Podcasts de historia

Exposición centenaria - Historia

Exposición centenaria - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


El 10 de mayo, se inauguró una exposición en el Fairmont Park de Filadelfia, celebrando los 100 años de independencia estadounidense. La feria se llevó a cabo en 249 estructuras en 249 acres del parque. El primer día, más de 100.000 personas llenaron el parque.


La Exposición del Centenario fue oficialmente conocida como "Exposición Internacional de Artes, Manufacturas y Productos del Suelo y la Mina", se llevó a cabo en el centenario de los Estados Unidos y fue la primera Feria Internacional del Mundo celebrada en los Estados Unidos. en Fairmont Park Filadelfia y cubrió un sitio de 285 acres. Hubo un total de 250 exhibiciones, de las cuales 37 eran de países extranjeros. La feria fue muy popular. Un total de nueve millones de personas asistieron a la exhibición en un momento en que la población total de los Estados Unidos fue de 46 millones La feria fue la primera vez que Estados Unidos pudo mostrar su poder industrial al mundo.


FILADELFIA, ESTADOS UNIDOS 1926 Exposición Internacional Sesqui-Centenario

Patrocine esta página por $ 200 por año. Su banner o anuncio de texto puede llenar el espacio de arriba.
Hacer clic aquí para patrocinar la página y cómo reservar su anuncio.

Información de lista rápida


Fechas abiertas - 31 de mayo al 30 de noviembre de 1926. (Historia oficial), 1 de junio al 1 de diciembre de 1926 (Carteles). En realidad, abre oficialmente del 31 de mayo al 1 de diciembre, así como también abre en diciembre a la mitad de la tarifa mientras se retiran las exhibiciones. Abierto los siete días de la semana a partir del 4 de julio después de la impugnación de Blue Laws, la ley de 1794 que prohíbe las ventas los domingos.

Asistencia - 6.408.289 Asistencia total (incluido el personal). 5,852,783 pagados. (Nota: Otras fuentes afirmaron que se pagaron 4.622.211).

Participantes internacionales - 19 naciones y 4 colonias

Coste total - $ 18,838,439.75 para Expo Authority Costo total superior a $ 26 millones.

Superficie del sitio - 1,000 acres, incluido el Navy Yard.

Sanción y tipo - Previo a la sanción por el Buró de Exposiciones Internacionales. Se consideraría un evento registrado de estilo especial hoy en día como los de los 5 años de la década. Fue reconocido oficialmente por el gobierno de los Estados Unidos con el presidente Coolidge invitó a las naciones a participar en nombre de la exposición el 19 de marzo de 1925.

Costo del boleto - 50 centavos de precio de entrada completa para adultos, 25 centavos para niños. (.411 per cápita pagado, .375 en total)


Foto superior central: Vista de la Exposición Internacional Sesqui-Centenario, Filadelfia 1926, 1926, Fuente original desconocida. Cortesía de Pinterest. Parte superior de la columna: Póster de la exposición internacional Sesqui-Centennial de Filadelfia de 1926, 1926, fuente original desconocida, probablemente de la Expo Authority. Cortesía de Pinterest. Abajo de la foto: Edgewater Lake hoy en Roosevelt Park, Filadelfia, sitio del Sesqui-Centennial de Filadelfia.

Otras historias de ferias mundiales para ver

Primera Feria Mundial de la Historia
Londres 1851

Historia del Evento


No es una forma fácil de decirlo, pero la Exposición Internacional Sesqui-Centennial celebrada en Filadelfia en el verano de 1926 no fue bien pensada. Palideció en comparación con el Exposición del centenario de 1876 celebrada en Fairmount Park con exhibiciones inacabadas y un sitio aburrido ubicado en Roosevelt Park, Navy Yard y el área del Complejo Deportivo de Filadelfia. Ahora, tuvo algunas circunstancias desafortunadas que llevaron a la decepción. Llovió. Chico, ¿llovió? Filadelfia en el verano de 1926 podría haber sido el verano más lluvioso en la historia del sureste de Pensilvania. Tuvo mala prensa. Esto no fue tan desafortunado como era predecible después de que las exhibiciones inacabadas durante el mes de apertura llevaron a una mala recepción y artículos. ¿Qué tan atrasados ​​estaban? El 1 de mayo, dos de los edificios no tenían pisos, alcantarillado, agua ni electricidad mientras se estaban instalando las exhibiciones. Para el 1 de junio, solo el 65% de las exhibiciones estaban en funcionamiento. La feria abrió un día antes, no deberían haber hecho eso. Un mes después, el 95% de las exhibiciones estaban listas, pero los problemas ya se habían consolidado en esos pisos nuevos. No ayudó que los funcionarios de la feria y de la ciudad también hablaran mal de la exposición.

En muchos sentidos, la exposición superó la percepción. Se celebró el ciento cincuenta aniversario de la firma de la Declaración de Independencia, que se llevó a cabo en el Independence Hall, no muy lejos del lugar. También celebró el quincuagésimo aniversario de la feria mundial del Centenario en 1876, seminal e importante a nivel nacional. Pero, ¿dónde esa feria podría haber sido el evento histórico menos conocido más importante en la historia de los Estados Unidos, lo que demuestra la capacidad de los Estados Unidos como un nación, el Sesqui-Centenario no fomentó ningún sentimiento especial a escala internacional o nacional. Y eso todavía, hasta el día de hoy, parece extraño. Estados Unidos en 1926, entre las dos guerras mundiales, era una nación de inmensamente más poder y favor internacional que en 1876. De alguna manera, el Centenario no convirtió eso en una feria para recordar.

Foto de arriba. El presidente Calvin Coolidge en la Exposición Internacional Sesqui-Centennial entregando medallas para los premios American Youth and Teacher Awards, 1926, National Photo Company. Cortesía de la Biblioteca del Congreso. Abajo: Entrada a la exposición en el sur de Filadelfia a través de una representación de la Campana de la Libertad, 1926. Se desconoce la fuente original. Foto cortesía de Pinterest.


La feria se construyó en League Island Park (ahora Roosevelt Park) y Philadelphia Navy Yard, un terreno plano y aburrido. No aprovecharon el cercano río Delaware y optaron por construir principalmente edificios en el interior (algunos estaban alrededor de un lago construido) con un exterior de estuco pastel. Se la conocía como la Ciudad Arcoíris. Sin embargo, los edificios no se destacan ni sobresalen. El edificio más reconocible fue el nuevo estadio, con capacidad para 125.000 personas. Esa estructura se mantuvo hasta la década de 1990, cuando fue demolida por estructuras deportivas más nuevas.

Hubo momentos destacados en el programa. La mayoría pensó que el Pabellón Persa se robó la feria. A otros les gustó el pabellón de Pensilvania. La reproducción de High Street de 1776 fue muy concurrida. A los asistentes les encantó Gladway, el distrito de diversiones Sesqui-Centennial. Había mucho aparcamiento, setenta mil plazas. No necesitaban tanto. El nuevo estadio fue una ventaja significativa, albergando eventos atléticos que rivalizaron con los Juegos Olímpicos, además del campeonato de boxeo de peso pesado en la pelea por el campeonato entre Jack Dempsey y Gene Tunney. La pelea se llevó a cabo el 23 de septiembre con una asistencia récord de 122,000. Tunney ganó. Se llevó a cabo una maratón de Valley Forge al estadio.

