tabla muestra que en muchos países del sudeste asiático,

el arroz constituye una gran parte de la dieta diaria.

Hasta cierto punto, esto refleja la gran población de Asia, pero incluso en términos relativos, la desnutrición parece afectar a una proporción sustancialmente mayor de la población en el sur de Asia que en África. Para estas personas, el arroz es el producto básico más importante en su vida diaria. En países como Bangladesh, Vietnam y Myanmar, el ciudadano medio consume 150-200 kg al año, lo que representa dos tercios o más de la ingesta calórica y aproximadamente el 60% del consumo diario de proteínas. Incluso en países relativamente más ricos como Tailandia e Indonesia, el arroz todavía representa casi el 50% de las calorías y un tercio o más de las proteínas.

2. El efecto del arroz en la economía mundial

El arroz es también el cultivo más importante para millones de pequeños agricultores que lo cultivan en millones de hectáreas en toda la región y para los muchos trabajadores sin tierra que obtienen ingresos del trabajo en estas granjas. En el futuro, es imperativo que la producción de arroz continúe creciendo al menos tan rápido como la población, si no más rápido. La investigación sobre el arroz que desarrolla nuevas tecnologías para todos los agricultores tiene un papel clave que desempeñar para satisfacer esta necesidad y contribuir a los esfuerzos mundiales dirigidos a aliviar la pobreza.

Las densidades de población agrícola en las tierras productoras de arroz de Asia se encuentran entre las más altas del mundo y continúan aumentando a un ritmo notable. El rápido crecimiento de la población ejerce una presión cada vez mayor sobre los recursos para la producción de alimentos, que ya son escasos. La población total de los países menos desarrollados creció de 2.300 millones en 1965 a 4.400 millones en 1995. Asia representó el 60% de la población mundial, aproximadamente el 92% de la producción mundial de arroz y el 90% del consumo mundial de arroz. Incluso con el arroz proporcionando el 35-80% del total de calorías consumidas en Asia y con una desaceleración del crecimiento en el área total de arroz, la producción de arroz se mantuvo más que a la altura de la demanda en 2000. Los países productores más grandes: China, India, Indonesia, Bangladesh, Vietnam y Tailandia representan en conjunto más de las tres cuartas partes de la producción mundial de arroz.

Sin embargo, la producción anual de arroz en bruto tendrá que aumentar notablemente durante los próximos 30 años para mantenerse al día con el crecimiento de la población y la demanda de alimentos inducida por los ingresos.


Ver el vídeo: Χειρόμυλος Δημητριακών (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Gerrit

    Este es un divorcio de que la velocidad es del 200%,?

  2. Salmoneus

    Estoy absolutamente confiado en esto.

  3. Vohkinne

    Comparto plenamente su punto de vista. Me gusta tu idea. Ofrezca poner una discusión general.

  4. Faelen

    efectivamente ?

  5. Adharma

    Claramente, aprecio la ayuda en este asunto.

  6. Oxnaford

    Puedo hablar mucho sobre este tema.



Escribe un mensaje