Podcasts de historia

Fuentes sobre San Patricio

Fuentes sobre San Patricio


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Sobrevive algún escrito sobre San Patricio escrito mientras vivió, además de lo que él mismo escribió? ¿Se sabe realmente que murió el 17 de marzo? (Supongo que no lo escribió él mismo).

Cuando Patrick fue llevado por primera vez a Irlanda como esclavo, ¿cuánta comunicación y comercio existía entre Irlanda y el resto del mundo? ¿Eso aumentó sustancialmente con la conversión de los irlandeses al cristianismo?


San Patricio es reconocido como santo de varias denominaciones cristianas, incluidas las iglesias católica y ortodoxa.

En general, se acepta que murió el 17 de marzo de 493, pero la fecha y el año reales están abiertos a debate. Incluso el año de su nacimiento no se conoce con certeza.

Patrick nació en un pueblo que identificó como Bannavem Taberniae, probablemente cerca del mar en el suroeste de Gran Bretaña. La evidencia no permite una fecha más exacta para su nacimiento que en algún momento entre 388 y 408. - San Patricio

La muerte de San Patricio probablemente ocurrió en 493, pero algunas fuentes dicen lo contrario:

Apóstol de Irlanda, nacido en Kilpatrick, cerca de Dumbarton, en Escocia, en el año 387; Murió en Saul, Downpatrick, Irlanda, el 17 de marzo de 493. Algunas fuentes dicen 460 o 461. (Ed. - Enciclopedia católica

Las únicas dos fuentes que se reconoce que fueron escritas por San Patricio son su "Confessio" y la "Epistola ad Coroticum". Cualquier otro escrito sobre San Patricio o escrito por San Patricio tiene un origen o fecha dudosos.

La "Confessio" y la "Epistola ad Coroticum" son reconocidas por todos los escritores críticos modernos como de indiscutible autenticidad. La mejor edición, con texto, traducción y notas críticas, es del Rev. Dr. White para la Real Academia Irlandesa, en 1905. Los 34 cánones de un sínodo celebrado antes del año 460 por San Patricio, Auxilio e Issernino, aunque rechazados por Todd y Haddan, han sido colocados por el profesor Bury fuera del alcance de la controversia. Otra serie de 31 cánones eclesiásticos titulada "Synodus secunda Patritii", aunque incuestionablemente de origen irlandés y que data de antes del fin del siglo VII, generalmente se considera de una fecha posterior a la de San Patricio. San Patricio compuso dos tratados (en P.L., LIII), titulados "De abusionibus saeculi" y "De Tribus habitaculis", en irlandés y traducidos al latín en un período posterior. Pasajes de ellos se asignan a San Patricio en la "Collectio Hibernensis Canonum", que es de indiscutible autoridad y data del año 700 (Wasserschleben, 2ª ed., 1885). Esta "Collectio Hibernensis" también asigna a San Patricio el famoso decreto sinodal: "Si quae quaestiones in hac insula oriantur, ad Sedem Apostolicam referantur". (Si surgen dificultades en esta isla, que sean remitidas a la Sede Apostólica). La hermosa oración, conocida como "Faeth Fiada", o la "Lorica de San Patricio" (pectoral de San Patricio), editada por primera vez por Petrie en su "Historia de Tara", ahora es universalmente aceptada como genuina. El "Dicta Sancti Patritii", o breves dichos del santo, conservados en el "Libro de Armagh", fueron editados con precisión por el P. Hogan, S.J., en "Documenta de S. Patritio" (Bruselas, 1884). El antiguo texto irlandés de "The Rule of Patrick" ha sido editado por O'Keeffe, y una traducción del Arzobispo Healy en el apéndice de su Life of St. Patrick (Dublín, 1905). Es una extensión de venerable antigüedad y encarna la enseñanza del santo. - Escritos de San Patricio

Las relaciones hiberno-romanas durante el siglo V se explican aquí:

Comercial

La relación entre Roma e Hibernia fue principalmente comercial. El erudito Richard Warner en 1995 escribió que después de la invasión del emperador Claudio del sur de Britania, las rutas comerciales entre el mar Mediterráneo y la Britania romana abarcaron incluso Hibernia. El geógrafo Ptolomeo, en su mapa del siglo I d.C., señaló los asentamientos costeros y las tribus de Irlanda, mostrando un conocimiento que (se sugiere) solo los comerciantes podrían haber logrado en ese siglo. Además, hay muchos objetos arqueológicos romanos (principalmente joyas y monedas romanas) encontrados en áreas del centro y sur de Irlanda (como Tara y Cashel), que revelan una relación. También se han encontrado monedas romanas en Newgrange.

Según la teoría de Thomas Charles-Edwards, quien escribió sobre la Edad Oscura irlandesa, entre los siglos I y III hubo una despoblación del comercio de esclavos desde Hibernia hacia la rica Gran Bretaña romana, que tenía una economía basada en la agricultura de villas y necesitaba esclavos para desempeñarse. el trabajo más pesado en la agricultura. - Relaciones hiberno-romanas

Cualquiera que sea el estado del comercio entre Irlanda y el resto de Europa, debemos recordar que la caída de Roma ocurrió en 476. Irlanda nunca había sido conquistada por los romanos.

A medida que las fronteras políticas del Imperio Romano disminuyeron y luego colapsaron en Occidente, el cristianismo se extendió más allá de las antiguas fronteras del Imperio y hacia tierras que nunca habían estado bajo Roma.

Misioneros irlandeses e irlandeses

A partir del siglo V, se desarrolló una cultura única alrededor del Mar de Irlanda que consta de lo que hoy se llamaría Gales e Irlanda. En este entorno, el cristianismo se extendió desde la Gran Bretaña romana a Irlanda, con la ayuda especial de la actividad misionera de San Patricio con su primera orden de `` clero patricio '', sacerdotes misioneros activos que lo acompañaban o seguían, típicamente británicos o irlandeses ordenados por él y sus hermanos. sucesores. Patrick había sido capturado como esclavo en Irlanda y, tras su fuga y posterior consagración como obispo, regresó a la isla que lo había esclavizado para poder llevarles el Evangelio. Pronto, misioneros irlandeses como Columba y Columbanus difundieron este cristianismo, con sus características distintivamente irlandesas, a Escocia y al continente. Una de esas características fue el sistema de penitencia privada, que reemplazó la antigua práctica de la penitencia como rito público. - Historia del cristianismo durante la Edad Media.


