Revólver



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La idea de un arma que mantuviera un flujo continuo de fuego atrajo a los inventores en las primeras etapas del desarrollo de las armas de fuego. En 1718 James Puckle inventó una pistola que podía disparar 63 tiros en siete minutos. La invención del revólver de chispa giratorio a mano por Elisha Collier y Artemus Wheeler en 1818 fue un ejemplo temprano de este enfoque. Samuel Holt produjo el primer revólver efectivo en 1836 y luego fue utilizado por el Ejército de los Estados Unidos.


Revólver

Un revólver es un arma de fuego de múltiples disparos, generalmente una pistola, en la que las rondas se sostienen en un cilindro giratorio que gira para dispararlas a través de un solo cañón.

Invención y primeras patentes

Los revólveres Snaphaunce con las características más importantes del tipo de cañón fijo único, rotación automática del cilindro y alineación positiva del cilindro se fabricaron a fines del siglo XVII. El espécimen más antiguo conocido, ahora en las armerías de la Torre de Londres, data de alrededor de 1680 y se atribuye a John Dafte de Londres.

Elisha Collier patentó un revólver de chispa en Gran Bretaña en 1818, y en 1822 se estaban produciendo cantidades significativas en Londres. El origen de esta invención está en duda, ya que diseños similares fueron patentados en el mismo año por Artemus Wheeler en los Estados Unidos y por Cornelius Coolidge en Francia.

Samuel Colt recibió una patente británica para su revólver en 1835 y una patente estadounidense (número 138) el 25 de febrero de 1836 para una pistola giratoria, e hizo el primer modelo de producción el 5 de marzo de ese año.

Otra patente de revólver fue otorgada a Samuel Colt el 29 de agosto de 1839. La patente del 25 de febrero de 1836 se volvió a emitir como Patente de EE. UU. RE00124 titulada Pistola giratoria a Samuel Colt el 24 de octubre de 1848. Esto fue seguido por la Patente de EE. UU. 1850 para un revólver y por la patente estadounidense 0007629 el 10 de septiembre de 1850 para un revólver.

Las armas de tipo revólver son parte del largo desarrollo de la fabricación de mejores armas de disparos múltiples. Fueron en parte un intento de mejorar las armas de tipo caja de pimienta, que usaban un cilindro giratorio con un conjunto de mecanismos de disparo, pero que también tenían varios cañones. Disparar a través de un solo cañón ahorró el gasto y el peso de tener los múltiples cañones del Pepper-box. Si bien se probaron muchos diseños de cámaras giratorias, los primeros revólveres de gran éxito se basaron en mecanismos patentados por Samuel Colt. Se cree que a Samuel Colt se le ocurrió la idea del revólver mientras estaba en el mar, inspirado en el cabrestante, que tenía un mecanismo de trinquete y trinquete, una versión del cual se usaba en sus pistolas para hacer girar el cilindro. Los revólveres han seguido siendo populares hasta el día de hoy en muchas áreas, aunque han sido reemplazados en gran medida por pistolas semiautomáticas alimentadas por cargador como la Colt M1911, especialmente en circunstancias en las que el tiempo de recarga y una mayor capacidad del cartucho se consideran importantes.

Un revólver funciona al tener varias cámaras de disparo dispuestas en un círculo en un bloque cilíndrico que se alinean con el mecanismo de disparo y el cañón, uno a la vez. Un revólver de acción simple requiere que el martillo se retire con la mano antes de cada disparo. Por el contrario, en un revólver de doble acción, apretar el gatillo puede tirar del martillo hacia atrás para amartillar la pistola, además de servir para soltar el martillo. La mayoría de los revólveres de doble acción modernos también se pueden disparar en el modo de acción simple, lo que sirve para mejorar la precisión práctica al reducir la fuerza y ​​la distancia necesarias para apretar el gatillo. Debido a que el esfuerzo requerido para amartillar el martillo es parte de la acción de disparo en un revólver de doble acción, generalmente se pueden disparar más rápido que una sola acción, pero a costa de una precisión reducida en las manos de la mayoría de los tiradores.

Más comúnmente, estas armas tienen una capacidad de cinco o seis disparos (de ahí el otro nombre Six Shooter), sin embargo, algunos revólveres tienen una capacidad de hasta 10 disparos (esto a menudo depende del calibre, aunque diferentes compañías producen revólveres en el mismo calibres con capacidades diferentes, debido a otras diferencias de diseño), y cada cámara debe recargarse manualmente. Esto hace que el procedimiento de recarga de un arma de este tipo sea lento (incluso con la ayuda de dispositivos como los cargadores rápidos). Las alternativas son un cilindro reemplazable, un cargador rápido (fabricado por HKS y Safariland) que puede recargar todas las cámaras a la vez, o un clip de luna que sostiene una carga completa (o incluso la mitad de uno en el caso de un clip de media luna) de munición y que se inserta junto con la munición. Además, Bianchi fabrica un producto conocido como "speedtrip". Los Speedstrips no pueden recargar un revólver completamente vacío tan rápido como un cargador rápido, pero son menos costosos, más planos y más flexibles cuando se trata de recargas parciales.

En comparación con las pistolas de carga automática, un revólver suele ser más sencillo de operar (a pesar de ser a menudo más complejo mecánicamente) y puede tener una mayor confiabilidad (dependiendo de factores como la firmeza del agarre, la munición utilizada y el grado de mantenimiento y lubricación proporcionados al arma de fuego). Por ejemplo, si una pistola semiautomática no dispara, limpiar la recámara requiere realizar un ciclo manual de la acción para eliminar la ronda errante, ya que el ciclo de la acción normalmente depende de la energía del disparo de un cartucho. Con un revólver, esto no es necesario ya que nada de la energía para hacer funcionar el revólver proviene del disparo del cartucho, sino que es suministrada por el usuario ya sea amartillando el martillo o, en un diseño de doble acción, simplemente apretando el gatillo.

Durante el largo período de desarrollo del revólver, se han utilizado muchos calibres. Algunos de estos han demostrado ser más duraderos durante los períodos de estandarización y algunos han entrado en la conciencia del público en general. Entre ellos se encuentran el .22 rimfire, un popular calibre de tiro al blanco .38 Special y .357 Magnum, conocido por el uso policial del .44 Magnum, famoso por las películas de Clint Eastwood "Dirty Harry" y el .45 Long Colt, utilizado en el Colt. revólver del "salvaje oeste". Introducido en 2003, el Smith & amp Wesson Modelo 500 es el revólver de producción más poderoso jamás creado, usando la ronda .500 S & ampW.