No en el estadio, sino en Edgewater Lake, Gertrude Ederly hizo su primera aparición pública después de nadar por el Canal de la Mancha con una exhibición de natación en el lago.

El edificio de la exposición incluyó el Palacio de Artes Liberales y Manufacturas - Edificio # 1, 970 'x 392' con 338,000 pies cuadrados. Albergaba muchas de las exhibiciones industriales de los Estados Unidos. El Palacio de Agricultura y Exhibiciones Extranjeras - Edificio # 2, 970 'x 460' con 367,500 pies cuadrados. Auditorio, Edificio # 3, con capacidad para 10,000, 274 'x 450', 113,300 pies cuadrados. El Palacio de Gobierno, Maquinaria y Transporte de los Estados Unidos, Edificio # 5. Ese edificio albergaba valiosas exhibiciones del gobierno de los Estados Unidos, así como exhibiciones de la industria y los sistemas de transporte. Tenía 400 'x 880' con 32,800 pies cuadrados. El Palacio de Educación y Economía Social, Edificio # 8, 526 'x 210' con 101,684 pies cuadrados. Palacio de Bellas Artes, Edificio # 9, 256 'x 280' con 68,000 pies cuadrados. Modelo de oficina de correos de EE. UU., 112 'x 160'.

La feria sufrió una pérdida de $ 206,987 y su asistencia fue menor a la esperada. ¿Cuánto más bajo? El 31 de mayo, The New York Times dijo que los funcionarios de la exposición pensaban que vendrían treinta millones de personas. Solo un poco más de una quinta parte de eso lo hizo. Se contemplaron pensamientos de un segundo año, pero el plan se estancó en una reunión de la junta de noviembre cuando era dudoso que se pudieran recaudar los $ 6.500.000 necesarios. El alcalde quería que se acabara y que se desmantelaran los edificios. Obtuvo su deseo. La exposición trajo actividad económica para la región. Se estima que Filadelfia se benefició con una cantidad cercana a los 27 millones de dólares.

Fair Authority había cometido muchos errores. Cobraban a los expositores extranjeros la mitad de la tarifa de los expositores nacionales. Eso no salió bien. La campaña original para ganar expositores perdió a la mitad de los que se habían inscrito inicialmente. La selección del sitio no le cayó bien a los residentes de la ciudad. Pensaron que la antigua tierra baldía era una mala elección. Los residentes de la ciudad tampoco creían que pudieran poner en marcha la feria en los seis meses previstos y algunos optaron por vacacionar en otro lugar. Al final, estuvo bien, al menos hasta julio.

New York Times 6-1-26 - "Sesqui-Centennial se abre mientras el sol brilla en la puerta de 100,000 pases"

New York Times 10-9-26 - "La feria de Filadelfia nunca tuvo la oportunidad" "Falta de preparación, construcción apresurada," aldabas "y fallas provocadas por la lluvia"

Philadelphia Inquirer 12-31-26 - "Ex funcionario de Sesqui rapea duro por Probe - Lo llama Pantalla de humo y dice que Real Inqiury traería un gran escándalo - Afirma que los grandes edificios se construyeron sin licitación competitiva".

Sesquicentenario


Participantes internacionales Naciones y Colonias

NACIONES - Argentina (B), China, Cuba (B), Checoslovaquia (B), Haití (durante la ocupación de EE. UU.), Japón (B), Persia (B), España (B), Suecia (no oficial), Venezuela, Estados Estados (B), Hungría, Austria (no oficial), Dinamarca (no oficial), Egipto (no oficial), Alemania (no oficial), Gran Bretaña (no oficial), Francia (no oficial), Holanda (no oficial). - Rumanía se retiró y no participó.

COLONIAS - Argelia (no oficial-Francia), Túnez (B) (Francia), India (no oficial - Gran Bretaña), Palestina (no oficial - territorio bajo mandato de Gran Bretaña).

Nota: (B) denota tener un edificio.

Pabellones estatales y de la ciudad: Pensilvania, Nueva Jersey, Ohio, Delaware, Illinois, Nueva York, Connecticutt y Pittsburgh. California tenía una exhibición en el Palacio de Agricultura.

Otros participantes estatales y territoriales de EE. UU .: Florida, Oklahoma, Iowa, Alabama, Idaho, Kansas, Luisiana, Maryland, Michigan, Minne, Mississippi, Montana, Nebraska, New Hampshire, Carolina del Norte, Oregón, Rhode Islands, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Vermont, Washington, Wyoming, Islas Hawaianas, Islas Filipinas, Puerto Rico y las Islas Vírgenes. Varias fuentes enumeran diferentes participantes internacionales. Algunos están listados con edificios, exhibiciones y / o concesiones. Utilice lo anterior como guía, no como evangelio. Lista anterior de la Historia Oficial de la feria.

Expo Tidbits Westinghouse Lamp Company recibió el encargo de la disposición de iluminación. Había una gigantesca Campana de la Libertad iluminada de 80 pies de altura al norte de la entrada principal. Era visible en Broad Street desde el Ayuntamiento y muchos puntos de vista de Filadelfia, llamando a los visitantes.

El campamento Anthony Wayne (campamento del ejército) y el campamento Samuel Nicholas (campamento marino) también estaban en el terreno. Estaban ubicados al sur del lago Edgewater.

Lo más destacado del Día de Baltimore fue el Fuerte McHenry batalla de 1814, recreada en el lago Edgewater con pirotecnia y treinta minutos de artillería y salvas que culminaron con todos los reflectores enfocados en el asta de la bandera del fuerte temporal, con la bandera estadounidense aún ondeando. Las bandas tocaron el himno nacional y los espectadores lo cantaron.

En diciembre de 1926, los bonos de 1.000 dólares se vendían ahora por 40 dólares en una subasta pública.


Legados Los legados de la feria se encuentran predominantemente en la tierra recuperada del vertedero que hoy forma la base del Parque Franklin Delano Roosevelt y el Complejo Deportivo de Filadelfia. El Estadio Sesqui-Centenario se convirtió en Estadio Municipal y luego J.F.K, Estadio, sede de partidos de fútbol y muchos otros eventos hasta su destrucción en 1992. El Edificio Conmemorativo John Morton, erigido por sociedades sueco-americanas para la exposición, es ahora el Museo Histórico Sueco Americano. El cobertizo para botes y la glorieta del parque, que fueron anteriores a la exposición, pero que estaban incluidos dentro de ella, aún permanecen.

Los encargados

Odell Hauser fue Director de Publicidad. E.L. Austin era director en jefe. Diseño y construcción del estadio supervisados ​​por George H. Biles, Director de Obras Públicas, John Molitor, Arquitecto de la Ciudad, y Simon y Simon, arquitectos especiales. W. Kendrick, ex alcalde, fue presidente de la Asociación de Exposiciones Sesqui-Centenario.