La historia de Irlanda en esa época es un misterio fascinante. Después de que la conversión de Irlanda tuvo un gran éxito y algunos cristianos irlandeses se alfabetizaron y comenzaron a registrar eventos históricos poco después de que ocurrieran. También comenzaron a escribir historias de eventos pasados ​​en latín y en irlandés, historias cuyo grado de precisión es bastante especulativo y controvertido.

Durante la mayor parte de la historia del dominio romano en Gran Bretaña, las relaciones con Irlanda habrían sido principalmente comerciales. A finales de la época romana, varios grupos irlandeses asaltaron Gran Bretaña y otros se establecieron en Gran Bretaña.

Los soldados de Coroticus que esclavizaron a algunos de los conversos irlandeses de Patrick según la "Epistola ad Coroticum" eran de Gran Bretaña o servían a un líder nacido en Gran Bretaña, por lo que la incursión no fue unilateral en esa época.

Las primeras hagiografías de San Patricio afirmaron que interactuó con el Gran Rey Loegaire, quien supuestamente murió alrededor de 462, con estimaciones modernas de que gobernó en algún momento entre 450 y finales de los años 480. Loegaire era hijo del Gran Rey Niall de los Nueve Rehenes, quien supuestamente murió antes de 382, ​​o en 395, o en 405, o en 411. Los historiadores modernos creen que murió alrededor de 450.

Así que no es sorprendente que las crónicas informen que San Patricio murió en el 457, o 462/3, o 492/3 a la edad de 120 años.

Así que hubo muchas cosas posiblemente correctas escritas sobre San Patricio en décadas o siglos después de su tiempo, pero las únicas cosas ciertas sobre su biografía provienen de los detalles biográficos mencionados en los dos, o posiblemente más, relatos que él mismo escribió.


de Stephen Nichols 17 de marzo de 2021 Categoría: Artículos

Cuando se trata de San Patricio, la historia real es aún más emocionante que la leyenda y el mito. Los hechos son mucho mejores que la fábula. Este día que pertenece a San Patricio se ha convertido en duendes, tréboles, vasijas de oro y verde, verde por todas partes. Famosamente, la ciudad de Chicago vierte cuarenta libras de su tinte ultrasecreto en el río. Una franja de carreras verde recorre la ciudad. Pero mucho antes de que existiera el San Patricio del mito, existió el Patricio de la historia. ¿Quién era Patrick?

Patrick nació en 385 en Roman Britannia en la ciudad actual de Dumbarton, Escocia. Patrick abre su autobiográfico St. Patrick's Confesión con estas líneas de apertura:

Patrick se salta gran parte de sus primeros dieciséis años. pero quién puede culparlo? A los dieciséis años y siendo capturado por piratas bárbaros irlandeses es un lugar bastante emocionante para comenzar una historia. Cuando los piratas desembarcaron en la costa irlandesa, llevaron a Patrick a unas 200 millas tierra adentro, donde era pastor y jornalero. Pasaron seis años y Patrick tuvo un sueño vívido o una visión en la que se le mostró una ruta de escape. Envalentonado, Patrick se separó de sus captores, viajando de regreso a lo largo de las 200 millas hasta la costa. Mientras se acercaba a los muelles, un barco británico lo esperaba. Las velas se desplegaron y Patrick estaba en casa. Pero no se quedó mucho tiempo.

Antes de ser prisionero, la fe cristiana de Patrick significaba poco para él. Eso cambió durante su cautiverio. Su fe previamente ambivalente lo galvanizó y sirvió para mantenerlo a flote durante esos largos y oscuros días. Ahora que estaba de regreso en su tierra natal, se comprometió seriamente con su fe. Se hizo sacerdote y pronto sintió una tremenda carga por las personas que lo habían secuestrado. Así que regresó a Irlanda con una misión.

Patrick no tenía menos objetivo que ver convertida a la Irlanda pagana. Estos esfuerzos no le sentaron bien a Loegaire (o Leoghaire), el rey pagano de la Irlanda pagana. Patrick enfrentó peligros e incluso amenazas contra su vida. Empezó a llevar una daga. Sin embargo, a pesar de estos contratiempos, Patrick persistió. Finalmente, el rey se convirtió y fue bautizado por Patrick y gran parte de la gente de Irlanda hizo lo mismo. Una leyenda posterior diría que Patrick liberó a toda Irlanda de serpientes. Las serpientes no eran nativas de Irlanda en ese momento. En cambio, Patrick liberó a Irlanda de las formas merodeadoras y de una barbarie cultural y civil al traer no solo el cristianismo a Irlanda, sino también una ética completamente nueva. No fue hace mucho tiempo que el libro más vendido del New York Times argumentó que San Patricio y su Irlanda salvaron la civilización.

Patrick llegaría a ser conocido como el "Apóstol de Irlanda". Plantó iglesias, la primera probablemente en un lugar llamado Saul, en Irlanda del Norte, un poco tierra adentro de la costa y justo debajo de Belfast. Patrick plantó más iglesias mientras recorría Irlanda. El desafío con Patrick es examinar la leyenda. Tome el trébol, por ejemplo. Algunos biógrafos afirman definitivamente que Patrick usó el trébol como una lección objetiva para enseñar a los paganos sobre la Trinidad, que Dios es uno en esencia y tres personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Sin embargo, no hay evidencia para tal afirmación.

Curiosamente, como la mayor parte de su leyenda, San Patricio ni siquiera es verdaderamente un santo. Nunca ha sido canonizado por la Iglesia Católica Romana. El mismo Patrick nos dijo que era un pecador, no un santo.

La leyenda cuenta además que Patricio murió el 17 de marzo de 461. Probablemente murió en Saúl, donde plantó su primera iglesia. Un monumento importante se erige en lo alto de la colina que domina la ciudad. Los paneles que representan escenas de la vida de Patrick rodean la base del monumento.