Como los revólveres tienen un diseño del siglo XIX, no es sorprendente que las pistolas semiautomáticas los hayan superado en aplicaciones militares y policiales. Sus capacidades de munición a menudo más bajas y sus tiempos de recarga relativamente más largos en comparación con las pistolas de carga automática son las principales razones del cambio que se produjo en las décadas de 1970 y 1980. Además, el perfil plano de las semiautomáticas las hace más adecuadas para el transporte oculto. Los revólveres siguen siendo populares en el papel de armas de respaldo (y posiblemente fuera de servicio) entre los agentes del orden y los guardias de seguridad estadounidenses. Además, los revólveres siguen siendo comunes en el sector privado estadounidense como armas defensivas y deportivas / de caza.

Los famosos revólveres policiales y militares incluyen el Webley, el Colt Single Action Army, el Smith & amp Wesson Model 29, el Smith & amp Wesson Model 10 y el Smith & amp Wesson 1917.

La tecnología de revólver vive en otras armas utilizadas por los militares. Algunos cañones automáticos y lanzagranadas usan mecanismos similares a los revólveres, y algunas escopetas antidisturbios usan cilindros con resorte que soportan hasta 12 rondas.

Carga y descarga

Los primeros revólveres eran de avancarga, lo que significaba que cada cámara del cilindro se cargaba desde el frente con pólvora suelta y una bala. Por lo general, había una palanca de carga unida a la parte inferior del cañón que le daba al usuario palanca para forzar la bola de plomo de gran tamaño a la recámara, lo que la selló y mantuvo la bola y la pólvora en su lugar de forma segura. Los primeros revólveres prácticos fueron los capuchones, porque el método de cebado con capuchón fue el primero en ser lo suficientemente compacto como para hacer factible un revólver práctico.

La primera generación de revólveres de cartucho se convirtieron en diseños de caplock. En muchos de estos (especialmente aquellos que se convirtieron mucho después de la fabricación), se quitó el pasador en el que giraba el cilindro y se quitó el cilindro de la pistola para cargarlo. Los modelos posteriores utilizaron una compuerta de carga en la parte trasera del cilindro que permitía acceder a un cartucho a la vez para cargar, mientras que una varilla debajo del cañón se podía presionar hacia atrás para extraer la carcasa disparada. La mayoría de los revólveres que utilizan este método de carga son revólveres de acción simple.

Curiosamente, la puerta de carga en los diseños originales de Colt (y copiada por casi todos los revólveres de acción simple desde entonces) está en el lado derecho, lo que puede favorecer a los usuarios zurdos con el revólver sostenido en la empuñadura adecuada para disparar con la mano izquierda, el Los cartuchos se pueden expulsar y cargar fácilmente con el derecho. Esto se hizo porque estas pistolas estaban destinadas a la caballería, y se pretendía que el revólver y las riendas estuvieran en la mano izquierda mientras que la mano derecha estaba libre para cargar los cartuchos.

Dado que el cilindro de estos revólveres está firmemente sujeto en la parte delantera y trasera del bastidor, y dado que el bastidor suele tener el grosor completo en todos los sentidos, los revólveres de cilindro fijo son diseños intrínsecamente fuertes. Debido a esto, muchos revólveres de caza modernos de gran calibre tienden a basarse en el diseño de cilindro fijo.

Descanso superior

El siguiente método utilizado para cargar y descargar revólveres de cartucho fue el diseño de rotura superior. En un revólver de ruptura superior, el marco tiene bisagras en la parte delantera inferior del cilindro. Al soltar la cerradura y empujar el cañón hacia abajo, el cilindro sube; esto expone la parte trasera del cilindro para recargar. En la mayoría de los revólveres de ruptura superior, el acto de girar el cañón y el cilindro acciona un extractor que empuja los cartuchos en las cámaras hacia atrás lo suficiente como para que caigan libres o se puedan quitar fácilmente. Luego, se colocan rondas frescas en el cilindro, ya sea una a la vez o todas a la vez con un cargador rápido o un clip lunar. Luego, el cañón y el cilindro se giran hacia atrás y se bloquean en su lugar, y el revólver está listo para disparar. Dado que el marco está en dos partes, unidas por un pestillo en la parte superior trasera del cilindro, los revólveres de freno superior son relativamente débiles y no pueden manejar rondas de alta presión. Los diseños de rotura superior están casi extintos en el mundo de las armas de fuego, pero todavía se encuentran en las pistolas de aire comprimido.

Uno de los revólveres "break top" más famosos es el Schofield Model 3, diseñado a finales del siglo XIX y utilizado por el forajido occidental Jesse James. Otro diseño notable es la serie de revólveres Enfield y Webley utilizados por el ejército británico desde la década de 1880 hasta la de 1960.

Cilindro basculante

El último y ahora más común método de carga y descarga es el cilindro basculante. El cilindro está montado en un pivote que es coaxial con las cámaras, y el cilindro se balancea hacia afuera y hacia abajo (hacia la izquierda en todos los casos, debido a que los tiradores diestros son la mayoría). Se instala un extractor, operado por una varilla que se proyecta desde la parte delantera del conjunto del cilindro. Cuando se presiona, liberará todas las rondas disparadas simultáneamente (como en los modelos de ruptura superior, el recorrido está diseñado para no extraer completamente rondas más largas sin disparar). Luego, el cilindro puede cargarse, individualmente o nuevamente con un cargador rápido, y cerrarse, donde se engancha en su lugar. La parte giratoria que soporta el cilindro se llama grúa y es el punto débil de los diseños de cilindros oscilantes. El uso del método que a menudo se describe en las películas y la televisión de abrir y cerrar el cilindro con un movimiento rápido de la muñeca, de hecho hará que la grúa se doble, desalineando el cilindro con el cañón. La falta de alineación entre la recámara y el cañón es una condición peligrosa que impide la transición de la bala de la recámara al cañón. Esto da lugar a presiones más altas en la recámara, daño de bala y la posibilidad de una explosión si la bala se atasca. El impacto del disparo también puede ejercer una gran presión sobre la grúa, ya que en la mayoría de los diseños el cilindro solo se mantiene cerrado en un punto, la parte trasera del cilindro. Los diseños más fuertes, como el Ruger Super Redhawk, usan un candado en la grúa, así como el candado en la parte trasera del cilindro. Este pestillo proporciona una unión más segura entre el cilindro y el marco, y permite el uso de cartuchos más grandes y potentes.

Acción

Acción unica

En un revólver de acción simple, el martillo se amartilla manualmente, generalmente con el pulgar de la mano que dispara o sostiene. Esta acción hace avanzar el cilindro a la siguiente ronda y bloquea el cilindro en su lugar con la recámara alineada con el cañón. El gatillo, cuando se aprieta, libera el martillo, que dispara la bala en la recámara. Para disparar nuevamente, el martillo debe amartillarse manualmente nuevamente. Esto se denomina "acción única" porque el gatillo solo realiza una acción única, soltar el martillo. Debido a que solo se realiza una sola acción y se aligera el gatillo, disparar un revólver de esta manera permite a la mayoría de los tiradores lograr una mayor precisión.