Foto de la parte superior de la columna: Póster de la Exposición Internacional Sesqui-Centennial de Filadelfia, 1926, Fuente original probablemente Autoridad de la Expo. Cortesía de Pinterest. Centro: Museo Sueco Americano hoy, en el sitio de la Exposición del Centenario de Filadelfia, Roosevelt Park. Abajo: Mapa del recinto ferial, 1926. Cortesía de Wikipedia Commons.

Fuentes: The Sesquicentennial International Exposition, Filadelfia 1926 Guía oficial Historia de exposiciones The Sesquicentennial International Exposition, Filadelfia 1926, Informe del Departamento de exhibiciones The Sesqui-Centennial Exhibition, Austin / Hauser Philadelphia Ledger New York Times Diccionario histórico de ferias mundiales del London Times por Alfred Heller Informe sobre el mundo de las ferias de la Comisión Sesqui-Centenario de Pensilvania, 1726-1926.


Exposición centenaria - Historia

En 1897, Tennessee llevó a cabo una celebración de seis meses para conmemorar el centenario de la condición de estado. La Exposición del Centenario de Tennessee se llevó a cabo en Nashville desde el 1 de mayo hasta el 30 de octubre de 1897, aunque el centenario real del estado ocurrió en 1896. Las imágenes de esta colección representan principalmente la variedad de edificios e individuos involucrados en esta celebración, y se extraen de varios registros grupos en las existencias de la Biblioteca y Archivos del Estado de Tennessee. También se exhiben otros objetos interesantes relacionados con la Exposición del Centenario, incluido un raro cianotipo de un edificio en la feria Vanity Fair.

Planificación de la exposición

A las doce del mediodía del 1 de mayo de 1897, el presidente William McKinley inauguró oficialmente la Exposición del Centenario de Tennessee en Nashville. Si bien el presidente no visitaría la Exposición hasta el próximo mes, los organizadores del evento hicieron arreglos para que presione un botón eléctrico en la Casa Blanca que encendió el equipo en el Edificio de Maquinaria de la feria. Así comenzó un medio año de feliz oportunidad para que los ciudadanos del estado conmemoren los últimos cien años de los logros y la historia de Tennessee.

Douglas Anderson, un abogado de Nashville, envió cartas defendiendo la celebración del centenario a varios periódicos influyentes de Tennessee en 1892. Más tarde, en 1895, J. B. Killebrew se dirigió a la Asamblea General de Tennessee con un discurso titulado "La exposición del centenario: su necesidad y sus ventajas". A pesar de esta temprana discusión sobre una exposición, la feria de Tennessee se llevó a cabo con un año de retraso. Una recesión económica a nivel nacional, junto con desacuerdos entre las diversas divisiones del estado, retrasó el evento hasta 1897.

Las compañías ferroviarias apoyaron con entusiasmo los planes para la Exposición. En última instancia, estas empresas brindaron un apoyo esencial para la Exposición: organizaron exhibiciones dramáticas en diferentes edificios, ofrecieron tarifas con descuento y líneas de excursiones a los terrenos del Centenario y publicaron publicidad regional en publicaciones de nicho como el Veterano confederado. Se construyó un ramal de ferrocarril desde la terminal del centro de Nashville hasta los terrenos del Centennial. La promoción del evento por parte de las compañías ferroviarias sin duda ayudó a su éxito, y la mayoría de los organizadores del evento fueron ejecutivos ferroviarios que se dieron cuenta de las lucrativas posibilidades de una exposición de Nashville. El presidente de la Exposición del Centenario, John W. Thomas, también fue presidente de Nashville, Chattanooga & St. Louis Railway.

El éxito de la Exposición Colombina Mundial de Chicago de 1893 estableció un punto de referencia para futuras ferias en todo el país. La feria de Chicago introdujo el movimiento City Beautiful a la nación, que pedía grandes edificios clásicos ambientados en entornos similares a parques, con piscinas reflectantes y paseos. El Tennessee Centennial se esforzó por reproducir tanto la arquitectura como el éxito de la feria de Chicago, aunque en una escala algo menor.

Edificios en la Exposición

Una serie de edificios cubrieron los terrenos de la Exposición del Centenario. Cada edificio fue construido para servir solo para un propósito temporal, ninguno de los edificios originales se encuentra en la actualidad. Las casi cien estructuras abarcaban el espectro desde lo excéntrico, como las de Vanity Fair, hasta lo espléndidamente ornamentado.

El estilo de construcción de las estructuras primarias imitó los edificios de la "Ciudad Blanca" de Chicago, el apodo que se le dio al recinto ferial de la feria de 1893. Los edificios exageraron los elementos estándar del diseño clásico, con grandes frontones, entablamentos profundos, columnas coronadas por varios órdenes de capiteles y finas hileras de ventanas arqueadas.

Diferentes ciudades y estados proporcionaron edificios individuales. El más popular de ellos fue quizás el edificio de Bellas Artes, una reproducción a escala real del Partenón de Atenas. En 1897, Nashville ya había adquirido su apodo de "La Atenas del Sur", por lo que el edificio personificaba los ideales clásicos de la ciudad. Siguiendo la costumbre victoriana de la época, estaba repleto de esculturas, pinturas y acuarelas, para un total de 1,175 objetos de arte.

El edificio histórico se inspiró en el Erechtheon, otro antiguo edificio ateniense. Albergaba un espacio de exhibición para la Sociedad Histórica de Tennessee, los Veteranos Confederados Unidos, las Damas Coloniales y las Hijas de la Revolución Americana.

La contribución de Memphis a los terrenos del Centenario tomó la forma de la Gran Pirámide de Keops en Egipto. Memphis miró a su homónimo, la antigua ciudad del Nilo, y construyó un edificio que representaba la arquitectura de Egipto. Esta reproducción sirvió como sede de las delegaciones de Memphis y Shelby County.

El edificio de exposiciones más grande, el Commerce Building, medía 591 pies de largo y 256 pies de ancho. El siguiente edificio en tamaño, el Edificio Agrícola (525 pies por 200 pies), también ilustró la importancia de un aspecto vital de la economía del estado.

El edificio de Minerales y Silvicultura contó con productos representativos de su nombre. Este edificio también proporcionó un hogar para las exhibiciones del estado de Georgia y de los condados de Marshall y Hamilton, Tennessee. Dentro de este edificio, el condado de Hamilton construyó una réplica de la casa de campo inglesa de Ann Hathaway para albergar la sede de la exposición.

Una pequeña estructura decorativa proporcionó información y diversión para los residentes más jóvenes del estado. El edificio de los niños también albergaba un jardín de infancia modelo, que se reunía durante la temporada de ferias y permitía a los asistentes ver esta forma de educación relativamente novedosa puesta en práctica a diario. Se seleccionó a niños de todo el estado para participar en el jardín de infantes en un momento en que pocas escuelas tenían esas clases.

El Edificio de Educación e Higiene contó con algunas de las tecnologías más avanzadas que se pueden encontrar en la Exposición. Aproximadamente 420 pies cuadrados de este edificio se dedicaron a exhibiciones patrocinadas por la Universidad de Tennessee, y este espacio se dedicó parcialmente a la tecnología de rayos X. Otras escuelas involucradas con el edificio incluyeron la Universidad del Sur, la Universidad de Cumberland, la Universidad de Vanderbilt y Wellesley College.