Sin embargo, lo que proyecta una sombra mucho mayor que su monumento es el Día de San Patricio. Y ese día a mediados de marzo plantea una pregunta importante: ¿Deberían los cristianos celebrar el Día de San Patricio? Si lo hace, es posible que desee considerar el uso de naranja. ¿Naranja? Este es el por qué. Después de 1798, el color verde se asoció estrechamente con el catolicismo romano y el naranja con el protestantismo, después de Guillermo de Orange, el rey protestante. Ciertamente, la festividad no debe utilizarse como medio para una fiesta y celebración excesivas. Pero vestirse de naranja y tratar de decirle a la gente quién era realmente San Patricio podría ser una buena forma de celebrar.

Así que recordamos mejor a Patrick no en las leyendas y fábulas y no en la forma en que se suele celebrar su festividad. Quizás lo recordamos mejor al reflexionar sobre el “St. Coraza de San Patricio ”, que tradicionalmente se le ha atribuido. La palabra coraza es una traducción de la palabra latina lorica, una oración, especialmente por protección. Estas oraciones se escribirían y, en ocasiones, se colocarían en los escudos de los soldados y caballeros cuando salían a la batalla. San Patricio Lorica apunta más allá de sí mismo y de su vida aventurera. Señala a Cristo, el que proclamó a la gente que lo había llevado cautivo:

El Dr. Stephen Nichols es presidente del Reformation Bible College, director académico de Ligonier Ministries y presentador de los podcasts. 5 minutos de historia de la Iglesia y Libro abierto.


La vida temprana de San Patricio

Solo han sobrevivido dos registros históricos que se aceptan comúnmente como escritos por San Patricio. Estos textos son las únicas fuentes primarias sobre San Patricio y son los Declaración (Confesión en latín) y el Carta a los soldados de Coroticus. En ellos, el propio San Patricio describe su vida.

Para empezar, Patrick probablemente ni siquiera era irlandés, y Patrick ni siquiera era su nombre real. El santo patrón de Irlanda nació con el nombre de Maewyn Succat a finales del 300 d.C. en una ciudad de la Gran Bretaña romana llamada Venta Berniae, también conocida como Bannaventa Berniae o Bannavem Taburniae, que en realidad se cree que estuvo en algún lugar de la actual Gales de Gales. cuentas. Aunque este punto es objeto de acalorados debates entre los estudiosos, San Patricio no era, sin embargo, un irlandés nato.

Aunque comienza su Confesión proclamando & # 8220Mi nombre es Patrick, & # 8221, el joven era conocido anteriormente por otros como & # 8220Magonus, & # 8221 & # 8220Succetus, & # 8221 y luego & # 8220Cothirthiacus & # 8221 antes de ser rebautizado & # 8220Patricius & # 8221 o & # 8220Padrig & # 8221 una vez que fue bautizado.

Wikimedia Commons Una ilustración de un vitral de San Patricio en la Iglesia Católica de San Patricio. Junction City, Ohio.

El padre de Patrick, Calpurnius, era diácono en la iglesia cristiana que estaba en sus etapas bastante incipientes en ese momento. El futuro santo, sin embargo, no era muy religioso en su juventud. Como describió en sus propios escritos, su hogar era rico y confortable, pero esa vida llegó a un final amargo cuando él y un grupo de su gente fueron capturados por piratas irlandeses. Patrick tenía solo 16 años entonces, y poco después de esta debacle desarrolló una fe fuerte.

Estos piratas no eran meros saqueadores o vagabundos infractores de la ley, sino verdaderos traficantes de esclavos. Patrick iba a ser vendido como esclavo en Irlanda.

Patrick se vio obligado a trabajar como pastor durante seis años completos. Fue durante este período que tomó la decisión de convertirse al cristianismo.

Como revelaron sus propios escritos, fue & # 8220 humillado todos los días por el hambre y la desnudez & # 8221 durante sus seis años cuidando ganado.

Comenzó una rutina de oración voraz. Según su Declaración, rezaba 100 veces al día. Patrick también se sintió naturalmente envuelto por el idioma y la cultura de Irlanda, aprendiendo e inculcando ambos antes de hacer su primer intento de fuga a Gran Bretaña.


Fusión pagana-cristiana

El objetivo de Patrick de ver convertida a Pagan Ireland no le cayó bien a los locales al principio. Está registrado en el Anales del Reino de Irlanda que fue encarcelado temporalmente y que se cometieron varios atentados contra su vida. Patrick empezó a llevar una daga.

Sin embargo, Patrick encontró un método que eventualmente tendría éxito, lo que le permitió convertir a los irlandeses sin espada ni ejército. Además de trabajar para construir alianzas con líderes locales, popularizó la fe aprovechando el conocimiento que había adquirido del idioma nativo, la cultura y la religión durante su tiempo en la esclavitud, y usándolo para fusionar la tradición y las celebraciones irlandesas con el cristianismo.

Movió las fechas de las primeras celebraciones cristianas a fechas que eran sagradas para los paganos y fusionó los símbolos cristianos con los paganos para que la nueva religión pudiera asimilarse más fácilmente. Un relato histórico del siglo XVIII registra que San Patricio usó el trébol, un trébol de tres hojas, para explicar la Santísima Trinidad. En la Irlanda pagana, tres era un número significativo y los irlandeses tenían muchas deidades triples. El símbolo de la triple espiral, o Triskelion, aparece en muchos sitios megalíticos y neolíticos antiguos en Irlanda.

Como se indica en el Anales del Reino de Irlanda:

"Nada es más claro que Patrick injertó el cristianismo en las supersticiones paganas con tanta habilidad, que ganó a la gente para la religión cristiana antes de que entendieran la diferencia exacta entre los dos sistemas de creencias".

San Patricio estableció la primera iglesia en un lugar llamado Saul, en Irlanda del Norte, y después de eso plantó más y más iglesias mientras cruzaba su camino por Irlanda. Los Anales del Reino de Irlanda registrar que:

“Fue por él que se erigieron muchas celdas, monasterios e iglesias en toda Irlanda, setecientas iglesias fueron su número. Fue por él que obispos, sacerdotes y personas de toda dignidad fueron ordenados setecientos obispos, y tres mil sacerdotes [fue] su número ”.

En solo unas pocas décadas, San Patricio había convertido a toda Irlanda al cristianismo.