Acción doble

La mayoría de los revólveres de doble acción se pueden disparar de dos formas. La primera forma es exactamente igual que con un revólver de acción simple: el martillo está amartillado, lo que hace avanzar el cilindro en sentido antihorario cuando se mira desde atrás, y cuando se aprieta el gatillo, se libera el martillo. Los revólveres de doble acción también se pueden disparar desde una posición de martillo hacia abajo, simplemente apretando el gatillo. En este caso, el gatillo primero amartilla el martillo (avanzando así el cilindro en sentido antihorario) y luego suelta el martillo en la parte trasera de su recorrido, disparando la bala en la recámara. Ciertos revólveres, llamados solo de doble acción, carecen del pestillo que permite bloquear el martillo en la parte trasera y, por lo tanto, solo se pueden disparar en el modo de doble acción. Sin forma de bloquear el martillo hacia atrás, los diseños de doble acción tienden a tener martillos inclinados o sin espuelas, e incluso pueden tener el martillo completamente cubierto por el marco del revólver. Por lo general, estos están diseñados para llevarlos ocultos con fines defensivos, donde una espuela de martillo podría engancharse cuando se saca el revólver. La posible reducción de la precisión en el fuego apuntado se compensa con la mayor facilidad de uso para el transporte oculto.


Revólver - Historia

Regístrese a continuación para nuestro ¡PRUEBA MENSUAL DE BEATLES TRIVIA!

Publicado el 8 de agosto de 1966

Aquí es donde se traza la línea en la arena. Si bien un número creciente de entusiastas de los Beatles afirman que les ha gustado todo su catálogo, la mayoría todavía están divididos en dos bandos: los primeros Beatles o los posteriores Beatles. Aquellos que eran adolescentes o adolescentes que recuerdan estar paralizados frente a sus televisores el 9 de febrero de 1964 viendo estos nuevos íconos británicos en El show de Ed Sullivan Por lo general, prefieren escuchar canciones como & ldquoShe Loves You & rdquo a la música que explican como & ldquowhen se volvieron raras & rdquo. Los días de & quotmop-top & quot como & ldquobubblegum crap & rdquo. Luego está el número creciente de fanáticos de generaciones posteriores que también gravitan hacia su período posterior, descubriendo finalmente que los primeros años también tuvieron mucho mérito.

Sin embargo, cabría preguntarse qué marca la línea divisoria entre el período inicial y el período posterior. Hay un abismo tan obvio entre, por ejemplo, y ldquoQuiero tomar tu mano& rdquo y & ldquoCome Together & rdquo que si alguien hubiera estado viviendo debajo de una roca y no lo hubiera sabido mejor, se podría haber percibido fácilmente que se trataba de dos bandas completamente diferentes cuando en realidad eran exactamente los mismos compositores, músicos y cantantes. Su crecimiento y madurez fue gradual, ya que podemos escucharnos a nosotros mismos al escuchar su catálogo cronológicamente, pero ciertamente debe haber un punto discernible en el tiempo en el que, por así decirlo, & quot; citaron. & Quot;

Luego vino & ldquoRevolver. & Rdquo Aquí es donde se dibuja la línea en la arena.

Origen del álbum

& ldquoLos ​​Beatles habían entrado en las sesiones de & lsquoRevolver & rsquo completamente renovados y rejuvenecidos después de unos meses sin recargar sus baterías, & rdquo declaró el ingeniero Geoff Emerick, agregando, & ldquo Fue simplemente mágico, pura serendipia & rdquo.

Los primeros meses de 1964 y 1965 se habían dedicado a escribir y grabar canciones para una película que iban a protagonizar, seguida de la filmación real de la película. Si bien los planes estaban en proceso para una continuación de United Artists de la exitosa película de años anteriores & ldquoHelp! & Rdquo (se consideró un western derivado del libro & ldquoA Talent For Loving & rdquo, pero luego se desechó), esto no se materializó. Sin necesidad de apresurarse a entrar en el estudio de grabación, sin gira programada hasta junio y con un horario casi vacío, el grupo tuvo tiempo de "recargar las pilas". Con & ldquoAlma de goma& rdquo monopolizó la cima de las listas de álbumes en todo el mundo en los primeros meses de 1966, y con la transmisión por radio de & ldquoWe Can Work It Out, & rdquo & ldquoDay Tripper, & rdquo & ldquoMichelle & rdquo y & ldquoNowhere Man & rdquo (entre otros), ahora podían sentarse un poco y disfrutar sus labores.

Después de experimentar el & quot; trabajo de quotrush & quot de armar dieciséis nuevas composiciones en un mes & rsquos tiempo para su álbum anterior (y el sencillo que lo acompaña), utilizaron principalmente este & quot; tiempo de inactividad & quot para perfeccionar su arte de escribir canciones. También estaban desarrollando ideas sonoras para usarlas en el estudio de grabación. "Una cosa es segura", declaró Lennon a principios de 1966, "el próximo LP será muy diferente", y HellipPaul y yo estamos muy interesados ​​en esta música electrónica. "George Harrison relata:" Ganamos más control cada vez que conseguimos un Número Uno, y luego, cuando volvamos al estudio, nos abrimos paso hasta que nos hicimos cargo de la tienda.

Dado su desencanto con las presentaciones en vivo en ese momento, prestaron poca atención a si serían capaces de interpretar estas nuevas composiciones en el escenario. De hecho, parecían grabar música a propósito que no se podía reproducir en vivo. Su disgusto por las giras los dejó con la opinión unánime de que el estudio es donde querían experimentar, lo que les pareció extremadamente emocionante. "Ahora dedicamos más tiempo a grabar porque preferimos grabar", explicó George en 1966. "Esta vez, para nuestro nuevo álbum, nuestra compañía discográfica nos permitió usar el estudio casi siempre que quisiéramos, de modo que pudiéramos seguir trabajando hasta que estuviéramos satisfechos. & rdquo

Como atestigua la historia, los resultados fueron extraordinarios. Lo que la mayoría de la gente veía como la fórmula estándar de los Beatles, que constaba de dos guitarras, el bajo y la batería, a menudo se dejaba en el camino. En cambio, teníamos una sección de metales predominante, instrumentos indios, bucles de cinta, guitarras al revés, efectos de sonido cómicos, un solo de trompa y cuerdas. Mientras que el año anterior & # 39s & ldquoYesterday & rdquo definitivamente había abierto nuevos caminos al utilizar un cuarteto de cuerdas para acompañar a Paul en la guitarra acústica, & ldquoEleanor Rigby& rdquo fue la primera pista de los Beatles que no tenía guitarra, ni ningún Beatles tocando ningún instrumento.