Otro edificio grande y hermoso: el gobierno de los Estados Unidos Reporte on the Centennial Exposition se refiere a ella como “quizás la más hermosa sobre el terreno”, sirvió como un foro y espacio de exhibición para la historia y la cultura afroamericanas. El Edificio Negro contó "la historia de logros bajo obstáculos a menudo aparentemente imposibles de superar". El 5 de abril de 1897 Estadounidense de Nashville describe el edificio en detalle, incluida una descripción general de las vistas que se pueden ver desde sus torres gemelas de 90 pies.

Feria de la vanidad

Lo que los asistentes a la feria de hoy denominan "Midway", la parte de una feria dedicada a juegos, atracciones y otras emociones, se conoció en la Exposición del Centenario como "Vanity Fair". Con respecto a juegos, atracciones y emociones, Vanity Fair no defraudó.

Vanity Fair contenía una disposición diversa de lo exótico y lo mundano: el pueblo cubano se sentó cerca de una casa de césped de Nebraska, la "vieja plantación" se sentó frente a una reproducción de la Alhambra, y se estableció un pueblo chino vivo junto al ciclorama de Gettysburg.

Ferias anteriores, como la de Chicago y París, presentaban centros de mesa icónicos para encarnar el espíritu de la época (la Noria y la Torre Eiffel, respectivamente). Para no quedarse atrás, Tennessee presentó el balancín gigante como la pieza central de Vanity Fair. Los dos vagones del balancín de 75 pies de altura tenían capacidad para 20 personas cada uno, elevándolos en el aire para tener una vista panorámica de la ciudad. Sin embargo, el balancín gigante no tenía el poder de permanencia de la Noria o la Torre Eiffel. La réplica a gran escala del Partenón se convirtió en el símbolo de facto del Centenario, y se convirtió en monedas de recuerdo y otros objetos de interés de la feria.

Las nuevas tecnologías (como la radiografía antes mencionada en la exhibición de la Universidad de Tennessee) a menudo se exhibían en ferias como la Exposición del Centenario. Thomas Edison introdujo a Nashville en el cine con su “Electric Scenic Theatre”, que contó con varias películas breves. Esta primera encarnación del cine se conocía como "Edison's Mirage" y se encontraba en la avenida principal de Vanity Fair.

Quizás una de las atracciones más interesantes de Vanity Fair, especialmente para los muchos veteranos de la Guerra Civil que visitaron la Exposición, fue el ciclorama de la batalla de Gettysburg. El ciclorama era una enorme pintura cilíndrica que representaba la decisiva batalla de 1863. Los visitantes ingresaron a un edificio especialmente diseñado y pudieron pararse en el centro de la pintura, lo que les dio una perspectiva de 360 ​​grados desde la cual ver la obra de arte. Esta fue una de las cuatro ediciones de la pintura Cyclorama. Uno de estos todavía está a la vista en el Parque Militar Nacional de la Batalla de Gettysburg en Pensilvania.

Días temáticos en la exposición

En el transcurso de los seis meses de la Exposición, las ciudades, los estados u organizaciones adoptaron muchos días. Los días temáticos generalmente incluían discursos, desfiles y otras festividades, y a menudo resultaban en un aumento de la asistencia. El más popular de estos se llevó a cabo el 28 de octubre, cerca del final de la Exposición. El propósito principal del día era honrar al presidente del Centenario, John W. Thomas, además, el día se conocía como el Día Presbiteriano y el Día de Atlanta. El efecto combinado de estas celebraciones resultó en la mayor asistencia de un día de la Exposición: 98.579 visitantes. (Por cierto, el Historia oficial de la exposición del centenario de Tennessee señala que este número representaba el 98,5% de la población de Nashville en ese momento). Muchos de estos asistentes a la feria también habrían disfrutado de las "batallas simuladas", recreaciones de la Guerra Civil, que fueron otra característica más del día.

Los Días de los Veteranos Confederados Unidos duró tres días a fines de junio. Del 22 al 24 de junio, más de 74.000 personas, incluidos muchos veteranos confederados, visitaron los stands, las exhibiciones y otros lugares de interés de la feria. El 2 de junio se consideró el Día del Gran Ejército de la República, en honor a los veteranos de la Guerra Civil de la Unión que celebraron su decimocuarta convención anual en Nashville ese día.

Otros días temáticos se dirigieron a audiencias muy específicas, mientras que otros brindaron una ocasión para las convenciones anuales: los Caballeros del Senado Supremo de la Antigua Orden Essenic se reunieron en la Exposición del 1 al 3 de mayo. Winter Wheat Millers convergió el 9 de junio. del 16 al 17 de julio se llevaron a cabo las Jornadas de Taquígrafos del 3 al 5 de agosto y la Orden Concatenada de Hoo-Hoo se reunió en los terrenos del Centenario el 18 de agosto.

La presencia afroamericana en el Centenario fue especialmente sólida. La Exposición acogió una serie de los llamados "días negros", generalmente centrados en el gran Edificio Negro, según un periódico contemporáneo. Una de las más grandes de estas reuniones fue la inauguración del Edificio Negro en sí, el 5 de junio. Ese día, el Estadounidense de Nashville anunció el "Día de gala para los negros", proporcionando instrucciones para los participantes y una descripción general de las actividades del día. Un desfile y multitud de espectáculos musicales fueron solo parte de la agenda del día.

El 25 de agosto se denominó oficialmente "Día del empleado de color". A todos los empleados afroamericanos de la Exposición del Centenario se les dio el día libre y una multitud diversa de 12.000 personas se reunió en los terrenos para celebrar el evento. La escuela Pearl de Nashville estuvo bien representada ese día: W. L. Jones de la institución brindó el discurso de bienvenida y el cuerpo de instrucción de la escuela Pearl actuó. Otros "Días Negros" se llevaron a cabo el 14 de junio (Día de la Universidad de Fisk) 22-25 de junio (Congreso Educativo de Color) 29 de julio (Asociación de Arte y Trabajo de los Trabajadores Negros) entre otros. El 22 de septiembre, Día de la Emancipación, contó con un discurso en el Auditorio de Booker T. Washington del Instituto Tuskegee.

De vez en cuando, celebridades nacionales visitaron la Exposición junto con los días temáticos. William Jennings Bryan, el prominente candidato presidencial de Nebraska y frecuente, visitó el día de su estado, el 8 de octubre (regresaría a Tennessee en una capacidad muy diferente veintiocho años después, para liderar la acusación contra el maestro de secundaria John Scopes en el famoso juicio del mono).

El presidente William McKinley y su esposa asistieron a las festividades del Centenario el 11 y el 12 de junio. Estos dos días fueron designados como Días de Ohio y Cincinnati, respectivamente, y una delegación sustancial de esos lugares asistió a la Exposición para ver al presidente. El alcalde de Cincinnati y el gobernador de Ohio se dirigieron brevemente a la multitud y se llevó a cabo un gran desayuno en honor a la Sra. McKinley en el edificio de la mujer.

Varios congresistas, secretarios y otras personas notables visitaron el Centenario en otros días temáticos, generalmente presentando a las multitudes con discursos rapsódicos elogiando a Tennessee, su gente y sus productos.