La historia de San Patricio & # 8217s Day

Patrick nació en la Gran Bretaña controlada por los romanos alrededor del 390 d.C. Cuando era joven, los bárbaros irlandeses atacaron su aldea y lo llevaron cautivo a Irlanda, donde fue vendido como pastor esclavo a un rey pagano.

Cuando Patrick enfrentó sus primeros meses de soledad, hambre, enfermedad y desesperación, comenzó a buscar a Dios. Más tarde escribió:

“Rezaba constantemente durante las horas del día” y “el amor de Dios ... me rodeaba cada vez más”.

Después de seis años difíciles, Patrick dice que tuvo un sueño que le cambió la vida. El mensaje: “Tus hambres son recompensadas. Vas a casa. Mira, tu barco está listo ". Patrick rechazó su miedo al castigo, dejó su rebaño y caminó doscientas millas hasta la costa irlandesa. Allí, encontró un barco y viajó de regreso a Gran Bretaña, donde se unió a un monasterio y finalmente se convirtió en sacerdote.

Después de dos décadas, Patrick no podía negar su corazón por los irlandeses y su vocación de regresar a ellos. Fue alrededor del 432 d.C. En este punto de la historia, Irlanda estaba dominada por la barbarie a gran escala. No obstante, Patrick escribió:

"Estoy listo para ser asesinado, traicionado, esclavizado, lo que sea que se me presente".

Tenía que regresar por los irlandeses que amaba.

Ministerio de Patricks

Patrick plantó su primera iglesia en un granero en Irlanda del Norte. Pasó los siguientes 30 años de su vida predicando el Evangelio por toda la traicionera isla.

Patrick murió el 17 de marzo de 461. Antes de su muerte, escribió:

"Patrick el pecador, sin duda un hombre ignorante. Nadie debería decir jamás que fue mi ignorancia lo que logró cualquier pequeña cosa, fue el regalo de Dios".

Al final, a Patrick se le atribuye el bautismo de 120.000 personas y la fundación de 300 iglesias en Irlanda. El historiador Thomas Cahill escribió:

"Solo este antiguo esclavo tenía el instinto adecuado para impartir a los irlandeses una nueva historia, una que diera sentido a todas sus viejas historias y les brindara una paz que nunca antes habían conocido".

Gracias a Patricio, una “tierra bárbara deponga las espadas de la batalla, arrojó los cuchillos del sacrificio y arrojó las cadenas de la esclavitud”.


El verdadero San Patricio

'Es la temporada de desfiles, cerveza verde, tréboles y artículos que hablan sobre por qué el día de San Patricio no se trata solo de desfiles, cerveza verde y tréboles.

Primero, algunos conceptos erróneos sobre Patrick:

Patrick no es realmente un santo con una S mayúscula, ya que nunca ha sido canonizado oficialmente por Roma. Y Patrick no pudo haber expulsado a las serpientes de Irlanda porque, para empezar, nunca hubo serpientes allí. Ni siquiera fue el primer evangelista en Irlanda (Palladius había sido enviado en 431, unos cinco años antes de la partida de Patrick). Patrick ni siquiera es irlandés. Es de lo que ahora es Dumbarton, Escocia (al noroeste de Glasgow).

Patrick tenía 16 años aproximadamente en el año 405, cuando fue capturado en una redada y se convirtió en esclavo en lo que todavía era una Irlanda radicalmente pagana. Lejos de casa, se aferró a la religión que había ignorado cuando era adolescente. Aunque su abuelo había sido sacerdote y su padre un concejal, Patrick "no conocía al Dios verdadero". Pero obligado a cuidar las ovejas de su amo en Irlanda, pasó sus seis años de servidumbre principalmente en oración. Se escapó por sugerencia de un sueño y regresó a casa.

Patrick tenía unos 40 años cuando regresó a Irlanda. Paladio no había tenido mucho éxito en su misión y el antiguo esclavo que regresaba lo reemplazó. Intimamente familiarizado con el sistema de clanes irlandés (su antiguo maestro, Milchu, había sido un cacique), la estrategia de Patrick era convertir a los jefes primero, que luego convertirían a sus clanes a través de su influencia. Según se informa, Milchu fue uno de sus primeros conversos.

Aunque no fue el único responsable de convertir la isla, Patrick tuvo bastante éxito. Hizo viajes misioneros por toda Irlanda, y pronto se hizo conocido como uno de los de Europa.

Para seguir leyendo, suscríbete ahora. Los suscriptores tienen acceso digital completo.


La verdadera historia de San Patricio

Todo el mundo conoce a San Patricio & # 8212, el hombre que expulsó a las serpientes de Irlanda, derrotó a feroces druidas en concursos de magia y usó el trébol para explicar la Trinidad cristiana a los paganos irlandeses. Es una gran historia, pero nada de eso es cierto. La leyenda del trébol llegó siglos después de la muerte de Patrick, al igual que las batallas milagrosas contra los druidas. Olvídate de las serpientes & # 8212 Irlanda nunca tuvo ninguna para empezar. Sin serpientes, sin tréboles, y ni siquiera era irlandés.

La verdadera historia de San Patricio es mucho más interesante que los mitos. Lo que sabemos de la vida de Patrick proviene sólo de la supervivencia casual de dos cartas notables que escribió en latín en su vejez. En ellos, Patrick cuenta la historia de su tumultuosa vida y nos permite mirar íntimamente dentro de la mente y el alma de un hombre que vivió hace más de mil quinientos años. Es posible que conozcamos más detalles biográficos sobre Julio César o Alejandro Magno, pero nada más de la antigüedad abre la puerta al corazón de un hombre más que las cartas de Patricio. Cuentan la historia de una vida asombrosa de dolor y sufrimiento, dudas y lucha, pero en última instancia de fe y esperanza en un mundo que se derrumbaba a su alrededor.

/> Vitral de San Patricio de la Catedral de Cristo la Luz, Oakland, CA. Foto de Simon Carrasco. CC BY 2.0 a través de Wikimedia Commons.