Dado que el grupo ahora podía usar su influencia para nombrar sus propios álbumes, compartieron sus ideas mientras estaban en su breve gira internacional justo después de que se grabó el álbum. Barry Miles relata los detalles en su libro & ldquoMany Years From Now & rdquo: & ldquoJohnny Dean, editor de & lsquoBeatles Monthly, & rsquo estaba con ellos la noche del 24 de junio de 1966, en una habitación de hotel en Munich & hellip. Al principio, los cuatro querían llamarlo & lsquoAbracadabra, & rsquo pero alguien ya lo había usado. & lsquoPendulums & rsquo y & lsquoFat Man And Bobby & rsquo fueron otras ideas. Ringo sugirió hacer una broma con Los Rolling Stones llamándolo & lsquoAfter Geography & rsquo ya que los Stones acababan de hacer & lsquo¡Secuelas!& rsquo John propuso & lsquoBeatles On Safari & rsquo y Paul se le ocurrió & lsquoMagic Circle & rsquo John cambió esto a & lsquoFour Sides Of The Circle & rsquo y & lsquoFour Sides Of The Eternal Triangle & rsquo, lo que de alguna manera los llevó a & lsquoRevolverd & rsquo en ningún caso & rsquo. hacer con una pistola (como siempre pensé) pero, como explicó Ringo en 1966, "girando, porque el récord da vueltas".

Grabando el álbum

Los Beatles habían estado empujando los límites cada vez más hasta 1965 inclusive, siempre queriendo ser inventivos en el estudio de grabación. "Al principio, yo era como un maestro con sus alumnos, y ellos hicieron lo que les dije", recuerda el productor George Martin en su libro "Todo lo que necesitas son oídos". No sabían nada de grabación, pero Dios sabe que aprendieron rápido. Y al final, por supuesto, yo iba a ser el sirviente mientras ellos eran los amos.

Junto con esto, un cambio de ingenieros significó más experimentación. Norman Smith había sido ingeniero designado por los Beatles a lo largo de su carrera discográfica hasta ese momento, pero aspiraba a dar el salto a productor, al que fue ascendido poco después de que terminara & ldquoRubber Soul. Con casi la misma edad que George Martin y la misma mentalidad de seguir las reglas, Smith encontró bastante difícil satisfacer las solicitudes de innovación del grupo.

No es así con su reemplazo designado, el joven de diecinueve años Geoff Emerick, a quien le encantaba "manipular los controles de la mesa de mezclas y proponer nuevas innovaciones sonoras", como afirma en su libro "Here, There And Everywhere". Continúa: "Afortunadamente, los Beatles estaban totalmente receptivos a la idea de romper todos los reglas para cuando comencé a diseñarlas. & rdquo

Con tiempo en sus manos y sus jugos inspiradores fluyendo, The Beatles pasaron casi once semanas en el estudio creando las dieciséis pistas que se convirtieron en & ldquoRevolver, & rdquo; estas sesiones también incluyeron el single de principios de verano & ldquoEscritor de tapa blanda& rdquo respaldado por & ldquoLluvia. & rdquo Como solía ser el caso, comenzaron los procedimientos con una composición de John Lennon, esta tentativamente titulada & ldquoMark I & rdquo pero que eventualmente lleva la frase inspirada en Ringo & ldquoTomorrow Never Knows. & rdquo Esta primera sesión fue el 6 de abril de 1966.

La sesión de mezcla final para el álbum el 21 de junio de ese año reveló que les faltaba una canción, por lo que volvieron a entrar al estudio ese día para grabar una canción final, otro clásico de Lennon llamado & ldquoShe Said She Said & rdquo. Tres días después ellos estaban en Alemania occidental comenzando su breve gira internacional con su reciente álbum finalmente en la lata.

Si bien el tiempo utilizado para grabar este álbum parece ser un poco más del doble del tiempo necesario para su álbum anterior (& ldquoRubber Soul & rdquo demorando aproximadamente un mes), el tiempo real pasado en el estudio aumentó considerablemente, la mayoría de las sesiones transcurrieron bien en el temprano en la mañana del día siguiente. Geoff Emerick recuerda: “Nos lo estábamos pasando bien, pero como estábamos constantemente probando cosas nuevas, también era un trabajo duro. De hecho, mi recuerdo más fuerte de esas sesiones es lo completamente agotadoras que fueron. La mayoría de las sesiones de EMI no estaban permitidas después de las 11 pm, pero los Beatles eran lo suficientemente grandes para entonces que todas las reglas se fueron por el camino. Podían trabajar hasta tarde o todo el tiempo que quisieran y teníamos que estar allí con ellos todo el tiempo.

Incluso se eliminaron los ensayos previos, el grupo prefirió entrar frío al estudio. "Increíblemente, todas las pistas del álbum fueron creadas en el estudio ante mis propios ojos", recuerda Emerick. & ldquoLos ​​Beatles no habían ensayado de antemano, no había habido preproducción alguna. ¡Qué experiencia tan increíble fue ver cómo cada una de las canciones se desarrollaba y florecía dentro de los confines de esas cuatro paredes! & Rdquo

& ldquoEl fotógrafo Bob Freeman está trabajando en la posibilidad de una funda revolucionaria para el álbum. Él está hablando de (hacer) que se haga en color plateado, o que se publique como un negativo fotográfico. & Rdquo Esta idea propuesta, como lo explicó a principios de 1966 George Harrison, obviamente nunca llegó a buen término.

Una nueva idea surgió de un recuerdo que el grupo tenía de su primer encuentro con Klaus Voormann en el verano de 1960. Mientras estaba en el escenario del Kaiserkeller en Hamburgo, Alemania, Klaus se acercó al escenario para hacer contacto con esta nueva banda que acababa de descubrir. Philip Norman, en su libro & ldquoShout, & rdquo ofrece este relato: & ldquoShy e inseguro de su inglés, se llevó una funda que había diseñado para un disco estadounidense, & lsquoWalk, Don & rsquot Run & rsquo. Leader & ndash, por lo que ya había identificado a John Lennon & ndash y, en un inglés vacilante, trató de explicar el diseño. John se limitó a murmurar: "Muéstrale a Stu & ndash", él y rsquiza al artista por aquí. & Rsquo & rdquo.

Dado que Klaus se había hecho amigo cercano del grupo, incluso aseguró temporalmente un acuerdo de administración con Brian Epstein por su acto.Paddy, Klaus y amp Gibson, & rdquo, inevitablemente se le pidió que diseñara una portada para el álbum de The Beatles & ldquoRevolver. & rdquo & ldquoMi diseño no es enfermizo ni horrible, & rdquo comenta Klaus, & ldquoit & rsquos muy divertido & rdquo. Incluso pensó en incluir una pequeña foto de sí mismo (dentro del cabello de George & rsquos ) junto con la leyenda & ldquo & rdquoKlaus OW Voormann 66 & rdquo (sus iniciales representan a Otto Wilhelm).