El legado de la exposición

Un total de 1,786,714 personas asistieron a la celebración de seis meses en Nashville, mucho menos de las que asistieron a la Feria de Chicago o la Exposición de Compra de Luisiana de 1904 en St. Louis. Los funcionarios esperaban originalmente que 2,000,000 de personas visitaran la feria. Una explicación de este pequeño déficit fue que una epidemia de fiebre amarilla estaba arrasando en los estados de la costa del Golfo. Esto impidió que algunas personas de esa región asistieran a la Exposición y probablemente también asustó a muchos norteños.

Si bien las Ferias Mundiales de Chicago y St. Louis atrajeron cada una entre 20 y 30 millones de personas y se convirtieron en hitos importantes en la historia de esas ciudades, la exposición de Nashville no logró capturar la imaginación colectiva de la nación. La Exposición del Centenario de Tennessee fue una de una serie de ferias más pequeñas, principalmente en el sureste, que pretendían afirmar el poder industrial de la región después de la Reconstrucción. Ferias similares se llevaron a cabo en Atlanta en 1895 y Knoxville en 1910.

Los recordatorios de la exposición se encuentran esparcidos por el área del West End de Nashville. Una estatua de Cornelius Vanderbilt, esculpida por Giuseppe Moretti y pagada casi en su totalidad por el Comité Ejecutivo de la Exposición, ahora se encuentra en el campus de la Universidad de Vanderbilt.

El lago Watauga sigue siendo un punto focal de Centennial Park. Aunque los otros cuerpos de agua de la Exposición ya no existen, el área que alguna vez fue Lily Lake ahora contiene los jardines formales del parque. El Departamento de Parques ha proporcionado carteles informativos alrededor de la periferia del parque para educar al público sobre los eventos de 1897.

Una consecuencia menos afortunada del Centenario ocurrió en la forma de un caso de la Corte Suprema de Tennessee. El caso de J.B. Ellison contra W.P. España, que involucró a trabajadores del Palacio de Ilusiones de Vanity Fair y Mirror Maze, se prolongó durante varios años después del cierre de la Exposición.

No obstante, la feria se convirtió en una gran fuente de orgullo cívico para los habitantes de Nashville. Hoy en día, el recinto ferial sobrevive como Centennial Park, el parque insignia administrado por el Departamento de Parques y Recreación Metropolitana de Nashville. El Partenón fue recreado en la década de 1920 utilizando materiales permanentes. Continúa funcionando como una galería, con una variedad de obras de arte, como pinturas de la escuela del río Hudson y artistas locales, docenas de esculturas, incluidas réplicas de los mármoles de Elgin, y una estatua de la diosa bañada en oro de 42 pies. Atenea.


2 pensamientos sobre & ldquo ¿Sabías que en la historia de Texas: Exposición del Centenario de Texas & rdquo

Estoy interesado en saber si alguien tiene conocimiento sobre los delfines de hormigón muy grandes, o posiblemente las focas que supuestamente fueron robadas de la Feria Mundial de 1936 que se llevó a cabo en el Centennial Fair Park en Dallas, Texas. Sé que originalmente había cuatro de ellos que adornaban el recinto ferial, uno existe hoy en White Rock Lake en Dallas detrás de una de las casas de oficinas administrativas de ese lago y # 8217 y uno supuestamente existe en algún lugar en West Dallas, y uno existe en el área densamente boscosa del Crawford Memorial Park en Dallas.

Gracias por su consulta. He enviado su pregunta a nuestro personal de referencia. También puede considerar ponerse en contacto con la Sociedad Histórica de Dallas aquí: http://www.dallashistory.org/contact-us/.

Deja una respuesta Cancelar respuesta

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Conozca cómo se procesan los datos de sus comentarios.


La Exposición del Centenario de Filadelfia de 1876 presentó todo, desde plátanos hasta teléfonos

La Exposición del Centenario de Filadelfia de 1876 fue la primera Feria Mundial celebrada en Estados Unidos. Se celebró el centenario de la Declaración de Independencia. También fue una extravagancia de feria de manufactura que permitió que Yankee Ingenuity brille. Cambió la percepción del mundo sobre el país advenedizo y los rebeldes que lo fundaron. Los más de 10 millones de personas que asistieron del 10 de mayo al 10 de noviembre fueron testigos de una amplia gama de productos novedosos que incluían de todo, desde plátanos hasta teléfonos.

Oficialmente, la feria se denominó "La Exposición Internacional de Artes, Fabricantes y Productos de la Tierra y las Minas de 1876". En ese momento, la electricidad todavía era solo una chispa en los ojos de Tesla. (Su gran debut de la electricidad de CA se produjo en la Exposición Universal de 1893 en Chicago). La energía hidráulica y el vapor aún alimentan al mundo. La mayoría de las máquinas y herramientas estaban hechas de madera. El acero y el hierro acababan de entrar en escena. La mayor parte de la fabricación se realizó a mano. Con el Centenario, todo esto estaba a punto de cambiar.

Más de 30,000 exhibiciones se presentaron en aproximadamente 200 edificios en el Fairmount Park de 256 acres. Entre los visitantes y expositores se encontraban George Eastman (Kodak), George Westinghouse y un joven Thomas Edison con su bolígrafo eléctrico y sistema de telégrafo automático. Innumerables personas se inspiraron en la Exposición. Más de 10.000 patentes emitidas en los años posteriores a la feria.

A continuación se presentan algunas de las que habrían sido nuestras exhibiciones "imprescindibles".

Exposición del centenario de 1876: fiesta que sale del armario por nuevos alimentos

Plátanos& # 8211Hasta esta exposición, los plátanos eran prácticamente desconocidos en América. Los plátanos tuvieron un largo viaje que probablemente comenzó en Malasia. En el momento de la Exposición, estaban envueltos en papel y comidos con cuchillo y tenedor.

Contrata cerveza de raíz—Creado por el farmacéutico local de Filadelfia, Charles Elmer Hires. Yes, root beer dated back to Colonial times, but he perfected his own recipe. He sold packets of powder for 25 cents that yielded up to five gallons of his root beer. He offered free glasses of his concoction at the Exposition, thereby building a loyal customer base.

Palomitas de maiz– Exhibitor I.L. Baker, advertised his “celebrated Sugar Pop-Corn” in Machinery Hall. The following sketch can be found in the Scrapbook Series of the Free Library of Philadelphia. The Digital Scrapbooks contain thousands of images from the Fair.

Heinz Tomato Ketchup—First introduced at the 1876 Fair in Philadelphia, this became the gold standard for ketchup. The word “tomato” was added to the official name to separate it from other sauces. The iconic glass bottle was introduced in 1890. For Nellie Bly fans, that was the year she broke the fictional record around the world in 80 days.

Can You Hear Me Now? The Telephone Makes Its Entrance

Alexander Graham Bell and his contraption were the talk of the fair. He was granted a patent just a few months before the Exposition opened its gates. Bell gave his first demonstration in June. His audience included Emperor Pedro of Brazil who stood 20 feet away from Bell who spoke into his machine. When Pedro put the receiver to his ear he uttered his now famous words, “My God, it talks!”