El histórico Patrick no era irlandés en absoluto, sino un joven ciudadano romano malcriado y rebelde que vivía una vida de lujo en la Gran Bretaña del siglo V cuando de repente fue secuestrado de la finca de su familia cuando era adolescente y vendido como esclavo al otro lado del mar en Irlanda. Durante seis años soportó condiciones brutales mientras cuidaba a las ovejas de su amo en una montaña solitaria en una tierra extraña. Se fue a Irlanda ateo, pero allí escuchó lo que él creía que era la voz de Dios. Un día escapó y arriesgó su vida para hacer un peligroso viaje a través de Irlanda, encontrando un pasaje de regreso a Gran Bretaña en un barco de piratas reacios. Su familia le dio la bienvenida a su hijo perdido hace mucho tiempo y asumió que tomaría su vida de privilegio, pero Patrick escuchó una llamada diferente. Regresó a Irlanda para traer una nueva forma de vida a un pueblo que una vez lo había esclavizado. Constantemente enfrentó oposición, amenazas de violencia, secuestro e incluso críticas de funcionarios eclesiásticos celosos, mientras que sus seguidores irlandeses enfrentaron abusos, asesinatos y esclavitud ellos mismos por parte de asaltantes mercenarios. Pero a pesar de todas las dificultades, Patrick mantuvo su fe y perseveró en su misión irlandesa.

La Irlanda en la que Patrick vivió y trabajó era completamente diferente a la provincia romana de Gran Bretaña en la que nació y se crió. Docenas de pequeños reyes irlandeses gobernaron el campo con la ayuda de guerreros cazadores de cabezas, mientras que los druidas guiaban a sus seguidores en una religión llena de innumerables dioses y quizás un sacrificio humano ocasional. Las mujeres irlandesas no se parecían en nada a las que Patrick conocía en casa. La Irlanda primitiva no era un mundo de perfecta igualdad de ninguna manera, pero una esposa irlandesa podía al menos controlar su propia propiedad y divorciarse de su marido por varias razones, incluso si engordaba demasiado para tener relaciones sexuales. Pero las mujeres irlandesas que eran esclavas se enfrentaron a una vida cruel. Una y otra vez en sus cartas, Patrick escribe sobre su preocupación por las muchas mujeres esclavizadas de Irlanda que enfrentaban palizas y abusos a diario.

Patrick no fue el primer cristiano en llegar a Irlanda, ni siquiera fue el primer obispo. Lo que hizo que Patrick tuviera éxito fue su tenaz determinación y el coraje para enfrentar los peligros que se avecinaban, así como la compasión y el perdón para trabajar entre un pueblo que no había traído más que dolor a su vida. Sin embargo, nada de esto le vino de forma natural. Era un hombre de grandes inseguridades que constantemente se preguntaba si realmente estaba hecho para la tarea que se le había encomendado. Se había perdido años de educación mientras estaba esclavizado en Irlanda y tenía un tremendo dolor en el hombro cuando alguien se burlaba, como solían hacer, de su sencillo latín de colegial. También sufrió ataques de depresión, autocompasión e ira violenta. Patrick no era un santo de libros de cuentos, manso y apacible, que vagaba por Irlanda con una sonrisa beatífica y una vida libre de pequeñas faltas. Era un ser humano que constantemente cometía errores y con frecuencia no cumplía con sus propios ideales cristianos, pero era lo suficientemente honesto como para reconocer sus defectos y nunca permitir que la derrota gobernara su vida.

No es necesario ser irlandés para admirar a Patrick. La suya es una historia de inspiración para cualquiera que esté pasando por momentos difíciles, públicos o privados, en un mundo con terrores desconocidos acechando a la vuelta de la esquina. Así que levante una copa por el santo patrón de Irlanda, pero recuerde al hombre detrás del mito.

Crédito de la imagen del titular: Oxalis acetosella. Foto de Erik Fitzpatrick. CC BY 2.0 a través de Wikimedia Commons.

Philip Freeman obtuvo su Ph.D. en Estudios Clásicos y Celtas en la Universidad de Harvard. Enseña en Luther College en Decorah, Iowa y es autor de quince libros, incluido The World of Saint Patrick.

Nuestra Política de privacidad establece cómo Oxford University Press maneja su información personal y sus derechos a oponerse a que su información personal sea utilizada para marketing o procesada como parte de nuestras actividades comerciales.

Solo usaremos su información personal para registrarlo en los artículos de OUPblog.


La verdadera historia del día de San Patricio

Cuando piensas en el Día de San Patricio, podrías pensar en cerveza verde, collares de chupito que dicen "Bésame, soy irlandés", y todos de repente hablan de lo irlandeses que son. Eso está muy bien, pero es posible que no sepa mucho sobre los orígenes de la festividad o el santo que celebra. Bueno, quítate ese estúpido sombrero, eduquémonos.

¿Quién era San Patricio?

San Patricio, considerado el santo patrón de Irlanda, nació en Banna Venta Berniae, una ciudad de la Gran Bretaña romana, en algún momento a finales del 300 d.C. Así es, Patrick no era irlandés, y tampoco se llamaba Patrick. Era Maewyn Succat, pero eso no le importaba, así que eligió ser conocido como Patricio en el futuro. De hecho, tuvo muchos apodos a lo largo de su vida: muchos lo conocían como Magonus, otros como Succetus y algunos como Cothirthiacus. Pero simplemente lo llamaremos Patrick, ya que todos los demás lo hacen.

Su padre, Calpurnius, era diácono en la iglesia cristiana primitiva, pero Patrick no era muy creyente. No fue hasta que fue capturado por piratas irlandeses a la edad de 16 años y esclavizado durante seis años como pastor que decidió convertirse al cristianismo. Mientras estaba en el noreste de Irlanda, Patrick aprendió el idioma y la cultura irlandeses antes de intentar escapar de regreso a Gran Bretaña. Pero Patrick aparentemente no fue muy bueno para escapar, porque fue capturado nuevamente. Esta vez por los franceses.

Estuvo recluido en Francia, donde aprendió todo sobre el monaquismo antes de ser liberado y enviado a su casa en Gran Bretaña, donde continuó estudiando el cristianismo hasta bien entrados los veinte años. Finalmente, Patrick afirmó que tuvo una visión que le dijo que llevara el cristianismo al pueblo irlandés, que era predominantemente pagano y druídico en ese momento, por lo que Patrick regresó a Irlanda y trajo una gran bolsa de cristianismo con él.