John & rsquos amigo cercano de la infancia Pete Shotton recuerda cómo incluso tuvo una pequeña participación en el diseño de la portada de los álbumes y rsquo. & ldquoEl diseño de portada de & lsquoRevolver & rsquo que, al igual que el disco en sí, consistía en un montaje surrealista. John, Paul y yo dedicamos una noche a examinar una enorme pila de periódicos y revistas en busca de fotografías de los Beatles, después de lo cual, recortamos las caras y las pegamos todas juntas. Más tarde, nuestra obra se superpuso a un dibujo lineal de Klaus Voormann, su viejo amigo en Hamburgo. & Rdquo

La contraportada consiste en una fotografía tomada por Robert Whitaker en mayo de 1966 en los estudios EMI, todos con gafas de sol a pesar de que parece que la habitación estaba a oscuras para la toma. Las copias estadounidenses del álbum cuentan con el crédito & ldquoPrepared para su lanzamiento en los EE. UU. Por Bill Miller, & rdquo, aparentemente él es la persona a cargo de eliminar tres canciones vocales de Lennon del álbum para incluirlas en el lanzamiento estadounidense anterior & ldquoAyer y el infierno y hoy. & rdquo

La portada de & ldquoRevolver, & rdquo, siendo este el segundo álbum que no necesita mencionar el nombre & ldquoBeatles & rdquo en ninguna parte (está incluido en letra muy pequeña en la contraportada), terminó ganando un premio Grammy por & ldquoAlbum Cover Of The Year & rdquo en 1966.

Éxito del álbum

América recibió el asombroso privilegio de recibir dos álbumes completos de los Beatles en 1966 en solo dos meses. El predecesor de & ldquoRevolver, & rdquo, el álbum improvisado de Capitol & ldquoYesterday & hellipAnd Today, & rdquo fue lanzado oficialmente el 20 de junio de ese año y rápidamente saltó al puesto # 1 en las listas de álbumes de Billboard durante cinco semanas, siendo reemplazado en el primer lugar por & ldquoAhora qué mi amor& rdquo por Herb Alpert & amp The Tijuana Brass.

Este álbum de los Beatles, sin embargo, cayó rápidamente en las listas cuando su nueva creación, & ldquoRevolver, & rdquo fue lanzada el 8 de agosto, empujando al mismo álbum de Herb Alpert fuera del lugar # 1 en solo su segunda semana en la lista (saltando del # 45 ). Se mantuvo en la cima durante seis semanas, pasando un total de 14 semanas entre las diez primeras. Vendió más de cinco millones de copias en los Estados Unidos, en comparación con los dos millones de su álbum anterior.

Aunque el título & ldquoRevolver & rdquo no tenía la intención de referirse a un arma, Capitol aparentemente pensó que sí. Prepararon carteles en la tienda que incluían la leyenda en negrita y ldquo¡ESTALLIDO!& rdquo para promover el lanzamiento del álbum, el anuncio idéntico se presentó también en la revista Billboard. En la parte inferior del póster, informaron al público que el álbum incluía ambas caras de su último sencillo, utilizando una interpretación de los primeros artistas de a & ldquoSubmarino amarillo& rdquo, que era bastante diferente al simpático sub animado que solíamos ver en la película de 1968.

Escrito y compilado por Dave Rybaczewski

HAGA CLIC EN LOS TÍTULOS DE LAS CANCIONES A CONTINUACIÓN PARA LEER LA HISTORIA EN PROFUNDIDAD DE LAS CANCIONES DE "REVOLVER"


La interesante historia de los revólveres Remington de las décadas de 1850 a 1870

Miramos hacia atrás en la historia de los revólveres Remington desde la década de 1850 hasta la de 1870, y cómo el fabricante de armas de Nueva York casi siempre perseguía a Colt.

Dennis Adler

Comenzó con una patente, una patente inquebrantable perteneciente a Samuel Colt desde 1835 que mantuvo a E. Remington & amp Sons a distancia desde finales de la década de 1840 hasta el día en que la extensión de la patente de Colt por siete años expiró en 1857.

Como fabricante de armas estadounidense, Remington era mucho mayor que Colt, fundada en 1816 por Eliphalet Remington II. Originalmente, Remington solo fabricaba barriles, pero lo hizo con bastante éxito. En 1828, la compañía se mudó de Litchfield a instalaciones más grandes en Ilion, Nueva York, a lo largo del Canal Erie, una importante ruta comercial en el siglo XIX. Mientras Samuel Colt estaba ocupado reconstruyendo su fortuna en 1847 con los Walker y Whitneyville Dragoons calibre .44, Remington estaba ocupado comprando la Compañía Ames de Chicopee, Massachusetts, en 1848. Usó herramientas Ames para fabricar su primer arma completa, una recámara. Carga de carabina de percusión construida bajo contrato con los EE. UU.

Armada. Fue seguido por un contrato por 5.000 rifles de percusión modelo 1841 de EE.UU. "Mississippi". En cuanto a la fabricación de revólveres, Remington (y todos los demás fabricantes de armas de EE. UU.) Fue bloqueado efectivamente por la patente de Colt. Pasaría casi una década antes de que Remington presentara su primer modelo, el revólver Remington-Beals.

Fue diseñado por Fordyce Beals, quien no solo compartía el nombre, sino también las patentes del 24 de junio de 1856 y el 26 de mayo de 1857. Introducida inmediatamente después de la expiración de la patente de Colt en 1857, la relación con E. Remington & amp Sons y Fordyce Beals continuaría durante años, dando lugar a muchos de los modelos más exitosos de la empresa.

Armas grandes rugientes

En 1858, Remington y Beals elevaron el listón de los diseños de pistolas calibre .44 con la introducción del modelo Remington-Beals Army, un rival inmediato y exitoso de los Colt Dragoons y su construcción comparativamente anticuada (en opinión de Beals). Al Remington Army de calibre .44 le siguió un modelo Navy de calibre .36.

True Velocity marca el comienzo de la próxima generación de precisión.

Munición de verdadera velocidad

A lo largo de los años, Samuel Colt había seguido confiando en sus diseños originales de patente utilizando un marco y un cañón separados, que se unían con el cilindro en el eje y se aseguraban en su lugar con una cuña que pasaba por la orejeta del cañón y el eje. Este era el diseño tradicional de techo abierto que todos en los EE. UU. Intentaban (sin éxito) copiar y producir. Colt entabló un litigio rápido contra todas las copias. Beals y Remington no estaban interesados ​​en copiar a Colt, sino en construir un tipo diferente de revólver que, por diseño, sería más fuerte y usaría un marco de una pieza con una correa superior. Y sería mucho más fácil de recargar.