Kudzu Plants Became The Thing For Erosion Control

This fast growing perennial vine was originally introduced at the Japanese exhibit. It was adopted in the United States to prevent soil erosion. It worked well, in fact it worked too well. It spread so quickly across the southern United States it became known as “the vine that ate the south.”

Raise One Arm For The Statue Of Liberty

In 1876, Bartholdi sent Lady Liberty’s hand and torch to the Philadelphia Exposition to raise interest. Meanwhile, he and Gustave Eiffel (as in the Eiffel Tower) engineered the rest of her body.

The Monorail That Inspired Disneyland

The monorail’s 170-yard elevated track in Fairmont Park connected the Horticultural Hall to the Agricultural Hall. General LeRoy Stone’s double-decker monorail featured two main wheels. The rear wheel was powered by a rotary steam engine.

The Portable Bathtub Made A Big Splash

According to the patent of December 12, 1876:

“Be it known that I, ETHELBERT WATTS, of Philadelphia, in the county of Philadelphia and State of Pennsylvania, have invented a certain new and useful Convertible Portmanteau and Bath-Tub. The object of my invention is to provide a portmauteau, valise, traveling-bag, or other equivalent article used for the transportation of clothing, which shall be convertible into a bath-tub, so as to afford travelers in places where such conveniences are wanting the luxury or comfort of bodily ablution.”

The Typewriter Made A Serious Clatter

Also known as the Remington Typographic Machine, the Sholes and Glidden typewriter was designed primarily by Christopher Latham Sholes. The typewriter was already on its journey before 1876, but this new version was a popular show item. Its QWERTY keyboard typed only capital letters.

It was also an expensive item at roughly $125, so it was targeted primarily to business uses. Typewriters developed rapidly after the fair. In 1874, less than 4% of clerical workers in the United States were women. That number increased to 75% by 1900.

Bureau of International Des Expositions (BIE): Expo Astana 2017

The tradition of the Centennial Exposition lives on. This year BIE will hold its exposition in Astana, the capital of Kazakhstan from June 10 th to September 10 th .

The theme is Future Energy. Exhibits will focus on Reducing CO2 emissions, Living Energy Efficiency and Energy for all. Participants will showcase sustainable solutions and innovative technologies with the hopes of undoing some of the problems caused by earlier technology that debuted at the Centennial Exposition.

Did The 1876 Heat Wave Foreshadow Global Warming?

Visitors in 1876 endured a deadly heat wave that started in mid-June. Temperatures reached 100 degrees on at least ten days of through July. Fortunately, temperatures dropped for the most part starting in August and attendance rose.

Racing Nellie Bly
Victorian Secrets From Footnotes In History
Know The Past To Invent The Future

6 Responses

I found a pendant in my grandmothers things. The pendant has the Lord’s Prayer on a pull out charm. The charm says “struck in the main building…on the first steam coining press.”

Can you tell me the history and value of this locket?

I wish I could help you with that value. The piece sounds fantastic! Can you send a picture of it? There are many sites that specialize in items like you described. Even ebay can be a good starting point to determine value before you launch into other sites. Again, I would love to see a picture of this. You must have found so many treasures in your grandmother’s things.

Hola
just wondering if you have data/info on Winchester displaying his guns at the 1876 world fair. I cant find anything at all and need help.
thank you very much
salud

Thanks so much for visiting. WinchesterCollector.org seems like a good source. Here’s an excerpt: “The 1876 Centennial Exposition was a very big deal at the time keeping in mind that it was the first “Official “ World’s Fair, and lasted 6 months, with an estimated 10 million visitors so it was not a small event. My guess is that Winchester had hundreds…if not thousands of rifles display at the fair, from standard models to highly engraved. Generally the factory letters will state “shipped to Centennial Exposition” Philadelphia, PA or Shipped to Paris Exposition etc. ”
Also check out the Cody Firearms Museum. I hope this helps!

Thanks so much for this information! It is a shame that such a wonderful event celebrating freedom for all, when so many Americans were still in bondage. Women were not free, Native Americans were not free, and were corralled and incarnated later into reservations. However this event was necessary for many more reasons that later made this country better.

I could not agree more with you! Human behavior throughout history is laced with shame. I’ve been working diligently to find more stories about women and the full array of people who lived during these times. If you have any topics or figures you want me to explore, please let me know. The lesser known stories are the true gems and backbone of human history.


Períodos de tiempo:

Lo siguiente, adaptado del Manual de estilo de Chicago, 15ª edición, es la cita preferida para esta entrada.

Anonymous, &ldquoTexas Centennial,&rdquo Manual de Texas en línea, accessed June 19, 2021, https://www.tshaonline.org/handbook/entries/texas-centennial.

Publicado por la Asociación Histórica del Estado de Texas.

Todos los materiales con derechos de autor incluidos en el Manual de Texas en línea están de acuerdo con el Título 17 U.S.C. La sección 107 relacionada con los derechos de autor y el uso legítimo para las instituciones educativas sin fines de lucro, que permite a la Asociación Histórica del Estado de Texas (TSHA), utilizar materiales con derechos de autor para ampliar las becas, la educación e informar al público. La TSHA hace todo lo posible por ajustarse a los principios de uso justo y cumplir con la ley de derechos de autor.

Si desea utilizar material protegido por derechos de autor de este sitio para fines propios que vayan más allá del uso legítimo, debe obtener el permiso del propietario de los derechos de autor.


Tennessee Centennial Exposition

The Tennessee Centennial Exposition, held in Nashville in 1897 to celebrate Tennessee’s one-hundredth anniversary of statehood, was one of the largest and grandest of a series of industrial expositions that became hallmarks of the New South era. Modeled in particular after the Chicago Columbian Exposition in 1893, it featured exhibitions on the industry, agriculture, commerce, and transportation of the state as well as displays on the educational and cultural achievements. Torn by jealousy among the three grand divisions and stymied by the deadening effects of the 1893 depression, the state’s centennial celebration did not begin until one year after the one-hundredth anniversary of statehood. A group of Nashville businessmen took the lead in planning the exposition, and the Louisville and Nashville Railroad provided major backing for the event, which became, in part, a public relations effort to appease widespread public discontent with the railroad monopolies. Two chief officers of the Nashville, Chattanooga, and St. Louis Railroad, John W. Thomas and Eugene C. Lewis, served as president and director general, respectively, of the exposition.

The exposition grounds were an important experiment in city planning and park design. They were built upon the model of the Chicago Columbian Exposition, which inspired the City Beautiful Movement. Laid out on the grounds of a former race track about three miles west of the city center on West End Avenue, the exposition featured neoclassical buildings, a man-made lake, curvilinear roads, and elaborate landscaping. Centennial City was also granted full powers as a separate city, and it became a model of Progressive era “good government” with its strict regulations of liquor and vice.

The Centennial Exposition was, above all, a celebration of technological progress brought by the machine age. Major exhibits were devoted to commerce, agriculture, machinery, and transportation. The typical exhibits included a relic of some outmoded method or contraption and the modern technology that had replaced it. Thus, an old cotton bale press powered by a plodding mule was set in “striking contrast” to the steam-powered model of the present day, and an old hand loom or spinning wheel was put beside new electric powered textile machinery. There were in addition automatic brick makers, telephones, gasoline engines, electric dynamos, electric lights strung on every building, all offered as evidence of the promise of technological progress in the New South.