4 cosas que puedes hacer con Guinness además de beberlo

La cerveza está hecha para beber, y nunca sugeriría que no bebiera cerveza, pero no hay razón ...

Sin embargo, cuando Patrick regresó a Irlanda, él y su manera de predicar no fueron bienvenidos, por lo que tuvo que irse y aterrizar en algunas islas pequeñas frente a la costa. Allí comenzó a ganar seguidores y finalmente se mudó al continente para difundir las ideologías cristianas en Irlanda durante muchos años. Durante este tiempo, Patrick bautizó a miles de personas (algunos dicen que 100.000), ordenó nuevos sacerdotes, guió a las mujeres a la monjas, convirtió a los hijos de los reyes en la región y ayudó en la formación de más de 300 iglesias.

Separando la realidad de la ficción

El folclore también cuenta que Patrick desterró a todas las serpientes de Irlanda, pero por muy rudo que parezca, para empezar, nunca hubo serpientes en la isla. PeroPatrick puede ser el responsable de popularizar el trébol o esa planta de tres hojas que verá pegada por todas partes en días como el Día de San Patricio.

Según la leyenda, Patrick lo usó para enseñar a los irlandeses el concepto de la Santísima Trinidad cristiana. Ya tenían deidades triples y consideraban muy bien al número tres, por lo que el uso del trébol por parte de Patrick pudo haberlo ayudado a ganarse el favor de los irlandeses.

¿Por qué las vacaciones y cuándo empezaron?

En estos días, Patricio es conocido por la mayoría como San Patricio. Aunque técnicamente no es un santo canonizado por la Iglesia Católica, es bien considerado en todo el mundo cristiano. Pero, ¿por qué las vacaciones? ¿Por qué siempre el 17 de marzo? ¿Qué pasa con el verde? ¿Y por qué pensamos en un encantador de serpientes no irlandés como un símbolo de Irlanda?

El Día de San Patricio comenzó como una celebración religiosa en el siglo XVII para conmemorar la vida de San Patricio y la llegada del cristianismo a Irlanda. Este "Día de la Fiesta" siempre tuvo lugar en el aniversario de la muerte de Patricio, que se creía que era el 17 de marzo de 461 d.C. A principios del siglo XVIII, los inmigrantes irlandeses llevaron la tradición a las colonias estadounidenses, y fue allí donde San Patricio comenzó a convertirse en el símbolo de la herencia y la cultura irlandesas que es hoy. A medida que más irlandeses cruzaban el Atlántico, la celebración del Día de la Fiesta crecía lentamente en popularidad. Tanto es así, de hecho, el primer desfile del Día de San Patricio se celebró en Boston en 1737.

Mega lista de reproducción del día de San Patricio

Hoy es el día de San Patricio. Eso significa que es hora de sacar tu ropa más verde, tener un ...

A mediados del siglo XIX, Estados Unidos vio una afluencia masiva de inmigrantes irlandeses que esperaban escapar de la Gran Hambruna. Esto transformó la observancia del Día de la Fiesta a relativamente pequeña escala en una celebración en toda regla de la que la gente quería ser parte, fueran irlandeses o no. En 1903, la Fiesta se convirtió en fiesta nacional en Irlanda y, con el tiempo, se transformó en lo que ahora se llama el Día de San Patricio.

Desde entonces, la festividad se ha celebrado en todo el mundo en países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Argentina, Australia, Nueva Zelanda, Suiza, Rusia e incluso en toda Asia. As it happens, St. Paddy’s Day is so popular, it’s thought to be celebrated in more countries than any other national festival. What was once a fairly chill day of going to mass, watching a parade, and eating a hearty meal with family has transformed into the biggest party in the world.

Why does everyone wear green?

If you’re wondering why people are wearing green, there’s more to it than protection from pinching fingers. It goes back to the Irish Rebellion , when Irish soldiers wore green as they fought off the British in their trademark red. Until then, the color associated with St. Patrick and Feast Day was actually blue. The song soldiers sang during the war in 1798 , “ The Wearing of the Green ,” changed all of that and made green, the color of shamrocks, Ireland’s mainstay color.

From then on, people wore green on St. Patrick’s Day in solidarity. And when Chicago dyed their river green for the first time in 1962 , the practice of wearing and decorating in green became a part of pop culture. It’s now commonplace to bust out your best greens mid-March.

Three St. Patrick's Day Adult Beverages That Aren't Green Beer

St. Patrick’s day is next weekend, and with it comes an onslaught of unnecessarily green…

Why all the drinking?

Okay, so why all the drinking then? It’s part historical subtext, part us succumbing to advertising, and part stereotyping. Originally, St. Patrick’s Day, or Feast Day, saw the lifting of Lent restrictions for the day , giving Christians a breather as they made their way to Easter. Basically, it was a day to eat and drink as much as you please in celebration, hence the traditional Irish meal of bacon and cabbage . But imbibing on whiskey and beer was not part of the equation. In fact, pubs in Ireland were forced by law to shut down for the holiday until later in the 20th century, and drinking alcohol on St. Patrick’s Day was greatly frowned upon until the late 1970s.

Then, a huge marketing push from Budweiser in the 80s convinced thirsty revelers that drinking beer and St. Patrick’s Day were one in the same. The rest is drunk history that few seem to remember, as it’s all been replaced in our heads with quotes from Boondock Saints. Much like Cinco de Mayo , many people now use the holiday as an excuse to binge drink, which fosters negative stereotypes by incorrectly associating the act of getting wasted with Irish culture. But, at least now you can take a swig of your Guinness in pride because you know the real story. Sláinte !

Update: This article originally linked Saint Patrick’s birthplace of Bannaventa with Banna Venta Berniae, in the Northamptonshire region of England. This is believed to be inaccurate , and the exact whereabouts of his birthplace are uncertain. This story was originally published in March 2017 and was updated to meet Lifehacker style guidelines.


St Patrick defeats ancient Celtic heroes

One of the lesser known legends about St Patrick involves him taking part in a debate with the ancient Celtic hero Oisin.

In Celtic mythology, Oisin was one of the legendary Fianna – the ancient warriors led by the hero, Finn McCool (Fionn mac Cumhail).

Oisin fell in love with Niamh, a Celtic goddess and one of the queens of Tir na Nog – the land of eternal youth.