One had two options when reloading a Colt: Pour a measure of powder into each cylinder chamber, load a lead ball, turn the gun over and place a percussion cap on the nipple of each chamber. The second method was to disassemble the gun by removing the barrel and swapping out the empty cylinder for a loaded one. This was faster so long as you didn’t lose the barrel wedge.

With the Remington and Beals revolver design, traditional loading was the same as the Colt, but a cylinder change took only seconds and required virtually no disassembly. One placed the hammer at half-cock, lowered the loading lever and pulled the cylinder pin forward, rolled the empty cylinder out of the frame, put in a loaded one, pushed the cylinder pin back into place and then raised the loading lever. (You may recall seeing Clint Eastwood do this in the middle of a gunfight in Pale Rider and Anson Mount in the AMC television series Hell on Wheels.) It really was a better idea.

With the start of the Civil War, Remington did not rest on its laurels. The Army and Navy models were fast becoming the Union’s second most carried sidearms. During the course of the war, Remington continued to make improvements to its original .36- and .44-caliber models, introducing the improved Army in 1861 and New Model Army and Navy in 1863. By the end of the Civil War, Remington had produced the second largest quantity of handguns used by the Union, a total of nearly 130,000 revolvers, of which more than 115,000 were .44-caliber models. Remington was also the benefactor of Colt’s misfortune—the factory fire of February 4, 1864—which destroyed the original structures erected by Samuel Colt in 1855. The fire destroyed the buildings where revolvers were manufactured and finished. So, the 1864 fire certainly played a role in the Ordnance Department’s increased orders from Remington before the end of the Civil War.

While Remington touted its superior designs, the Army and Navy models were not perfect. Remington’s revolvers were more prone to jamming than Colts and required more meticulous care. But there was much to be said for the ease of reloading, especially in the midst of a battle.

The Second Blockade

Remington had the misfortune of weathering one unbreakable patent to end up facing another by the end of the Civil War. This time even Colt was being held at bay—both companies were prevented from manufacturing breech-loading cartridge revolvers by Smith & Wesson and the Rollin White patent, which S&W had wisely purchased in 1855. With the White patent, Smith & Wesson had blocked any advances in American handgun design for a decade with the exclusive rights to manufacture breech-loading revolvers in the U.S. until 1869. And like Colt before them, S&W pursued litigation against all violations.

This had proven unfortunate during the war, as metallic cartridges and cartridge-loading handguns were becoming the most advanced form of personal armament. With self-contained metallic cartridges, it was possible to reload more quickly and shoot with greater reliability. Thus, Remington bit the bullet, so to speak, and in 1868 and 1869 paid a hefty $1 royalty to S&W for every cartridge conversion revolver they built. They also agreed to stamp the Rollin White patent dates on each cylinder. Colt would have none of it, and for the first time since 1857, Remington had the edge over its biggest competitor in the handgun market-place.

Remington signed the agreement with S&W in February of 1868 and a total of 4,574 Remington New Model Army percussion models were converted to fire .46-caliber rimfire metallic cartridges. The majority of the guns were actually sold by S&W to Benjamin Kittredge, a wholesale and retail firearms dealer in Cincinnati, Ohio, who had initiated the request for the cartridge conversion models through S&W a year earlier. During this period S&W was only building .22 and .32 caliber breech-loading pocket pistols, and would not introduce a large-caliber model until 1870.

The Remington conversions required the manufacture of a new cylinder since the .46-caliber rounds wound not fit within the diameter of the original six-shot .44 percussion cylinder, thereby ruling out the possibility of cutting off the back and boring the chambers through. The .46-caliber Remington conversions only chambered five rounds, but they were five big ones.

The back of the frame, where the cylinder butted up against the recoil shield, was dovetailed to accept a new recoil plate, which was fastened with a small screw. The right side of the recoil shield and frame were deeply channeled to allow the loading and extracting of cartridges however, there was no loading gate, and the majority of early .46-caliber conversions were not fitted with cartridge ejectors.

The same basic design was used for later models chambered to the new .44-caliber Martin centerfire and Colt .45- caliber centerfire cartridges. These later designs, introduced in the summer of 1869, were six-shot revolvers and offered a manual cartridge ejector assembly mounted on the left side of the frame.

Remington’s New Model Navy was the next percussion revolver to get the conversion treatment beginning in 1873, chambered for either .38 rimfire or .38 centerfire cartridges. The Navy was also the first model to come standard with both a loading gate and cartridge ejector.

Just as Colt was doing in the early 1870s, Remington produced both new conversions to use up Civil-War-era percussion frames and barrels, as well as modifying older percussion models sent to the factory by the military or civilian owners. In 1875, the U.S. Navy contracted to have 1,000 Navy percussion revolvers used during the Civil War returned to Remington for conversion to .38 centerfire. The cost of converting the Navy models was $4.25 each, including new grips and refinishing.

Following the war, Remington also introduced several new percussion models, among them the New Police revolver and New Pocket revolver in .36 and .31 caliber, respectively. Along with the Remington Rider, all of the new pistols were available with factory cartridge conversions.

The New Police was chambered for the .38 rimfire while the New Pocket revolvers (designed by Fordyce Beals) was in .32 rimfire. Unlike the earlier Remington cartridge designs, both could easily be converted back to percussion pistols by changing cylinders, thus providing greater versatility than Colt models, which, once converted, could not be used with a percussion cylinder.

Two-Part Solution

Remington’s new approach to the conversion of its percussion revolvers was considerably more diverse than Colt, which had taken only one course of action with the C.B. Richards and William Mason designs. Remington’s new conversions utilized several different methods, one of which followed three influential British designs—the C. C. Tevis patent (1856), the J. Adams patent (1861) and the W. Tranter patent (1865)—all of which made use of a two-piece cylinder. This required cutting off the back portion of the cylinder below the percussion nipples, drilling the chambers completely through and counter-boring the back of the cylinder to accommodate the cartridge rims. A cylinder cap, with ratchets to engage the hand and openings to allow the hammer to strike the cartridge rim, completed the conversion.

Fortunately, the design of the Remington hammer required only slight modification in order to work with the two-piece cylinders, and it would still work with the percussion cylinder. By simply replacing the old cylinder, the gun could be used as a conventional cap-and-ball revolver, which proved fairly handy on the frontier where a box of cartridges couldn’t always be found.