The exposition also gave much attention to the social progress of the “new woman,” the “new Negro,” and the modern child. Tennessee women played a particularly prominent role in the exposition, which served to galvanize women reformers of the Progressive era. The Woman’s Building featured displays of domestic arts and home economics and sponsored visiting lectures by Jane Addams and other leaders of the emerging feminist movement. The Negro Building was filled with displays of African American products and educational achievements. Advocates of racial progress and cooperation were invited to address the exposition, and several Negro Days were set aside to honor the free, educated, aspiring “new Negro.” The celebration of black progress at the exposition, along with the strict segregation of the races, reflected the paradoxical racial politics of the New South, however. A Children’s Building put on display children’s art work and hosted lectures on school reform. Throughout the exposition there was an ever-present emphasis on improvement through science, technology, and education.

Along with the celebrations of technological and social progress were major exhibits devoted to art and history. To house the Fine Arts Building, an exact scale model of the Parthenon of ancient Greece was erected at the center of the exposition grounds. It soon became the most admired building on the grounds. Symbol of Nashville’s traditional claim as the “Athens of the South,” this plaster and wood version of the Parthenon remained standing until the 1920s, when it was rebuilt in concrete. The history of the state was also honored by the Tennessee Historical Society, which exhibited artifacts and manuscripts from the state’s early history. The Ladies’ Hermitage Association, the Colonial Dames, and the Daughters of the American Revolution joined in displaying artifacts depicting the state’s history. The Confederate Memorial Association, a women’s organization devoted to raising monuments to the Lost Cause, organized a special display on the “late war,” while the Grand Army of the Republic offered artifacts depicting the Northern side of the war. One of the chief functions of this and other southern expositions was to put on display the New South spirit of reconciliation with the North. Among the more dramatic examples of this was the Confederate Veteran’s Day, which drew sixteen thousand former rebels to Nashville to honor the Lost Cause and celebrate the South’s new place within the Union.

In addition to the exhibits displaying Tennessee’s economic, social, and cultural progress, the Centennial Exposition included a midway with exciting rides and exotic shows for the entertainment of the families attending. The Tennessee Centennial Exposition opened May 1, 1897, and closed six months later. It drew approximately 1.8 million visitors, making it the largest of any southern exposition. Afterwards the Exposition grounds were converted to Centennial Park, which became a centerpiece of Nashville’s new city park system and a major magnet to the westward growth of suburban Nashville. A number of civic organizations that sprang from the Exposition continued to meet and influence politics and reform in Nashville and the state. Women reformers joined the Centennial Club to work on municipal reform and city beautification. Others who had cooperated in the successful planning of the exposition brought a new confidence in the Progressive era’s faith in improvement through technology, education, and the expertise of business leaders.


Centennial Exposition - History

After years of planning, the Centennial Exposition marking the 100th anniversary of the nation’s birth opened in Fairmount Park on May 10, 1876, with President Ulysses S. Grant and a long list of dignitaries in attendance.

Set on 286 acres on the banks of the Schuylkill, the exposition — the first World’s Fair in the United States — featured 200 buildings representing 37 countries, as well as states and territories of the still-growing country.

By the time it ended on Nov. 10, nearly 10 million people had visited, according to organizers.

Then, one by one, the buildings large and small that dotted the landscape disappeared. Only two main structures remain — Memorial Hall (the home of the Please Touch Museum) and Ohio House (most recently the Centennial Cafe).

Why were most of the buildings demolished? A reader asked through Curious Philly, a forum where readers submit questions and our journalists seek to answer them.

Not built to last

With a few exceptions, the buildings weren’t meant to be permanent, said Linda Gross, co-author with Teresa Snyder of Philadelphia’s 1876 Centennial Exhibition.

Those originally intended to remain were among the larger structures, including Memorial Hall and the now-demolished Horticultural Hall.

“The Main Building was slated to be razed, but the International Exhibition Co., led by Clement Biddle, worked to create a permanent exhibition in Fairmount Park,” Gross, a research librarian at the Hagley Museum in Wilmington, said in an email.

The building — the largest in the world at the time, covering 20 acres — reopened May 10, 1877, as the International Exhibition Co., later the Permanent Exhibition Co.

But, as Elizabeth Milroy writes in The Grid and the River, the Fairmount Park Commission did not want the building to remain, and in 1879 ordered it vacated “on the grounds that the new managers now emphasized entertainment more than edification." The operators resisted. but gave up after they started losing money. The building was demolished in 1881.

Horticultural Hall was chosen to remain, Gross said, in part because it had central heat and a good lighting system. “It remained as a botanical conservatory for many years," she said.

But it fell into disrepair and was demolished in 1955 after suffering major damage from Hurricane Hazel in October 1954. Even before the hurricane hit, the hall had been closed to the public due to structural concerns.

After the fair, Memorial Hall became the home of the Pennsylvania Museum and School of Industrial Art, precursor to the Philadelphia Museum of Art, Gross said. The Art Museum moved in 1928 to the Benjamin Franklin Parkway, but Memorial Hall continued to house art until the Fairmount Park Commission took over the building in 1958. In 2008, it reopened as the new home of Please Touch after a three-year, multimillion-dollar renovation.

New homes and purposes

Many of the smaller buildings found new purposes, thanks in part to a U.S. Supreme Court ruling.

When the fair ended, it appeared that the event had turned a profit. But then the court ruled that the $1.5 million Congress had allocated for the event ($36.3 million in 2019 dollars) was a loan that had to be paid back.

Organizers looked to pay back the loan in part by selling off buildings, many of which were made for quick assembly — and disassembly.

Several dozen buildings from the fair were moved to the then-burgeoning New Jersey Shore, according to a 1976 New York Times story.

One of them, said to be Froebel’s Model Kindergarten, possibly became St. Peter’s by-the-Sea Episcopal Church in Cape May Point. Its portability is underscored by the fact that its current location follows four moves as the shoreline retreated over the years, according to the church history.

It is also said that the Pennsylvania Railroad bought a building and first used it at the Wayne station and then moved it to Strafford, where it still stands as a Regional Rail station.

Of at least four buildings moved to Spring Lake, Monmouth County, two remained in 1976, the Times reported: the Missouri House, which was a rooming house before becoming a private residence, and the Portuguese House, which was then part of the Billows Hotel. Both are now gone.

Bits and pieces of other Centennial Exposition buildings may have ended up in other structures.

For example, according to the Times, Richard J. Dobbins, who built most of the buildings, bought back at least a dozen of them, as well as some of the lumber from Agricultural Hall. He used all that wood to put up about 40 farmhouses in Monmouth County, as well as fences, bridges, and bulkheads.

Still on display

Exhibits from the fair also live on.

After the exhibition, 62 boxcars of material were taken to Washington, where some of the money paid back to Congress was allocated for the U.S. National Museum, now the Arts and Industries Building of the Smithsonian Institution.

Gross said pieces from the Smithsonian’s exhibition are on loan to the National Museum of Industrial History in Bethlehem, Pa. The museum says it has 19 artifacts from the Centennial on exhibit there.