Oisin went to live with her in Tir na nOg and stayed there for several hundred years, never ageing and retaining all his youth and strength.

Eventually, he got homesick so Niamh gave him permission to return to Ireland on condition that he remained sitting on his magical horse at all times and did not touch the ground, even for a second.


Contenido

The original Old Irish text, "Rop tú mo Baile", is often attributed to Saint Dallán Forgaill in the 6th century. [3] However, scholars believe it was written later than that. Some date it to the 8th century [4] others putting it as late as the 10th or 11th century. [5] A 14th-century manuscript attributed to Adhamh Ó Cianáin contains a handwritten copy of the poem in Middle Irish, and is held at the National Library of Ireland. [6] A second manuscript is at the Royal Irish Academy, dating from about the 10th or 11th century.

The text of "Rop tú mo Baile"/"Be Thou My Vision" reflects aspects of life in Early Christian Ireland (c.400-800 AD). The prayer belongs to a type known as a lorica, a prayer for protection. [7] The symbolic use of a battle-shield and a sword to invoke the power and protection of God draws on Saint Paul's Epistle to the Ephesians (Ephesians 6:16–17), which refers to "the shield of faith" and "the sword of the Spirit". Such military symbolism was common in the poetry and hymnnology of Christian monasteries of the period due to the prevalence of clan warfare across Ireland. [8] The poem makes reference to God as "King of the Seven Heavens" and the "High King of Heaven". [8] This depiction of the Christian God as a chieftain or High King (Irish: Ard Rí) is a traditional representation in Irish literature medieval Irish poetry typically used heroic imagery to cast God as a clan protector. [9]

In 1905, "Rop tú mo Baile" was translated from Old Irish into English by Mary Elizabeth Byrne in Ériu, the journal of the School of Irish Learning. [10] The English text was first versified in 1912 by Eleanor Hull, president of the Irish Literary Society, and this is now the most common text used. [11] [12]

The hymn is sung to the melody noted as “Slane” in hymnals, an Irish folk tune in 3
4 time, [13] first published as "With My Love on the Road" in Patrick Joyce's Old Irish Folk Music and Songs in 1909. [14] The tune is a more elemental distillation of earlier forms, such as "The Hielan's o' Scotland' [15] and "By the Banks of the Bann," also compiled in Joyce (1909). [16] The words of "Be Thou My Vision" were first combined with this tune in 1919 (harmonised by Leopold L Dix, 1861-1935), [1] and in a new version harmonised by David Evans in 1927. [17] A further version was harmonised by Erik Routley for the English Hymnal. [18]

In some modern renditions the rhythm of "Slane" is adapted to 4
4 . [19]

It was common practice [20] to attribute hymn tune names to the place where they were collected by folk song collectors, such as Vaughan Williams who co-edited The English Hymnal, published in 1906. Slane is a village in Ireland.

Three more 20th century hymns have been set to the same tune. The first was "Lord of All Hopefulness" written by Jan Struther around 1931. [21] The second was "Lord of Creation, to Thee be All Praise" written by J. C. Winslow and first published in 1961. [22] The third was a popular wedding hymn, "God, In the Planning and Purpose of Life", written by John L. Bell and Graham Maule and first appearing in publication in 1989. [23]

Gå inte förbi ("Don't Walk Past") is a duet-single set to the tune, recorded by Swedish singer Peter Jöback and Norwegian singer Sissel Kyrkjebø and written by Ulf Schagerman. Jöback sings the lyrics in Swedish while Sissel sings in Norwegian. It was released as a single in 2003 and at an extended reissue of Jöback's Christmas album Jag kommer hem igen till jul. It was a hit in Norway and Sweden in the Christmas time of 2003 and a music video directed by Mikadelica was made in Denmark. [24] Norwegian newspaper VG gave it 4 out of 6. [25]

The original texts of the now-called "Be Thou My Vision" are in Old Irish similar still in style to Modern Irish. The hymn has been translated into Modern Irish many times. The most popular is that by Aodh Ó Dúgain of Gaoth Dobhair, County Donegal. Two verses of his translation were recorded by his granddaughter Moya Brennan – the first time any part of his text has been publicly recorded. Since then, those two verses have been recorded by many artists, including Roma Downey and Aoife and Iona. These verses are very close translations to the first two of the Old Irish text above.

With Old Irish being the ancestor language of Modern Scottish Gaelic, the song was translated by Céitidh Mhoireasdan and published by Sabhal Mòr Ostaig. [26]

Two variants of Eleanor Hull's 1912 English translation exist one version, commonly used in Irish and Scottish hymnals (including the Hymnbooks of the Church of Scotland), fits the metre 10.10.10.10, while a paraphrased version that is used in English books (such as the New English Hymnal) is suitable to an anacrucial metre 10.11.11.11. [27] [28]

Original Old Irish Text Edit

Rop tú mo baile, a Choimdiu cride:
ní ní nech aile acht Rí secht nime.

Rop tú mo scrútain i l-ló 's i n-aidche
rop tú ad-chëar im chotlud caidche.

Rop tú mo labra, rop tú mo thuicsiu
rop tussu dam-sa, rob misse duit-siu.

Rop tussu m'athair, rob mé do mac-su
rop tussu lem-sa, rob misse lat-su.

Rop tú mo chathscíath, rop tú mo chlaideb
rop tussu m'ordan, rop tussu m'airer.

Rop tú mo dítiu, rop tú mo daingen
rop tú nom-thocba i n-áentaid n-aingel.

Rop tú cech maithius dom churp, dom anmain
rop tú mo flaithius i n-nim 's i talmain.

Rop tussu t' áenur sainserc mo chride
ní rop nech aile acht Airdrí nime.

Co talla forum, ré n-dul it láma,
mo chuit, mo chotlud, ar méit do gráda.

Rop tussu t' áenur m' urrann úais amra:
ní chuinngim daíne ná maíne marba.

Rop amlaid dínsiur cech sel, cech sáegul,
mar marb oc brénad, ar t' fégad t' áenur.

Do serc im anmain, do grád im chride,
tabair dam amlaid, a Rí secht nime.

Tabair dam amlaid, a Rí secht nime,
do serc im anmain, do grád im chride.