Gangster Gun: The Remington Model 11 Shotgun

Approximately 18,000 New Model Police Remington revolvers were built between 1865 and 1873, with many of them converted to metallic cartridges. Remington offered the Police model with a choice of four barrel lengths: 3½, 4½, 5½ and 6½ inches. Prices ranged from $10 to $11, and options included a nickel-plated frame for an extra .75 and a full nickel finish for $1.50. Ivory stocks were $5 extra pearl, a whopping $9, and engraving added another $5. A fancy New Model Police with a 6½-inch barrel would have set its owner back a total of $26.50 in 1873. A box of 100 .38-caliber rimfire cartridges cost $1.70, and a case of 1,000 rounds was $17.

The same conversion principle used for the New Police applied to the smaller, five-shot New Pocket model, which become one of the most prolific of all cartridge conversions. The Pocket Remington revolvers had been manufactured as percussion revolvers from 1865 to 1873. Thus, there was nearly a decade of production before the conversion to .32 rimfire was introduced in 1873. The pistols were available with 3-, 3½-, 4-and 4½-inch barrels, though the latter two lengths were actually quite rare. More than 25,000 Pocket models were produced, with the majority either converted to or produced as .32-caliber cartridge pistols. The Remington revolvers were available with both cylinders, again making the Remington a more versatile model than a comparable Colt pocket pistol.

Among the rarest of Remington conversions are the Belt Model Remington revolvers, which were smaller than the New Model Army and Navy but larger than the .38-caliber New Police, and carried six rounds. It is estimated that no more than 3,000 Belt Models were produced and only a fraction of those were converted from .36-caliber percussion to .38-caliber rimfire. Even rarer is the Remington-Rider Double Action New Model Belt Revolver, which was identical in all respects to the single action except for the trigger mechanism. Both SA and DA models utilized six-shot, two-piece cylinders and 6½-inch octagonal barrels.

The .36-caliber Remington Navy was also an excellent candidate for conversion, having the same basic design as the .44-caliber Army. The earliest designs were based on the Remington-Beals Navy models, but the majority of conversions were performed on the New Model Navy revolvers circa 1863 to 1878. The Navy models were fitted with hinged and latched loading gates, and nearly all came with ejector assemblies. The factory conversions sold for $9 and were chambered for .38 rimfire cartridges. Later models (circa 1874) were available in .38-caliber centerfire.

End of Remington Revolvers

By 1875, Remington had converted or built thousands of cartridge revolvers in a variety of calibers and models. The New Model Army conversion went out of production in 1875 with the debut of Remington’s first all-new large-caliber cartridge model, the 1875 Single Action Army. The .38-caliber 1863 New Model Navy conversion, however, remained in production for another three years, and conversions of the New Model Police were done as late as 1888. The Belt Model was discontinued in 1873, as were the Remington-Rider Double Action versions. For E. Remington & Sons, the era of the cartridge conversion was nearing an end.


A Look at the History of Smith & Wesson Revolvers

It was 1857, and business partners, Horace Smith and Daniel Wesson, were about to release a handgun that would revolutionize the gun industry. Known simply as the Model One, it was the first of many Smith & Wesson revolvers that would cement the company&rsquos position in firearms history for well over a century.

Prior to the Model One, revolvers were loaded in much the same way as Revolutionary War muskets were. A round ball was backed by black powder and a percussion cap was inserted at the rear of the chamber. While this made for an effective weapon, it required a time-consuming loading process. It was also necessary to frequently dump unfired rounds and reload, as the loose powder was often ruined by moisture. Wild Bill Hickok&rsquos famous 1851 Navy Colt revolvers worked this way, which is why the legendary gunfighter kept his powder bone-dry.

Smith & Wesson corrected this problem by introducing a self-contained metal cartridge, roughly equivalent to the .22 short that is still available today. That first revolver went through three versions. The Model Two was chambered for .32 caliber and used by Civil War officers. The Model Three, a personal favorite of Wyatt Earp, held .44 caliber center fire rounds.

The next great leap forward for the company was in 1880, when they released their first double-action revolver, chambered for the .32 caliber. This was followed in 1887 by their first hammerless revolver. It made concealed carry a much safer proposition, by eliminating the danger of the hammer snagging while drawing the weapon.

In 1899, the company released the revolver that would make it a household name: the Model 10. It had fixed sights, a cylinder chambered for six .38 caliber rounds, and a fluted, side-ejected cylinder. The US military immediately ordered 3,000 of these Smith & Wesson revolvers. After reports that the cartridge was proving ineffective in military use, the company redesigned it, adding three extra grains of powder and increasing the bullet weight. Thus was born the most famous round in firearms history: the .38 Special.

As the 20th century unfolded, the weapon became the sidearm of choice for police departments coast to coast, as well as shopkeepers who were wary of being robbed. It also saw duty in both world wars. To date, there have been over six million Model 10s manufactured in its various forms, including 2, 2.5, 4, 6, and 6.5 inch barrel lengths. Although most law enforcement agencies have replaced it with modern semi-auto pistols, it remains a favorite weapon for collectors and home defense users.

The post-World War 1 era saw the introduction of the first so-called &ldquobulletproof vests.&rdquo Quickly adopted by gangsters, they could stop most rounds traveling at under 1000 fps. In response, Smith & Wesson went back to the drawing board, experimenting with higher strength steels and improved heat-treating processes. The company also called on famous firearms expert, Bill Jordan, to help it design a beefed-up handgun for a new era.

The result was the first magnum revolver, the .357 caliber Model 19, released in 1935. In its 125-grain form, the bullet left the barrel at 1600 fps, more than enough to blast through the ballistic vests of the day. It was quickly adopted by law enforcement and military buyers, as well as civilians looking for a premium round for both hunting and self-defense.

&ldquoGo ahead punk, make my day!&rdquo Fans of the Clint Eastwood character, Dirty Harry, are familiar with those words, muttered by the fictional lawman while holding a suspect at bay. The weapon Eastwood is holding in that famous scene is the Smith & Wesson Model 29. Introduced in 1955, it&rsquos chambered for the massive .44 caliber round, although it can also fire the lower powered .44 Special. The Eastwood movies made the revolver the most famous gun in modern history, with the possible exception of the Glock.

With the 21st century well under way, Smith & Wesson continues to be an industry leader in the development of cutting edge firearms. Only time will tell what the next great Smith & Wesson revolvers will be.


The Magnum Research Family

MRI has expanded from the Desert Eagle to offer a family of exceptional products. The high quality MR1911 pistols come in a variety of calibers and configurations, all manufactured by BUL in Israel. The BFR (Biggest Finest Revolver), is an MRI original design, manufactured at the Minnesota factory. This series of all stainless steel, single action revolvers is available in numerous calibers, both off the shelf and custom, and two cylinder sizes. The SwitchBolt rimfire rifles in .22LR and .22WMR feature numerous options, including lightweight graphite barrels, the aluminum tension barrel, and the new integrally suppressed TTS model. Magnum Research also produces precision bolt action rifles called the Mountain Eagle. Chambered in a variety of centerfire calibers, they are custom made to order on a Remington® 700 style action made by Defiance Machine featuring our patented carbon fiber barrel and a variety of stock options.