Party Like It's 1876! 12 Items From the Centennial Exposition

The 1876 International Exhibition of Arts, Manufactures, and Products of the Soil and Mine, which was more commonly known as the Centennial Exposition, was held in Philadelphia in honor of the 100th anniversary of the signing of the Declaration of Independence. From May through October, almost 10 million visitors, including repeat guests, wandered through the 249 temporary buildings and stayed in the temporary hotels constructed in and around Fairmount Park. These visitors were treated to more than 30,000 exhibits from all over the world, with each participating country determined to showcase its inventive clout. Here's a sampling of some of the more famous and bizarre items on display.

1. Corliss Steam Engine

The Corliss steam engine was assembled on a platform in the center of Machinery Hall, the main attraction inside the most popular building at the fair. After presiding over the opening ceremonies, President Ulysses S. Grant and his guest, Brazilian Emperor Dom Pedro, each pulled a lever to set the famed engine in motion. The impressive machine, which symbolized the United States' rise to industrial prominence, was nearly 50 feet tall and powered most of the machines within the 13-acre building.

2. The Telephone

While the Corliss steam engine initially attracted the largest crowds, Alexander Graham Bell's telephone would eventually become the talk of the fair. Bell, who hadn't planned to attend the event, gave the first public demonstration of his instrument on a sweltering afternoon in June, in front of an audience that included Emperor Pedro and Lord Kelvin. Bell picked up the transmitter and spoke into it. Standing 20 feet away, Empeor Pedro put the receiver up to his ear and famously remarked, "My God, it talks!" Lord Kelvin took the receiver and reportedly said, "It is the most wonderful thing I have seen in America."

3. Portable Bathtub

Ethelbert Watts, a Pennsylvania native who was cashier of the Centennial Board of Finance, introduced a portable bathtub made of rubberized cloth at the Exposition. The inspiration for Watts' invention was what he perceived as a lack of bathing services for travelers.

4. Typographic Machine

The typewriter on display at the Centennial Exposition wasn't nearly as popular with the judges or the public as Bell's telephone. It resembled a sewing machine and featured a QWERTY keyboard that produced only capital letters. The Remington No. 2, which was released in 1878, featured both upper- and lower-case letters on the same type bar. By 1893, Remington was producing typewriters in multiple languages.

5. Mechanical Calculator

George B. Grant, who holds four patents for calculators, displayed his barrel model difference machine in Philadelphia. The machine was 5 feet by 8 feet, weighed 2,000 pounds, and included 15,000 components. When hand-cranked, Grant's invention could calculate 10 to 12 terms per minute. When connected to a power source, its efficiency doubled. The machine received high praise from the judges, but by the 1880s, it was obsolete. Cheaper, more efficient, and—most importantly—smaller models hit the market.

6. Hires Root Beer

Charles Elmer Hires served free glasses of his recently perfected root beer from a booth at the exhibition, a refreshing treat for thirsty fairgoers. The average daily attendance at the fair was never greater than 34,000 between May and August, which was partly the result of a devastating heat wave. The average daily attendance in September and October spiked to roughly 80,000 and 100,000, respectively. Visitors to Hires' booth could purchase 25-cent packages of the dried roots, herbs, and bark that went into his root beer, along with three-ounce bottles of condensed extract. The following year, a local newspaper publisher convinced Hires to advertise his root beer and the rest was history.

7. Bananas

For many visitors, the Philadelphia Exposition was their first opportunity to try an exotic yellow fruit. Bananas, which were still a novelty in the United States and were often served with a knife and fork, were wrapped in tinfoil and sold for 10 cents apiece.

8. Popcorn

Citing records provided by the aforementioned Centennial Board of Finance, which managed to do its job even while some of its members were busy inventing portable bathtubs, the Philadelphia Record reported that a vendor paid $3,000 for the right to sell popcorn at Fairmount Park. "This in its way is as remarkable as the concession to lager at $50,000, and to catalogues at $100,000," the reporter opined. "Considering the cheapness of the delicacy, think how many tons of pop-corn must be sold at the fair in order to justify the merchants in paying $3,000 for the privilege of selling it!" Buttered popcorn was indeed a big hit at the Centennial Exposition. Charles Cretors would display some of his patented popcorn machinery at the 1893 World's Fair in Chicago.

9. Kudzu

Kudzu was one of several ornamental plants exhibited in the Japanese pavilion. While the plant was first used in the United States after the Centennial Exposition as a decorative shade provider, it was later adopted for a much different purpose. When the Soil Erosion Service, which later became the Soil Conservation Service, was created as part of the New Deal, it began recommending kudzu as a means of erosion control. "What, short of a miracle, can you call this plant," Hugh H. Bennett, head of the SCS, remarked.

10. Lady Liberty's Arm and Torch

Frederic Auguste Bartholdi, who began constructing the Statue of Liberty in 1876, sent the completed arm and torch to Philadelphia for display beginning in August. The torch display was part of a fundraising effort to help pay for the base of the to-be-completed statue. Visitors paid 50 cents to climb a ladder to the balcony around the torch. After the Centennial Exposition closed, the torch was displayed in New York City's Madison Square Garden for several years.

11. Monorail

Long before Disney World opened, General LeRoy Stone's monorail carried passengers around the fairgrounds at the Centennial Exposition. Stone's monorail ran more than 150 yards between Horticultural Hall and Agricultural Hall. The double-decker vehicle featured two main wheels and the rear wheel was powered by a rotary steam engine.

12. Iron Lifeboat

In its centennial look back at the Centennial Exposition, Mecánica popular recalled the popularity of a lateen-rigged, noncapsizable iron lifeboat on display. "It boasted luxuries no one had ever seen before in a lifeboat—"˜covered accommodations for females and children, arrangements for water-saving, mail box, and required no lowering device.'"


Historical Photos of Cincinnati's 1888 Centennial Exposition

They called it the “World’s Fair of Cincinnati.” When the Centennial Exposition of the Ohio Valley and Central States first began to enthrall onlookers 130 years ago, way back in 1888, it was nominally slated to celebrate the anniversary of the City of Cincinnati’s founding. More to the truth, this incredibly lavish year-long exposition gave cause to spotlight the growing metro’s industry, commerce and rampant technological progress.

Unheard-of electric lights were seen everywhere exhibit halls could be open — and illuminated — late into the night. Gondolas were imported from Venice, Italy, along with the necessary gondoliers to provide voyages along the Erie Canal (what’s now Central Parkway). For laughs, they even hauled in President Ulysses S. Grant’s Point Pleasant home. Really.

The ostentatious festival dominated city life for most of the year in 1888: planning, execution, excitement, crowds, tear-downs. It ran for more than 100 days, from July 4 to Nov. 8, open 9 a.m.-10 p.m. every day except Sunday. Cincinnatians subscribed for tickets in excess of $1 million, a tidy sum in that era season tickets cost a whopping $5, and adult daily admission was 25 cents.

All in all, the fest featured 47 acres of unbridled play and 950,000-square-feet of exhibition space.


Ver el vídeo: Exposición Historia de una fuerza centenaria en el MAR Rionegro (Mayo 2022).