Go Ríg na n-uile rís íar m-búaid léire
ro béo i flaith nime i n-gile gréine

A Athair inmain, cluinte mo núall-sa:
mithig (mo-núarán!) lasin trúagán trúag-sa.

A Chríst [note 1] mo chride, cip ed dom-aire,
a Flaith na n-uile, rop tú mo baile.

English translation by Mary Byrne (1905) Edit

Be thou my vision O Lord of my heart
None other is aught but the King of the seven heavens.

Be thou my meditation by day and night.
May it be thou that I behold ever in my sleep.

Be thou my speech, be thou my understanding.
Be thou with me, be I with thee

Be thou my father, be I thy son.
Mayst thou be mine, may I be thine.

Be thou my battle-shield, be thou my sword.
Be thou my dignity, be thou my delight.

Be thou my shelter, be thou my stronghold.
Mayst thou raise me up to the company of the angels.

Be thou every good to my body and soul.
Be thou my kingdom in heaven and on earth.

Be thou solely chief love of my heart.
Let there be none other, O high King of Heaven.

Till I am able to pass into thy hands,
My treasure, my beloved through the greatness of thy love

Be thou alone my noble and wondrous estate.
I seek not men nor lifeless wealth.

Be thou the constant guardian of every possession and every life.
For our corrupt desires are dead at the mere sight of thee.

Thy love in my soul and in my heart --
Grant this to me, O King of the seven heavens.

O King of the seven heavens grant me this --
Thy love to be in my heart and in my soul.

With the King of all, with him after victory won by piety,
May I be in the kingdom of heaven, O brightness of the sun.

Beloved Father, hear, hear my lamentations.
Timely is the cry of woe of this miserable wretch.

O heart of my heart, whatever befall me,
O ruler of all, be thou my vision. [10]

Modern Irish translation Edit

Bí Thusa ’mo shúile a Rí mhór na ndúil
Líon thusa mo bheatha mo chéadfaí ’s mo stuaim
Bí thusa i m'aigne gach oíche ’s gach lá
Im chodladh nó im dhúiseacht, líon mé le do ghrá.

Bí thusa ’mo threorú i mbriathar ’s i mbeart
Fan thusa go deo liom is coinnigh mé ceart
Glac cúram mar Athair, is éist le mo ghuí
Is tabhair domsa áit cónaí istigh i do chroí.

English version by Eleanor Hull (1912) Edit

Be Thou my Vision, O Lord of my heart
Naught be all else to me, save that Thou art.
Thou my best Thought, by day or by night,
Waking or sleeping, Thy presence my light.

Be Thou my Wisdom, and Thou my true Word
I ever with Thee and Thou with me, Lord
Thou my great Father, I Thy true son
Thou in me dwelling, and I with Thee one.

Be Thou my battle Shield, Sword for the fight
Be Thou my Dignity, Thou my Delight
Thou my soul's Shelter, Thou my high Tow’r:
Raise Thou me heav’nward, O Pow’r of my pow’r.

Riches I heed not, nor man's empty praise,
Thou mine Inheritance, now and always:
Thou and Thou only, first in my heart,
High King of Heaven, my Treasure Thou art.

High King of Heaven, my victory won,
May I reach Heaven's joys, O bright Heav’n's Sun!
Heart of my own heart, whatever befall,
Still be my Vision, O Ruler of all.

(The English Methodist version from 1964 omits verse 3.)

Alternative English version by Eleanor Hull (1912) Edit

Be Thou my Vision, O Lord of my heart
Be all else but naught to me, save that Thou art
Be Thou my best thought in the day and the night,
Both waking and sleeping, Thy presence my light.

Be Thou my Wisdom, and Thou my true Word
Be Thou ever with me, and I with Thee, Lord
Be Thou my great Father, and I Thy true son
Be Thou in me dwelling, and I with Thee one.

Be Thou my Breastplate, my Sword for the fight
Be Thou my whole Armor, be Thou my true Might
Be Thou my soul's Shelter, be Thou my strong Tow’r,
O raise Thou me heav’nward, great Pow’r of my pow’r.

Riches I heed not, nor man's empty praise
Be Thou mine inheritance, now and always
Be Thou and Thou only the first in my heart,
O high King of heaven, my Treasure Thou art.

High King of heaven, Thou heaven's bright Sun,
O grant me its joys, after vict'ry is won
Great Heart of my own heart, whatever befall,
Still be Thou my vision, O Ruler of all.

Modern Scottish Gaelic translation Edit

Dèan dhòmh-sa tuigse,
Cuir soills’ air mo smuain
Dh’iarrainn gur Tu
Bhiodh ’gam stiùreadh gach uair
Làmh rium ’s an oidhche
Is romham ’s an tràth,
Réidh rium ’sa mhadainn
Agus glèidh mi tro’n latha.

Ceartas do m’ bhriathran
Agus fìrinn do m’ bheul,
Thusa toirt iùil dhomh
’S mi dlùth riut, a Dhè.
Athair, thoir gràdh dhomh,
Gabh mis’ thugad fhéin
Cum mi ri d’ thaobh
Is bi daonnan ’nam chrè.

Dìon mi, a Thighearna,
Ri mo chliathaich ’s gach feachd
Cùm mi fo d’ sgiath
’S thoir dhomh misneachd is neart,
Fasgadh do m’ anam
Is mi ri d’uchd dlùth
Treòraich mi dhachaigh,
Dhè chumhachdaich Thu.

Beartas cha’n fhiach leam
No miann chlann ’nan daoin’,
Thusa na m’ fhianais
Fad làithean mo shaogh’il
Thusa, Dhè ghràsmhoir,
A-mhàin na mo chrìdh’,
Le blàths is gràdh sìorraidh,
Mo Thighearna ’s mo Rìgh.


Ver el vídeo: El día de San Patricio. Una celebración explicada para niños (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Raedpath

    Esperado

  2. Athan

    La publicación es buena, leí y vi muchos de mis errores, pero no vi el principal :)

  3. Tygoshakar

    La oración ha sido eliminada

  4. Chadburne

    Entre nosotros, te recomiendo que busques en google.com

  5. Sadiq

    Una idea muy valiosa

  6. Shawnessey

    ¡Oh, estos eslavos!

  7. Nami

    El primero es el mejor



Escribe un mensaje