Revolver

All the rules fell by the wayside with Revolver, as the Beatles began exploring new sonic territory, lyrical subjects, and styles of composition. It wasn't just Lennon and McCartney, either -- Harrison staked out his own dark territory with the tightly wound, cynical rocker "Taxman" the jaunty yet dissonant "I Want to Tell You" and "Love You To," George's first and best foray into Indian music. Such explorations were bold, yet they were eclipsed by Lennon's trippy kaleidoscopes of sound. His most straightforward number was "Doctor Robert," an ode to his dealer, and things just got stranger from there as he buried "And Your Bird Can Sing" in a maze of multi-tracked guitars, gave Ringo a charmingly hallucinogenic slice of childhood whimsy in "Yellow Submarine," and then capped it off with a triptych of bad trips: the spiraling "She Said She Said" the crawling, druggy "I'm Only Sleeping" and "Tomorrow Never Knows," a pure nightmare where John sang portions of the Tibetan Book of the Dead into a suspended microphone over Ringo's thundering, menacing drumbeats and layers of overdubbed, phased guitars and tape loops. McCartney's experiments were formal, as he tried on every pop style from chamber pop to soul, and when placed alongside Lennon's and Harrison's outright experimentations, McCartney's songcraft becomes all the more impressive. The biggest miracle of Revolver may be that the Beatles covered so much new stylistic ground and executed it perfectly on one record, or it may be that all of it holds together perfectly. Either way, its daring sonic adventures and consistently stunning songcraft set the standard for what pop/rock could achieve. Even after Sgt. Pepper, Revolver stands as the ultimate modern pop album and it's still as emulated as it was upon its original release.


Samuel Colt sells his first revolvers to the U.S. government

Samuel Colt rescues the future of his faltering gun company by winning a contract to provide the U.S. government with 1,000 of his .44 caliber revolvers.

Before Colt began mass-producing his popular revolvers in 1847, handguns had not played a significant role in the history of either the American West or the nation as a whole. Expensive and inaccurate, short-barreled handguns were impractical for the majority of Americans, though a handful of elite still insisted on using dueling pistols to solve disputes in highly formalized combat. When choosing a practical weapon for self-defense and close-quarter fighting, most Americans preferred knives, and western pioneers especially favored the deadly and versatile Bowie knife.

That began to change when Samuel Colt patented his percussion-repeating revolver in 1836. The heart of Colt’s invention was a mechanism that combined a single rifled barrel with a revolving chamber that held five or six shots. When the weapon was cocked for firing, the chamber revolved automatically to bring the next shot into line with the barrel.

Though still far less accurate than a well-made hunting rifle, the Colt revolver could be aimed with reasonable precision at a short distance (30 to 40 yards in the hands of an expert), because the interior bore was “rifled”𠅌ut with a series of grooves spiraling down its length. The spiral grooves caused the slug to spin rapidly as it left the barrel, giving it gyroscopic stability. The five or six-shoot capacity also made accuracy less important, since a missed shot could quickly be followed with others.


Kimber

The K6s™ revolver brings an unmatched level of performance and shootability to concealed carry.

With the smallest cylinder capable of holding 6 rounds of .357 Magnum (also compatible with .38 Special), K6s compact revolvers are ideal for back-up, concealed carry and home defense.

The Kimber K6s’ small frame, two-inch barrel and 1.39 inch diameter cylinder are machined from the finest stainless steel for superior integrity, strength, and resistance to the elements. The Kimber K6s offers other important design features, such as: a smooth match-grade trigger that creates confidence while helps ensure accuracy an internal hammer and edges that are rounded and blended to help prevent a hang up when the revolver is removed from concealment superior ergonomics and grip design that creates an extremely shooter-friendly experience and an all stainless steel construction weighing in at 23 ounces.

For those who require a small package with mild recoil, K6s provides the power needed for concealed carry, home protection and many other applications. Best of all, they offer unequaled Kimber quality, dependability and performance.


Revolver

The Beatles' seventh album was released in early August 1966. Following the release of Rubber Soul the group had embarked on what was to be their final UK concert tour and following a lengthy break, they returned to Abbey Road to record continually for three months. The first recordings released from these sessions, engineered by Geoff Emerick, was the single "Paperback Writer" and "Rain" and those tracks gave an indication of what was to come.

Having longer in the studio had paid off with greater creativity and experimentation and with John and Paul in fine form as writers. George also made his mark with three of his compositions appearing on a Beatles album for the first time.

Prior to the album's release, the band had set off on a short tour of Western Germany, prior to flying to Japan then the Philippines and finally to the USA for what turned out to be their final gigs, the last of which took place on 29thAugust 1966 at Candlestick Park, San Francisco

The distinctive album sleeve design was the work of Klaus Voormann, an old friend from their Hamburg Days.

The album entered the UK chart at no. 1 where it enjoyed seven weeks in that spot out of an impressive overall run of 34 weeks.

The album released in the US was almost identical - The sleeve looked the same but the album only included 11 tracks. The reason for this was that Capitol had already released three of the songs on a collection issued in June titled "Yesterday. And Today". Following a five week stay at # 1, this album was knocked off the top spot by "Revolver" which then spent six of its 77 week chart life in that position.

The latest Beatles album 'Revolver' certainly has new sounds and new ideas, and should cause plenty of argument among fans as to whether it is as good as or better than previous efforts. One thing seems certain to me - you'll soon all be singing about a 'Yellow Submarine'. This has been chosen as one 'A' side to be released as a 45 next week, along with the ballad 'Eleanor Rigby'.

"Their ideas, now, were beginning to become much more potent in the studio, and they would start telling me what they wanted, and they would start pressing me for more ideas."

"We were having more fun in the studio, from Revolver. Rubber Soul, as it was building up it was getting more experimental. The songs were getting better. More interesting. So that's where we were going."

"One day, tape op got the tape on backwards, went to play it and it __. ' - Bloody hell, it sounds Indian!'."

"We suddenly thought, 'Hey, what does a record do? It revolves. Great!'. You know - and so it was a Revolver."

"Musically, I felt we were progressing in leaps and bounds. Some of the stuff on this and the Rubber Soul album was brilliant. There was nothing like it."

"He'd come up with things like, 'Well, have you heard an oboe?', ' - No, which one's that?'. 'It's this one'. That would be nice. So, it was really we grew together."

"It was on Revolver that, of course, we have the track Tomorrow Never Knows - which was a great innovation."


Ver el vídeo: Revolver - End Scene: Revelation (Agosto 2022).